Estoy de acuerdo en algo con Carod, ¿es grave?

Esto me lo tengo que hacer mirar. Resulta que el otro día estuve de acuerdo ¡¡¡con Carod-Rovira!!!

Me estoy refiriendo al programa de TVE Tengo una pregunta para usted y que alguien dijo que, dada la afición de los políticos a no salirse del guión preestablecido, debería titularse Tengo una respuesta para ustedes.

Ni que decir tiene que, obviamente, no estuve de acuerdo con su planteamiento independentista, no estuve de acuerdo con el tono abrupto que adoptó en varias ocasiones, ni con su postura de victimismo, ni con su visión excluyente de Cataluña, ni por descontado con su afirmación de que la ilegal Batasuna representaba una "vía estrictamente política” (mi concepto de política es menos amplio que el de Carod-Rovira y no incluye la extorsión, la amenaza al que piensa diferente, el matonismo o la sumisión a las órdenes de una banda armada…). Yo sí hubiera tenido alguna que otra pregunta para el líder de Esquerra diferente de las que se le formularon.

Pero sí compartí -y a mí me preocupó, a él le dio argumentos- algo que se puso de manifiesto en el programa: que en muchas zonas de España existe desconocimiento y hasta desprecio hacia la identidad, la cultura y la lengua catalanas. Ésta es una cuestión que de vez en cuando comentamos mi amiga Belén (que es de Lleida, residente en Madrid desde su infancia, de padre andaluz y madre catalana) y yo, generalmente acompañados de unas cañas delante. Belén es lo más lejano que pueda uno encontrarse a un nacionalista catalán, pero es conocedora y defensora de una identidad que sigue considerando propia. Y cuando me cuenta algunas de las tonterías que ha tenido que escuchar desde niña, siempre me parece de vergüenza ajena. La verdad es que uno entiende la incomodidad que se debe de sentir, sobre todo cuando ciertas afirmaciones sobrepasan los límites de los habituales chistes de estereotipos –que pueden ser hasta divertidos en ocasiones- y entran de lleno en lo que constituye en serio la forma de pensar de la gente –que no tiene nada de divertida-.

Cierto es que todo esto, en Carod-Rovira, no es más que una excusa. Y sospecho que tanto le daría si todos los españoles sin excepción fuéramos unos profundos conocedores y amantes de la identidad, la cultura y la lengua catalanas. Pero es posible que en muchos catalanes de a pie –que es lo que a mí me importa- esa sensación de incomprensión sí sea justificada. Y espectáculos como el que presencié el otro día ante la pantalla de televisión no creo que ayuden mucho a que esto cambie. Máxime cuando, desde determinados medios informativos, luego se justifica y hasta se jalea esa exhibición de ignorancia y de desdén hacia otros compatriotas.

Es cierto también que algunos ciudadanos y políticos catalanes, singularmente los que adoptan posturas ultranacionalistas, se ganan a pulso con sus actos y gestos la antipatía de los demás, pero no parece razonable que acaben pagando justos por pecadores. Me molestan mucho los separatistas, sí, pero también me molestan mucho los separadores.

- Buenas noches. D. José Luis... -le dijo con intención el invitado-.

- Perdón, yo me llamo Josep Lluis.

- Bueno, es que yo no entiendo catalán.

- Es que no hace falta entender catalán. Yo me llamo como me llamo aquí y en la China, Popular y en la otra...

- Me da igual.

- ... Y usted, perdone que se lo diga, no tiene ningún derecho a modificar mi nombre. Yo me llamo Josep Lluis, no me llamo de otra forma.

- Bueno, pues Carod Rovira o como quiera usted.

- No como quiera llamarme: como me llamo.

A continuación el invitado desarolló su peregrina teoría de que era injusto que para ser funcionario en Cataluña hubiera que saber la lengua propia de Cataluña. Esto, al parecer, le sorprendía y hasta le parecía "ridículo". Carod en sus explicaciones no pudo estar más didáctico , la verdad.

Se puede -y se debe, a mi juicio- discutir y combatir la discriminación al castellano, pero pretender que no se hable catalán en Cataluña ya es para nota. Y plantear que el hablar el idioma cooficial de un determinado territorio no se tenga en cuenta a la hora de trabajar en la administración pública de dicho territorio, a mí no me parece muy razonable.

