Algo habrá que hacer

- José Luis, malas noticias, acaba de caer la primera inmobiliaria y ya sabes que eso es una cadena: proveedores, pequeñas empresas subcontratadas, trabajadores que pierden su empleo, compradores que se quedan sin ahorros y sin vivienda…¿Hacemos algo?

- Sí, claro, María Teresa. Llama de mi parte a Miguel Sebastián y dile que vuelva a ir al Congreso sin corbata y que escriba un artículo sobre la mucha energía que se ahorra con esa medida progresista. Yo creo que los medios y los ciudadanos pueden estar debatiendo eso una semanita. Cuando subieron las hipotecas nos funcionó.

- La verdad, Presidente, yo creo que ese debate no da ya para estirarlo mucho más...

- Es verdad, a lo mejor ya no le prestan atención… ¿Y la Ministra de Igualdad? Le podías decir que haga algunas declaraciones. De lo que ella quiera, me da lo mismo, Bibiana es siempre una apuesta segura. Aquello de las "miembras" y lo de "fistro" que dijo mientras subía el paro sigue todavía dando que hablar. Qué gracia tiene esta chiquilla que me recomendaron…

- José Luis…

- Tienes razón. A lo mejor hay que ponerse a hacer algo en serio… Oye, ¿no habrá ahora ninguna competición de fútbol con la selección?... ¿Cuándo empiezan las olimpiadas de Pekín?

- Ufff, me voy a hablar con Solbes.

- Vale, habla con él, pero te va a decir lo de siempre, que con los 400 euros que les cobramos a los ciudadanos primero para írselos devolviendo unos meses después, ya está agotado el margen de maniobra… Estoy pensando…¿y si creamos un debate sobre los derechos de los primates? O mejor podías llamar a María Emilia y le echas otra vez la bronca, dile que saquen ahora la sentencia de los matrimonios homosexuales, ¿cómo lo ves?…¿O hacemos caso a Izquierda Unida y suprimimos los funerales de Estado…?

- ¡José Luis!

- No te lo tomes tan a la tremenda. Si sabes que hasta ahora estas cosas me van funcionando…. Por lo pronto he estado preparando otras formas de llamar a la crisis. Bueno, con mis hijas es un no parar cuando jugamos en casa a la palabra prohibida. Y se lo pasan en grande las chiquillas cuando ven que lo utilizo en mis discursos del día siguiente. Ya lo hicimos con "negociación", con "trasvase"… Últimamente recortan palabras de los titulares de los periódicos de color salmón, las doblamos y las vamos sacando al azar y a veces nos salen expresiones que están muy bien. Mira ésta que sacamos ayer: "desaceleración-transitoria-intensa"… No me digas que no está lograda…

- Es verdad que te va funcionando, pero no sé cuándo se acabará esa suerte. Deberíamos tener "plan B" por si en algún momento tenemos oposición o por si la gente pierde la paciencia y reacciona.

- María Teresa, tú confía en mí. A medio plazo, ambas cosas parecen improbables. No hay que complicarse la vida más de lo necesario.

16 comentarios:

Antonio dijo...

Acabo de verle en "Blogs Actualizados" y... ¡rayos! O me ha cogido usted en una hora acrítica, o tiene la penetración sicológica más extraordinaria del orbe.

Sinceramente.

Saludos cordiales.

Fernando Solera dijo...

Muy bueno, Carlos.

¿Sabes qué es lo más triste de todo? Que Zapatero es así, y lo que puede parecer a simple vista una parodia, se acerca mucho más de lo que creemos a la cruda realidad.

gladis dijo...

"Lo sentimos por ustedes... Tienen lo que se merecen". Es lo único que les falta por decirnos, y dando gracias por que nos llamaran de usted. Encima, tendrían razón.
Otros cuatro años de imprudencias, de ignominias disfrazadas de política social, de nuevos palabros para hacer imposibles requiebros de cintura, de paridad/s y de ... crisis?. ¿Dónde está la crisis...?.
Apretad, amigos. Apretad el cinturón o lo que sea, que vienen tiempos difíciles. Porque otra cosa no se puede hacer.
[¡Que hay propuesta para este finde! Campanilla coordina fatal, por lo que veo... Mirad a ver]

Carlos dijo...

Antonio, me inclino a pensar que te ha pillado en tu momento acrítico. Bienvenido, si alguna vez decides pasar por aquí, ya no por azar, a coincidir o a discrepar. Un cordial saludo.

