Vaya tropa de ministros (I)

O yo hace tiempo que no tengo ni idea de leyes o cada vez ponen ministros con menor conocimiento de su área de competencia y más osados a la hora de abrir la boca sin siquiera asegurarse mínimamente de lo que van a decir.

Celestino Corbacho, el locuaz ministro de Trabajo se mostró el otro día favorable a subir un 6 % las pensiones mínimas, como había anunciado Zapatero en su fiesta anual de vuelta al cole. Yo también estoy de acuerdo con ese incremento y con mucho más, vaya por delante. Pero, a continuación, el ministro añadió por su cuenta y riesgo que esa subida era posible porque "nunca antes la hucha de las pensiones había estado tan llena" debido a que "se dispone de 56.000 millones de euros del fondo de reserva".

Magnífica afirmación... si no fuera por el pequeño detalle de que el fondo de reserva no se puede utilizar para ese fin. Lástima que la ley lo prohiba.

O yo ya no sé leer o el artículo 4 de la Ley 28/2003 de 28 de septiembre reguladora del Fondo de Reserva de la Seguridad Social impide hacer lo que Corbacho insinúa, esto es, destinarlo sin más al pago ordinario de una subida en las pensiones. Sólo se puede disponer excepcionalmente de ese fondo para el pago de pensiones contributivas cuando se produce una situación estructural de déficit en el sistema de Seguridad Social que no esté motivada por operaciones financieras y esa disposición tiene unos requisitos estrictos y un límite cuantitativo.

Menos mal que la gente no sabe de leyes -o sea, igual que el ministro- y menos mal que los medios de comunicación tampoco se molestan en comprobar estas cositas y así pasan desapercibidas. Si no, ya tendríamos otra vez a la vicepresidenta desautorizándole públicamente y a Corbacho asegurando tan campante que él no ha dicho lo que ha dicho.

Sí, ya lo sé. Cuidado que soy legalista y tiquismiquis. Qué manía de no aceptar con normalidad que no sean nada rigurosos, que no se ganen su sueldo, que nos traten como tontos, que no digan la verdad... Pero qué más dará, hombre... El caso es que, sea como sea, van a subir un 6 % la cuantía de la pensión mínima (o sea, estamos hablando de ¡la friolera de casi 40 euros mensuales! ¡Toma ya! Treinta y nueve eurazos y pico de incremento para quienes cobren la pensión mínima, que ya se va acercando cada vez más al umbral astronómico de los 700 euros al mes). Pues eso es lo principal. Aplaude y no te fijes en otras menudencias que a nadie interesan.

7 comentarios:

Alberto V. dijo...

Transcribo del libro que estoy leyendo -Generaciones, de Cristóbal Zaragoza- las palabras de un tal Emerenciano acerca del periodo de "dictablanda" previo a la proclamación de la IIª República:
"Está todo muy sucio. España huele mal. La gente ha perdido la vergüenza. Los políticos son unos monos, que sólo piensan en trepar. No tenemos estadistas... Y el rey es un pobre diablo".

La política española es una pantomima. De momento el tinglado se sostiene a golpe de artificios, pero el día menos pensado nos va a dar un disgusto.

TortugaBoba dijo...

La verdad es que yo de leyes (había escrito "leches", el subconsciente a estas alturas) no ando muy ducha. Agradezco la aclaración, sinceramente. Y sí, para personas como yo, pequeños "detalles" como éste pasan desapercibidos. ¿Por qué ni siquiera la oposición recalca el error?
Los políticos son una pantomina aquí y en Pekín. No se salva practicamente ni uno, por lo menos en los altos cargos, a mi parecer.
Beso.

Samantha Keyela dijo...

¿56.000 euros? pues aunque se pudieran tocar...no sé yo.

carlos dijo...

Alberto, yo sin embargo soy pesimista: creo que tenemos unas tragaderas impresionantes y que nunca pasa nada. Pueden seguir probando a tensar la cuerda, que no reaccionamos. No sólo eso: seguiremos teniendo medio país entusiasta de unos hagan lo que hagan y descalificador de los otros hagan lo que hagan, y otro medio país al contrario.

Sí, Tortugaboba, yo creo que el nivel de la clase política en general no es muy allá, pero es más bajo en algunos países que en otros. En España hay de todo, pero hay veces que es para nota: yo no sé si recordaría un ministro del nivel intelectual de Magdalena Álvarez, por ejemplo (de la que hablaré en otra entrega).

Jajajajaja, es verdad, Samantha, si fueran 56.000 euros no darían para mucho. Me he reído mucho. Corrijo el lapsus en el propio texto.

Anónimo dijo...

ha dicho solbes que la crisis viene bien porque limpia la economia.
anda listo explícame eso.
cuidado con magdalena no se te ocurra llamarla maleni, que te echa a todo el feminismo encima.
al menos la selección gana.(partidos)

Gladis dijo...

Carlos: gracias por ser tan tiquismiquis y mantenernos a los legos en la materia un poquito más "al loro".
No puedo evitar acordarme del famoso rap de Sabina:
"¡Joder con la crisis! ¿dónde está la crisis?... Y es que hay que saber saberse administrar."
Ponedlo en boca de cualquiera de los elementos y elementas que nos ministran, que ellos solitos le ponen la música. Y los españolitos: ¡a bailar!

carlos dijo...

Anónimo, las crisis en el capitalismo limpian mano de obra (abaratan costes) y casi siempre limpian derechos sociales. Pero podrían disimular y que pareciera que les importa el bienestar de las familias, el empleo... Solbes se está haciendo acreedor a un capítulo en la tropa. Maleni (¿me soltará los perros?) ya lo tiene desde hoy.

Gladis, pues sí, de la crisis terminaremos siendo culpables nosotros (de lo de la inflación real provocada por el euro en los productos de uso corriente ya lo fuimos, porque recuerda que no sabíamos su valor real y dejábamos propinas altas). Cuánto tiempo, ¿qué tal tu verano? Alegra leerte de nuevo por aquí. ¿No te animas a pasar por lo de "La Noche en Blanco"? Aunque haya crisis, estos espectáculos son gratuitos y para una copa supongo que nos sigue llegando.