Poco después, otra señora volvía a la carga:

- Buenas noches, D. José Luis. Yo soy también de Castilla y León y, lo siento, no sé catalán.

Vaya representación de mi tierra. Los dos, con la idea de que para llamar a una persona por su nombre propio hace falta antes estudiar idiomas. Tras terminar su pregunta y ser respondida satisfactoriamente, Carod le aclara:

- Y permítame que le vuelva a decir una cosa: no se moleste, pero yo no me llamo José Luis. Si ustedes, en trescientos años, desde el 1714 hasta ahora, no han aprendido siquiera a decir 'Josep Lluis' pero en cambio saben decir 'Swarzeneger' o 'Severnace', ustedes tienen algún problema, no yo.

- No tengo ningún interés por aprender catalán, gracias.

Y ahí Carod aprovechó para llevar el ascua a su sardina, ante lo fácil que se lo estaban poniendo:

- (...) ¿Cómo quiere usted que en Cataluña haya gente que se quiera quedar cómoda en un Estado que expresa este menosprecio por la lengua catalana que acaba usted de tener? ¿Ya lo entiende, no?

El público, por cierto, aplaudió esta contestación de Josep Lluis Carod-Rovira.

El dirigente independentista no tiene razón en atribuir a todo el Estado -como dicen ellos- el comportamiento de una señora. Pero sí tiene toda la razón, a mi modo de ver, en las contestaciones que dio a esta cuestión. Yo me llamo Carlos Javier, como dice Carod, “aquí y en la China”. Y cuando voy, por ejemplo, a ver a mis amigos, conocidos o compañeros de Barcelona –Miquel, Laura, Cristina, Antoni, M. Paz…- o cuando dentro de poco vaya a ver a mi prima Noelia a Girona, no me convierto de repente en Carles Xavier ni a nadie se le pasa por la cabeza llamarme así. Todos ellos se siguen dirigiendo a mí como Carlos y no como Carles.

Si el programa hubiera sido con entrevista a George Bush -o a George Clooney, me da igual (a algunas no les daría igual, supongo)- a nadie se le hubiera ocurrido decirle “oiga, D. Jorge…” sin que nos chirriase. Y, si el interesado le aclara con educación cuál es su nombre correcto, espetarle despectivamente, por ejemplo, “mire, no se esfuerce, que yo no tengo ningún interés en aprender inglés” hubiera sido percibido como un gesto desafortunado, de orgullosa ignorancia.

Pues, cuando encima no se trata de una lengua extranjera, sino de otra lengua española –y por tanto parte de nuestro acervo común-, como es el catalán, sería exigible no ya igual, sino mayor respeto y delicadeza si cabe.

Y si no lo vemos así, pues, efectivamente, no deberemos extrañarnos de que haya personas que no se sientan cómodos en una España que algunos pretenden uniforme, monocultural y monolingüe. Una España, en ese caso, empobrecida.

El castellano es una lengua española de ámbito universal. Pero el catalán, el gallego o el euskera son también lenguas españolas, de todos, y enriquecen nuestro patrimonio cultural común.

Las imposiciones del nacionalismo catalán hacia los castellanohablantes son repugnantes y siempre me tendrán enfrente. Pero la gente que añora las imposiciones del nacionalismo español a los catalanoparlantes tampoco van a encontrar en mí ninguna simpatía.

Yo soy un absoluto convencido de la que la unidad de los pueblos de España puede ser fecunda, pero siempre desde un proyecto compartido y desde el respeto a nuestra pluralidad en idiomas, en paisajes, en tradiciones, en caracteres, en cultura... No soy, siquiera, de esos que toleran –como con condescendencia- la diferencia. Soy de los que se sienten cómodos ante ese patrimonio tan variado y tan rico. Son muy mías las jotas castellanas, las sopas de ajo, Delibes y Teresa de Jesús, sin duda. Pero a la paella o al cocido, a la copla andaluza o a un aurresku, a la Alhambra, al teatro romano de Mérida o a Santiago de Compostela, a los Picos de Europa o a la playa de la Concha, a Pla, Celaya o Lorca… tampoco me los va a quitar nadie.