Pues lógicamente, Fernando, es un juego, una cosa paródica y exagerada, pero yo creo que tiene cierto fondo que se acerca a la realidad, en cuanto a cierta inconsistencia peligrosa del personaje, en cuanto a las maniobras de distracción y en cuanto a la falta de acción de gobierno en este asunto. Yo creo que en esta crisis no hay recetas mágicas, pero sí creo que es mal médico quien no hace primero prevención, quien se empeña luego en un diagnóstico equivocado al menos en público, y quien protagoniza un engaño gradual a la ciudadanía como el que hemos vivido estos meses.

Sí vienen tiempos de crisis, Gladis. Para ellos no, pero para muchos ciudadanos de a pie seguro. (Sí me ha llegado, sí, la propuesta de Campanilla, y encima es muy buena..., pero me temo que este sábado no voy a poder, tengo que hacer acto de presencia en un bautizo. Luego la contesto).

Mª Gemma dijo...

Terrible que no haya un plan B, lo de las inmobiliarias... constructoras... se veía venir... aunque los políticos que nos representan hacen como el dicho ese de " si no se dice... no esta pasando"
Veras la que viene para el próximo año, cuando la Seguridad Social haga quiebra... no habrá dinero para los jubilados... ni para los parados…

A ver que nombre se inventan entonces...
Que dejen de enredar y marear… y que se pongan a trabajar… han sido poco previsores…

Estamos en una gran crisis.

Un abrazo

Carlos dijo...

Yo estoy seguro de que no hay recetas mágicas y que la crisis no tiene una solución (la burbuja inmobiliaria en España era tan insostenible que tarde o temprano teníamos que despertarnos de esta absurda ensoñación) pero sí podrían tomarse medidas para paliar los efectos. Podrían hacer algo más que ir negando primero la evidencia para luego reconocer las cosas a remolque y con retraso.
La verdad es que lo más importante lo tendrían que haber hecho antes, en la época de bonanza, haber frenado un poco la especulación, haber generado inversión seria en I+D, haber promovido algún mínimo tejido industrial que más adelante hubiera podido reabsorber parados de la construcción, en vez de fomentar la cultura del pelotazo éstos y sus antecesores...

artorius jartum dijo...

pues siendo así el señor ha salido otra vez, miremos más al pueblo.

carlos dijo...

Está claro, Artorius. Como mis propios personajes dicen al final, no es previsible que a medio plazo tengan oposición o la gente reaccione. Soy muy escéptico. El pueblo español tiene unas tragaderas impresionantes e históricamente quizá más con estos que con los otros.
Yo en lo que soy más intransigente con los políticos no es en la mala gestión, sino en la grave mentira consciente. No hablo de esas mentirijillas que entran dentro del guión ("nuestro partido está muy unido" cuando están pegándose entre ellos, "tal líder es un gran activo del partido" cuando les gustaría darle una puñalada por la espalda, "estamos convencidos de que podemos ganar las elecciones" cuando aspiran realmente a ser la quinta fuerza, y cosas así, que son cosas comprensibles que todo el mundo ya descuenta y que son para animar a la afición), sino de las mentiras palmarias e importantes, de las mentiras de gobernante que engaña a sus gobernados: "no podemos hacer públicos todos los datos de que disponemos pero créanme, hay armas de destrucción masiva en Iraq" o "después de este atentado de la T-4 he dado orden de que se corte todo diálogo con ETA, ETA ha roto el proceso" y cuestiones así. Cuando alguien engaña a la ciudadanía de forma tan clara en cuestiones así me parece que debería quebrarse la confianza, por pura higiene democrática. ¿Cómo voy a delegar la gestión de mis asuntos en alguien que me engaña deliberadamente? ¿Qué confianza me va a dar en el futuro? ¿Cómo sé, como ciudadano, cuándo me está diciendo la verdad? Yo asumo que el presidente del Gobierno puede hacer cosas bien o cosas mal, pero me parece que me tengo que poder fiar de él en asuntos de cierta trascendencia. En España cuela todo, o al menos a éste le ha colado (al otro sí le pasaron factura, aunque para eso tuvo que haber casi 200 muertos y una pésima gestión de ese atentado). Y yo creo que cuando cuela una vez, ya puede colar siempre, porque prueban, ven que la cuerda no se rompe y que puede seguir tensando.
Yo creo que en esto de la crisis no hay más que poner una tras otras las declaraciones que ha ido haciendo el gobierno desde antes de la campaña electoral hasta aquí para ver que nos están tomando el pelo deliberadamente. Y eso me parece incluso más grave que cualquier gestión buena, mala o regular que hagan de una crisis compleja, posiblemente inevitable y en la que no caben recetas mágicas. Pero uno espera que sus gobernantes se lo tomen en serio, lo diagnostiquen bien, nos cuenten la verdad y se pongan manos a la obra para paliar las consecuencias, no que nos engañen y nos hagan creer, a sabiendas, que el tumor que padecemos es un apendicitis sin mucha importancia y no lo traten ni bien ni mal, sino que dejen pasar el tiempo para mantenerse en el cargo.

yo claudico dijo...

anchas tragaderas, estrechas entenderas, ,larga lengua,corta memoria, gorda andorga, delgada buchaca

carlos dijo...

Seguramente larga lengua no, pero todo lo demás es probable que sí. Y la buchaca estará cada vez más delgada.

TortugaBoba dijo...

Muy bueno el texto. Me he reído de lo lindo (qué triste, por cierto, esto último...).

carlos dijo...

El texto no es bueno, la verdad es que es más bien "facilón", pero es lo que me apetecía.
Es lo que nos dejan. Decía Blas de Otero que "nos queda la palabra", pero ahora son más sutiles y el derecho al pataleo no nos lo prohiben. Yo creo que cuando nos toman el pelo deliberdadamente, como ahora, apenas si nos queda la risa, el poder darnos cuenta e ironizar nosotros.
Y, además, como decía la pequeña protagonista de un libro que siempre recomiendo a todos -"Soy Julia", de Antonio Martínez-, "si no se río uno, que a lo tonto se pasa la vida".

Blanca dijo...

Hola Carlitos, yo no te voy a decir que es muy bueno el artículo porque tengo que reconocer avergonzada que cuando lo estaba leyendo esperaba que pusiera al final "conversación grabada en el congreso cuando se creía que tenían los micrófonos cerrados"
En serio, no pensaba que te la estabas inventando, creía que era real, madre mía, que triste que te parezca tan real una conversación tan penosa...
Mira, yo no entiendo de política, me aburre y me la renfanfinfla, inconsciente que es una, ya lo se, pero me parecen unos crios jugando al "a ver quien la tiene más larga".
El "problema" está en que a mi querido esposo sí le gusta, o al menos entiende bastante más que yo. El es de los que se compran revistas con esos nombres tan sexys como "mercado de dinero" "inversón" "emprendedores" vamos unas risas que te entran al leerlas...
Y claro, yo para no parecer "inculta en la materia" le hago preguntas de lo más inteligentes como "¿y por que coño ha vuelto a ganar Zapatero" o esa otra de ¿"la gente es gilipollas o que le pasa?" y claro Miguel opta entre o mandarme al carajo o intentar explicármelo, ambas cosas bastante inútiles, asi que al final me dice "déjalo cariño, no lo entenderías.." :(
Pues eso, que no lo entiendo, no entiendo como los españoles votan al que más tonterias dice, al que tiene mas pelo o al que es del Barça, somos unos puñeteros incultos políticos, no tenemos ni idea, nos lo comemos todo, y luego las pocas veces que por solidaridad veo algún debate en la tele, acabo yéndome (o pidiéndome Miguel delicadamente que me vaya) porque no paro de decir "bueno, pero este tío no es experto en economía, ¿por que no dice más que memeces?" o aquella de ¿pero que leches ha dicho?, yo solo he oido "bla,bla,bla,bla"
Nada tío, que como dice el de "Pe Tinto" "me muevo entre idiotas".
Tan chulitos que parecemos los españoles y nos las tragamos dobladas.
Yo ya no se si todavía la gente se piensa que eso de que lo importante es que la economía de un pais vaya bien es cosa de derechas/atraso y que lo de "la economía va mal pero los homosexuales ya se pueden casar" es lo que mola.
No se donde está la linea que parece que tiene la gente en la cabeza de "si mandan estos habra dinero pero no libertad, y si mandan los otros no habrá dinero pero nos reiremos más".
Da igual, voy a dejarlo que se me escapa tanta mediocridad.
Un beso, se feliz.

carlos dijo...

Una conversación real sería más sutil, menos descarada y algo más compleja, pero yo creo que su planteamiento de fondo no difiere mucho de esto: les trae por saco lo que nos pase a los ciudadanos de a pie a unos y a otros, se mueven por criterios de coyunturas y rentabilidad electoral. Y en este caso la apuesta fue la de no hacer nada y esperar a que escampara sin reconocer que el termporal no era una tormentilla de verano.

ANA DE LA ROBLA dijo...

Si no fuera tan triste me partiría de risa... Lo has clavado. Besos.

carlos dijo...

Y así seguimos. Ahora ya hasta el propio gobierno se ha llenado de antipatriotas y catastrofistas que hablan de crisis abiertamente, pero sigo sin ver que se haga un diagnóstico serio y se articulen medidas razonables. Aseguro que yo no pido milagros, sé que no existen en estos casos. Pido que me no me traten por tonto y que se hagan las cosas con cierta seriedad.