Convivir empieza por algo elemental: conocerse. Sin esa base, resulta muy difícil luego respetarse, apreciarse o compartir proyecto nacional. Convivir cada uno de espaldas a la realidad del otro, presumiendo de no querer saber nada de la misma, no tiene el menor sentido.

23 comentarios:

Aloxi dijo...

Sinceramente, yo también estoy conforme en este punto con Carod-Rovira. Dicen que los catalanes son los independentistas o los separatistas, pero en el programa bien se vio que también los españoles de otras comunidades, en este caso de Castilla y León, también son unos separatistas.

Es una falta de respeto cambiarle el nombre a una persona por el hecho de ser en catalán y es que como tú bien dices, cuando nos movemos a comunidades con idioma propio no nos cambian de nombre, nos lo mantienen y esto es seña de respeto.

Tampoco no entiendo como se puede tener menosprecio a una lengua como el catalán, que es una lengua cooficial y así lo dice la constitución. Por ello debe ser respetada al igual que se respeta el castellano. Ahora bien, puede ser que en Cataluña no se respete el catalán, no lo sé con certeza me baso solo en un documental de Telemadrid (http://aloxieusko.wordpress.com/2007/04/11/discriminacion-linguistica-o-difusion-linguistica/). En este programa se muestra como se impone el catalán discriminando al castellano.

Yo como filólogo desapruebo que se utilicen los idiomas como herramienta política o de discriminación. La lengua es del pueblo y cada uno tiene derecho a hablar y elegir su propia lengua, nadie nos puede obligar a hablar una lengua.

Dicho lo dicho, en este punto lingüístico de Carod-Rovira estoy conforme. En lo demás no tanto. Me gustó mucho más la actuación de Duran i Lleida.

Saludos.

Eduard dijo...

Hola carlos.

He llegado a tu blog desde un comentario que has realizado en uno de mis artículos y e congratulo de haberlo hecho ya que reconforta constatar algo que ya sabía, no es de dabios generalizar.

Nuestros planteamientos políticos son distantes, yo me defino como soberanista, pero lejos de argumentaciones basadas en historia y mas ligadas con la situación actual.

Estrategias políticas interesadas, desde el PSOE contra el PP y desde estos hacia los primeros, han creado un estado de opinión desde españa hacia catalunya y a la inversa que se ha vuelto irrespirable.

Yo no soy ni votante ni militante de ERC y Carod, personalmente me cae fatal, pero el otro día me sentí representado por él como nunca lo he sido por el líder de mi partido.

Si las posturas que tu defiendes fueran generalizadas hoy estaríamos hablando de otras cosas, lo cierto es que Aznar ha hecho más por multiplicar el sentimiento independentista en Catalunya, que veinte clones de Carod que resistieran sin dormir todo los días.

La situación Calos es ya irreversible puesto que lejos de ser liderado por partidos politicos, el sentimiento independentista está conducido desde la sociedad civil y ha crecido como la espuma ( se calcula que el porcentaje es favorable en un 60%) lo que da una idea de su importancia y trascendencia.

Antes que independentista soy demócrata y estoy por el reconocimiento del derecho de autodeterminación, con lo que ante nada respeto por lo que decida, cuando sea posible, la mayoría.

Te he enlazado en mi blog.

Salut i €

atticus dijo...

Hola Carlos,

comparto plenamete lo que apuntas al final de tu comentario: "Convivir empieza por algo elemental: conocerse. Sin esa base, resulta muy difícil luego respetarse, apreciarse o compartir proyecto nacional. Convivir cada uno de espaldas a la realidad del otro, presumiendo de no querer saber nada de la misma, no tiene el menor sentido."... Recuerdo que un académico de la lengua española indicaba la necesidad de educar en todos los centros escolares de España en el aprendizaje de las lenguas romances català y galego, así como en esa joya de la humanidad que es el euskara (batua unificado hoy). Me sentiría orgullosamente español si pudiera entrar a un estanco de la Gran Vía de Madrid y comprar un paquete de tabaco en euskara, o compartir ideas y debatirlas con un castellano, extremeño o gaditano en euskara. ¿Por qué no?. (Lo señalo por el simple hecho de no ser romance). Pero no iría tan lejos, es más, no es una cuestión de rancio nacionalismo decimonónico, sino de compartir o no el pensamiento constitucional y democrático de alguien como D. Rodrigo Herrero de Miñón en el siglo XXI (que comparto plenamente). Llegará el acuerdo y nuevos marcos de relación política. Llegarán, antes o después, de una forma u otra. Busquemos el consenso. ¿Qué son los Derechos Históricos protoconstitucionales?, que previos a la Constitución del 78 la actual Carta Magna reconoce como tales. Constitución que no es sino una Ley Orgánica, "primus inter pares" de otros textos orgánicos como son los "Estatutos de Autonomía". Acuerdo político en suma. Acuerdo de convivencia y marcos jurídicos que la posibilitan y desarrollan. Las posturas cerriles, fanáticas y reduccionistas son las que utilizan la lengua como herramienta de conflicto interesado para sus intereses centrípetos o centrífugos. Pienso que no hay que asustarse por negociar en las sedes políticas de la representación "democrátiamente formal" las evoluciones plurinacionales que existen en el actual estado español.


P.S.: el enlace musical es de txalaparta, sonido ancestral de telúrica percusión. Quienes la sentimos en su plenitud, nos conmueve y emociona con los primeros apuntes, no somos exclusivamente unidireccionalmente ideológicos, sino que, afortunadamente, es patrimonio de todos y todas, como el euskara y toda manifestación socio-cultural plural. Aquí, en Catalunya, Galicia o León. Por cierto, adoro el flamenco desde sus raices y toda expresión cultural. Y que conste que me siento originariamente navarro (stricto sensu además). Otra polémica estéril y bastardamente ineteresada.

Por la convivencia en respeto y mutuo enriquecimiento:

Besarkada bero bat Donostiatik,

(Un fuerte abrazo desde San Sebastián)

atticus

Jonatan Márquez Cervantes dijo...

Me alegra ver que este escrito no la ha escrito un catalán. Tengo claro (a diferencia de Carod Rovira y otros) que en el resto de España no todos sois como la señora rubia.
Pero bueno, he de decir que yo estoy algo cansado de hacer "pedagogia". Aquí hay gente que piensa que todos los españoles son como la rubia y fuera de catalunya hay gente que se piensa que todos somos como Carod-Rovira, y no es así.

El enlace de la Falange??

atticus dijo...

(*)Lapsus lingue:

D. Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, que no Rodrigo Herrero de Miñón...

Pues sí Jonatan, entre victimismo, reduccionismo, etc. de -ismos interesados utilizados para la manipulación y enfrentamiento, la sociedad sigue con los problemas del día a día sin resolver.

Saludos

Kabish dijo...

Visto así, el comentario de la señora parece mucho más desafortunado desde luego. Queda claro que el "Jose Luis" iba destinado a tocar los huevos. En cualquier caso, el manidísimo ejemplo de comparar el funcionariado español con el que va a trabajar a París nos sigue sin valer, pues el español no es oficial en Francia.

La gente se esfuerza mucho comentado los efectos, sin embargo quizás sea más interesante la causa en el caso de Cataluña, pues no veo tantos separadores con Galicia, por ejemplo.

lutecio dijo...

A mí me encantaria conocer una segunda lengua peninsular e incluyo por lo tanto el portugués. Siento sana envidia de aquellos que junto al castellano tienen otra lengua propia y me parece lamentable y pueblerina cualquier connotación peyorativa hacia esos pueblos que enriquecen nuestra diversidad.Pueblos en los que en euskera, catalán o gallego siempre me he sentido fenomenalmente acogido y que por motivos diversos, fundamentalmente electivos,frecuento. Evidentemente existen excepciones y el aldeanismo también se da en sentido inverso al que criticas en tu post. Precisamente creo que intolerantes como Carod practican la ley del embudo acogiéndose siempre a la opción más favorable: unas veces ejerciendo el victimismo y otras discriminando con lo que ahora critican.
Para estimular este debate os pongo el enlace a un artículo sobre este mismo tema del catalanohablante Carlos Herrera.

Agur.

http://www.abc.es/20071019/opinion-firmas/jordi-enriquito_200710190251.html

Dani dijo...

Pienso que en aquella entrevista, Carod Rovira se mostró como realmente es, y no como la gente lo pinta. Creo que es por éste motivo por el que la gente se sorprende de estar de acuerdo en tantas cosas con él.

Carlos dijo...

Exacto, Aloxi, las lenguas son instrumentos de comunicación y portadores de cultura, nunca deberían ser armas arrojadizas, ni en un sentido ni en otro.
Eduard, es verdad que muchas veces los que lo llamo en mi entrada "separadores" son los que fomentan el aumento de los separatistas. Me encanta que personas con puntos de vista tan distintos podamos dialogar desde la serenidad y la reflexión; se echa tanto de menos esto en el debate político... Mil gracias por en enlace desde tu blog. Es muy atractiva tu bitácora, tanto por el diseño como especialmente por el contenido.
Atticus, es una satisfacción tenerte con tanta frecuencia por aquí. Efectivamente, la lengua vasca es una auténtica joya y para mí especialmente querida por muchos motivos. ¿Qué tal el Festival de Cine este año?
Jonatan, gracias por tu opinión. Lo del enlace a Falange AUTÉNTICA lo entenderás simplemente leyendo el perfil. Y te sorprenderás, claro.
Gracias por la reflexión, Kabish.
Lutecio, sin duda en sentido contrario se producen mil barbaridades. El trato que se le da al castellano por muchos políticos catalanes me parece inaceptable, ya lo digo en el blog. En mi caso, he escrito tantas veces sobre esas cuestiones, que ya se da casi por supuesto y esta vez quería subrayar algo en sentido contrario, porque me molestó esa actitud de mis paisanos de incomprensión y desdén hacia otra cultura española.
Es cierto Dani que la gente iba esperando enfrentarse con la caricatura de Carod-Rovira que nos transmiten los medios; y se encontraron con Carod-Rovira. Hay mucha gente que se parece en sus visiones al reciente spot de JSE y el Pasapalabra con el pijo: todo el que no piensa como yo es tonto. Mi opinión es tan indiscutible que no tengo ni que argumentarla, le voy a dejar clavado. Y a veces descubren que el que no piensa como ellos es inteligente y sabe argumentar.
He recibido algunos mensajes más en privado, interesantísimos. Todos, los publicados y los privados, me han resultado extraordinariamente aleccionadores para contrastar mi criterio con la realidad y sondear lo que hay, en Cataluña y en el resto de España. Os lo agradezco muy sinceramente.
Por cierto, algunos me añadían más cosas a la lista de elementos irrenunciables de nuestra pluralidad cultural y, por tanto, de nuestro patrimonio cultural común. Ni que decir tiene que eran meros ejemplos y no pretendía ser exhaustiva, podría pasarme la viña añadiendo elementos de las distintas comunidades autónomas y a los que nunca renunciaré: Cervantes, decenas de poetas (Blas de Otero, Alberti, Miguel Hernández, J. A. Goytisolo, Ángel González, J. Gil de Biedma...), Dalí, Picasso, Gaudí..., el Teide, la playa de Benirrás en Ibiza, la Mezquita de Córdoba, el chuletón, la sidra, los vinos...

atticus dijo...

Aupa Carlos,

Gracias a tí, porque sin pluralidad creo que sabemos cuál es el indeseado resultado, salvo para quienes todos los días se esfuerzan con todo su empeño en lo contrario. Pero, afortunadamente la mayoría social, individualidad colectiva o como se quiera definir pienso que vamos por otras direcciones que conducen al entendimiento, convivencia, mutuo respeto y muy diversos placeres que proporcionan los momentos cotidianos. Allá quienes se empobrecen y renuncian a disfrutar con la riqueza pluricultural. Y sobre el Festival... como que finalmente deviene en "cinefagia"... uno termina cansado tras ver casi 50 películas, ruedas de prensa y terminar escribiendo sobre todo ello, pero lo cierto es que el cine, como la música o la literatura producen tantas satisfacciones... Así que digamos que ha sido muy grato y con mejor nivel cinematográfico general que la pasada edición.

Por cierto, si me lo permites, el relato de "Haberlas, ¿haylas?" me ha recordado a las, que a buen seguro conocerás, "Historias puñeteras" del difunto jurista y escritor (q.e.p.d.) D. Fernando Vizcaíno Casas. Unas risas.

P.S.: el enlace es una rara versión musical que me gustaría dedicar a dos mujeres, una sé que lo leerá, la otra... tal vez.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Mira, yo me considero independentista. Debo deciros que hay una españa tolerante, moderna educada y culta en la cual me siento totalmente identificado. Hay otra que abre mi lado mas guerrero. Felicidades, da gusto leeros. Ah, por cierto, no me acaba de gustar carod, no por lo que dice, que cualquiera que lo escuche ve una persona diferente a la que se ve desde ciertos medios de comunicacion, sino por el tono, a mi entender, le pierde la chuleria.

Anónimo dijo...

Felicidades por la entrada. Soy catalán, pero las guerras identitarias me acaban asqueando y me considero apátrida.

Aunque si el patriotismo español se entendiera desde la perspectiva de tu post, otro gallo cantaría. Como dice el mismo Carod en otro momento del programa, hay una España que debe salir del armario: la España plural, que acepta, integra y celebra sus diferencias. El problema es que desde su punto de vista esa España ya no es posible. Una pena.

No os dejeis engañar por la publicidad partidista que pinta discriminación lingüística en Cataluña. El que quiera encontrar ejemplos de uno y otro lado para justificar sus puntos de vista, los encontrará.

¡Saludos!

yo claudio dijo...

al rey le llaman joan carles.
swarzeneger lo pronunci� con fon�tica inglesa.
en fin que si quereis podemos seguir haciendo el papanatas con gente como robira, pero no en la televisi�n publica de un pais que �l no quiere.

Españoles, franco ha muerto dijo...

Vivan los idiomas y la diversidad cultural, me encanta España y todas sus gentes, sus costures, su gastronomía, su folklore, lo lamentable es que esto sirve de excusa a unos pocos para hacer bandera.

Que pequeños nos hacemos cuando nos pasamos el día mirándonos el ombligo. Levantemos la mirada y hagamos un esfuerzo por convivir en paz.

Dejemos a un lado los nacionalismos y construyamos un país del que nos podamos sentir todos orgullosos...

España es diversa, cierto, cual es el problema?????

Tenemos una democracia pobre y unos líderes políticos que no responden a las expectativas de la población, una sociedad llena de complejos que no termina de enterrar a los fantasmas del pasado…..

Señores hay mucho por hacer. Se lo debemos a nuestros abuelos que lucharon y padecieron el enfrentamiento, se lo debemos a nuestros padres que pasaron muchas calamidades para levantar un país destrozado, nos lo debemos a nosotros mismo que hemos disfrutado de un bienestar que nos ha sido regalado, y por ultimo, se lo debemos a nuestros hijos que tienen derecho a recibir una educación sana, basada en el respeto al prójimo. Alguien se ha parado a pensar que los niños de hoy serán los líderes del mañana……, y me pregunto yo. ¿Cual es la educación que están recibiendo? ¿Que están viendo y oyendo todos los días, en la calle, en la prensa, en la televisión, en la escuela?……. Miedo me da……

La historia se escribe para aprender de ella y no para cometer los mismos errores……

Emporda dijo...

Carlos,

esta tarde has hecho un par de comentarios en mi blog http://www.emporda.wordpress.com
De esta manera he llegado al tuyo y he leído este pedazo de artículo.
Dejame decirte que cuando vi el programa de TVE de 59'' con el Sr. Carod-Rovira me entró la misma indignación y vergüeza por el menosprecio a una lengua de nuestro Estado, como hicieron los dos vallisoletanos.

Iba a escribir un comentario en mi blog sobre el tema, pero pasaron los días y creía que ya no merecía la pena... Ahora, viendo tu artículo, me gustaría que me dejaras poner un breve comentrario con un link a esta página.

Carlos dijo...

"Yo Claudio": en el caso de los reyes (en general de los nombres dinásticos, princesas, infantas..., también los Papas) y por excepción, es costumbre traducirlos si tienen equivalente y se dice Carlos Gustavo de Suecia, Carolina de Mónaco, Isabel de Inglaterra, Beatriz de Holanda, Juan Pablo II o Benedicto XVI cuando hablamos en castellano y en estos casos es tradicional no decirlos en sueco, francés, inglés, holandés, italiano... Ya sé que la postura de Carod es interesada -lo digo expresamente en el post-, yo no le defiendo a él ni le aplaudo. Lo que creo que, con ese desdén por la lengua catalana -no por el independentismo catalán, que me hubiera parecido bien- se lo pusieron muy fácil para ejercer el victimismo. Y que en Cataluña habría gente que se sentiría representada por la defensa que él hizo. Eso es lo malo. Yo siento simpatía alguna por los separatistas, pero los separadores me parecen la otra cara de la misma moneda.
"Españoles, Franco ha muerto", qué razón tienes.
"Empordà", sí, he llegado a tu blog muy por casualidad y me han gustado varias cosas que he leido. Encantado si pones cualquier enlace o comentario. Yo también estaba dándole vueltas a la posibilidad de escribir algo (no sé si lo haré o no) citando una idea tuya que me ha parecido muy ilustrativa: la de "los dos Alonsos" y enlazando en su caso. Felicidades y un cordial saludo.

Anónimo dijo...

YO SOY CANARIO, Y BUENO EN LO DEL NOMBRE ESTOY DE ACUERDO, INCLUSO EN CANARIAS HAY MUCHOS JORDIS, GIOVANIS Y DEMAS NOMBRES Q PROCEDEN DE OTROS IDIOMAS, PERO EN LO Q NO ESTOY DE ACUERDO ES Q SI UN CATALAN VIENE A CANARIAS TIENE LOS MISMOS DERECHOS Q YO, COMO ESPAÑOLES Q SOMOS, Y SI YO VOY A CATALUÑA AL NO SABER CATALAN NO PUEDO TRABAJAR EN MUCHOS LUGARES, Y ESO ES DISCRIMINACION, ACASO YO NO PUEDO CURAR A UN ENFERMO POR NO HABLAR CATALAN? ACASO NO ES UN IDIOMA OFICIAL TAMBIEN EL CASTELLANO, EL PROBLEMA DE ESTE SEÑOR ES Q NO QUIERE COOFICIALIDAD DEL IDIOMA, QUIERE ABOLIR EL CASTELLANO, Y ESE ES EL VERDADERO PROBLEMA, Y ESTOY MUY APEGADO A CATALUÑA. DESDE NIÑO SOY CULE Y SIEMPRE HE KERIDO VISITAR CATALUÑA, Y KIZAS POR TODO ESTO ME DUELE MAS LA SITUACION CREADA EN NUESTRO PAIS.

María dijo...

Sí que parece grave, Carlos Javier, pero tiene cura, jeje.

Al menos yo, en lo único que puedo estar de acuerdo con Carod es en el respeto a la democracia, pero en nada más.

Carod será NACIONALISTA (con mayusculas) e independestista, pero es antetodo nacionalista, y eso es lo que le lleva a ser independentista, pues su aversión a la España que expulso a su padre de la Guardia Civil no tiene límites.

Èl se buscará agravios con España, pues es su razón de existir, y lo único que pasó aquí es que topo con dos integristas nacionalistas españoles tan fanáticos como él, y vomitaron su odio mutuo.

No dudo de que Carod llamará al Rey Joan Carles, de que se empeñará en que valenciano y catalán son lo mismo: Catalán, aunque le digan que hay más diferencias que entre gallego y portugués, etc.

En Valencia, una vez sacada plaza en la función pública, despues aprendes el valenciano, a través de cursillos, no te hace falta para la oposición, evitando así el perder buenos profesionales, así que lo que dice Carod no es verdad absoluta, pues el que un funcionario hable castellano no merma los derechos de ningún valenciano hablante, como no merma los de un catalanoparlante, pues al poco tiempo de estar en valencia o cataluña entenderá perfectamente ambas lenguas, entendiendo al que quiera expresarse en su lengua natal. Pero él necesita hacerlo dificil, para crear tensión y roces con España, pues los necesita para dar sentido a su partido.

emporda dijo...

María, estoy en desacuerdo en una scuantas cosas contigo: el valenciano es un dialecto del catalán y eso lo sabe cualquier lingüista. Que haya diferencias entre el valnciano y el catalán: por supuesto. Igual que hay diferencias entre el castellano de Logroño con el de Cuenca.
Respecto a que es más parecido el gallego y el portugués... Puede que sea posible, pero eso no tiene nada que ver con lo que sea ekl valenciano respecto al catalán. Además, no me extraña, ya que he leído libros y artículos donde se dice que el portugués es un dialecto del gallego (vamos, que fue antes el gallego que el portugués). Que después el gallego hablado en Portugal evolucionó como idioma propio al formarse un país o estado diferente.
Todo esto de los idomas no tiene que ser caballo de batalla para discutir temas de nacionalismos, ya que entonces les estarías dando, en parte, la razón.

carlos dijo...

Lo de que el valenciano es un dialecto del catalán implica una discusión nominal que levanta muchas suspicacias, por la pugna entre los valencianistas y los pancatalanistas.
Yo creo que todos los filólogos reconocen, eso sí, que son dos variantes dialectales de una misma lengua, con independencia de cuál surgió primero, cómo deba llamarse, etc.
De todas formas, siempre me ha resultado curioso, por ejemplo, que en Valencia la mayoría es muy reacia a reconocerlo, mientras que en Baleares -que también tiene diferencias importantes- lo llaman catalán con normalidad -por ejemplo en Ibiza- incluso en el Estatuto y en la educación, excepto en Mallorca que lo llaman mallorquín.
Me imagino que se mezclan lo que es una cuestión lingüística con sentimientos, política, etc.

Un canario dijo...

Felicidades. Ha resumido vd. casi punto por punto cómo nos sentimos algunos, desde la distancia (a algo más de 1000 kms de la España continental), las actitudes de cierta gente que bajo el adjetivo que se auto-otorgan de "integradores" en realidad aspiran a la homogeneización, pero siguiendo sus patrones. Se alegra uno de ver opinones de este tipo. Parafraseando al mismo Josep Lluís, "con este tipo de españoles estaríamos dispuestos a entendernos". Les digo esto desde unas islitas medio perdidas en las que, casi inoculando en los cerebros día a día que de los antiguos pobladores de aquí apenas queda nada --y eso que hay muchísimo que comentar para rebatir esa idea--, *algunos* (insisto, algunos) parecen venir casi en el mismo plan que otros que se autodesignaron como godos (porque España como tal por entonces no era sino un embrión, y el "español" por entonces no existía como hoy) hace más de 500 años. Muy agradecido.

Un canario dijo...

Si sabrán en Valencia qué es el valenciano, que cuando un catalán habla en catalán en Canal Nou no se dobla al valenciano.

Anónimo dijo...

felicidades por el blog. alegra ver comentarios como estos por gente no catalanoparlante....a lo mejor aun no es tarde .soy catalan, por que naci aqui, no soy independentista, aunque lo fui. lo que si que no ha cambiado i creo que es algo universsal, es sobre la lengua materna, la mia es el catalan y no el castellano. hablo, pienso i sueño en este idioma., como supongo que hqce todo el mundo en el suyo. escribo solo para dar mi punto de vista sobre el tema de la obligacion de hablar catalan para obtener una plazaa en la funcion publica. aunque los dos idiomas sean cooficiales, el idioma propio de cataluña es el catalan. que sea cooficial el castellano es por questiones historicas , y creo que esto es lo que no se tiene claro. mi abuela no habla castellano, porque nunca lo ha necessitado, y quando lo intenta es pa mearse... tres partes de la poblacion hable castellano , pero esto se debe a la gran immigracion castellana de los 60. el panorama actual es este, y si no fueramos tan cortos de miras, viviriamos tan tranquilos. entendiendo esto es normal que todos querramos , ya que pagamos impuestos por igual, poder dirigirnos a la administracion en nuestro idioma materno, en el que nos expressamos mejor. los catalanoparlantes en catalan, y los castellonaparlantes en castellano. dejando claro esto, que es logico que cualquier funcionario tenga que saber los dos idiomas. Si el segundo idioma que vosotros hablais , fuera cooficial, encontrariais normal que un funcionario solo hablara este, con la escusa que ya lo entiendes y que para el es un gran esfuerzo aprender el castellano. Pos eso es lo que yo no entiendo.
disculpat por mi gramatica y ortografia , pero no se mas.

espero que mi comentaria sirva para entendernos mejor, no lo contrario.

referente a lo del valenciano, ami me es igual lo que ellos quiueran hablar, pero valencia , como la baleares, forman parte dde los territorios conquistados por el reino de aragon.. i repoblado con catalanes.. acaso andalucia que fue repoblada desde castilla, hablan andaluz y no es castellano?

como buen catalan....salut i peles ( salut y dinero)