Vaya tropa de ministros (II)

... Y de ministras (por si acaso no queda claro que estaba utilizando un neutro plural y que las incluye, y por si resulta que son ustedes partidarios de utilizar el castellano de esa forma que se pretende ahora imponer: buenos días a los alumnos y las alumnas, qué satisfacción que estemos todos y todas juntos y juntas...).

Aunque la cosa está disputada, Magdalena Álvarez -la de "antes 'partía' que 'doblá' "- es mi favorita si se trata de reirnos un rato. Pero reconozco que, cuando me da por pensar que algunas cosas que repercuten en nuestra vida cotidiana -tales como las infraestructuras, el transporte, las comunicaciones, etc.- dependen de la gestión y la dirección política de un personaje así, me entra pavor y hasta me acerco a la depresión.

Ha habido y hay ministros mejores y peores. Pero me resulta difícil recordar uno de la misma capacidad. Capacidad intelectual, de argumentación, de comunicación y -a los resultados me remito- también de gestión. Parece el resultado de una broma, de un experimento para ver hasta dónde llegan las tragaderas del personal, que alguien salió a la calle, sorprendió a una pobre señora que pasaba por allí, la interrogó, comprobó que tenía un nivel intelectual y cultural escasito, se aseguró de que apenas articulaba un razonamiento y que, cuando lo conseguía, no sabía expresarlo verbalmente, vio que carecía de cualquier experiencia política y de gestión y le dijo: véngase conmigo que le voy a hacer consejera de la Junta de Andalucía y de ahí pasará usted a ministra, ya verá qué bien lo vamos a pasar.

Lo peor es que ese limitado nivel Maleni lo adorna, además, en no pocas ocasiones con un tono de autosuficiencia y de prepotencia verdaderamente insufrible. Y con un victimismo de manual: me critican porque soy mujer. Como escribía Rafael Reig: "Es el famoso blindaje total. Le dices a un cojo que le ha salido mal una multiplicación:
-Esto está mal.
-Lo que pasa es que te metes conmigo por ser cojo (...)
Así no hay manera, claro".
No, perdóneme, señora: no le criticamos por ser mujer. Le criticamos porque es usted penosa en su cargo público.

Hace poco estuve tragándome un buen rato de la comparecencia parlamentaria en la que la ministra tenía que informar sobre seguridad aérea, después del terrible accidente de Barajas. Mientras se limitó a leer, en su intervención inicial, el amplio escrito con los datos que le habían preparado sus asesores, todo más o menos bien. Pero estaba claro que, en cuanto la sacaran del guión, en cuanto le hicieran cualquier pregunta elemental, el espectáculo bochornoso estaba asegurado.

La cara de una de las diputadas que le interrogaba, Uxue Barkos, es todo un poema. Yo creo que le falta rascarse la cabeza: la pobre no sabe si está siendo víctima de una cámara oculta o de verdad la persona que tiene enfrente dirige un ministerio. Por cierto y por si a alguien no le queda claro que lo mío no es por discrepancia ideológica ni por ningún remoto asomo de misoginia: me resultaría extremadamente difícil encontrar una coincidencia política con la portavoz de Nafarroa Bai y, sin embargo, no tengo el menor reparo en reconocer a Uxue Barkos como persona inteligente y parlamentaria brillante, por ejemplo.

"Hay cuestiones que, aun conociéndolas, no las conozco", nos aclara Magdalena Álvarez en uno de sus momentos más cantinflescos. El video no necesita muchos más comentarios. Si no siguieron la comparecencia, echen un vistazo y juzguen por ustedes mismos.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

MI CABESA E MI CABESA Y E LA QUE TENGO Y YA TA

PEGASA dijo...

jajaja, es curioso como la forma tan peculiar que tenemos para soltar indirectas las personas. Que bonita es Sepúlveda. Yo que apenas he viajado y cuando pretendia hacerlo me dejaron sin medios financieros. Pues a soñar toca que es gratis jijiji. Menudas vacaciones que te has dao más bien aprovechaicas y pero tú por arriba na massss, y al sur para cuando?.

Carlos dijo...

Jajajaja, tal cual, anónimo. Si lo que pasa es que poner a un ministro con esa terrible "cabesa" es un juego peligroso. Como decía un antiguo anuncio de la DGT, las imprudencias se pagan.

Pegasa, anda que no queda todavía por contar de las vacaciones de verano... Me falta LLeida, Soria, Florencia y el Pirineo de Huesca. Como nos decía uno de coña, "vaya vacaciones que os estáis metiendo por toda la costa".

Al Sur es que en verano hace mucha caló, a mí me da pereza. A ver, ¿qué conozco de Andalucía que yo recuerde...? De Granada estoy totalmente enamorado. Córdoba me gustó también. Y Cádiz. Estuve en Jaén una vez hace tiempo, pero vi poquito, porque también iba por reuniones y tal, salíamos sólo por la noche. Por Málaga capital siempre he ido de paso, para ir a Ardales, donde tengo un buen amigo. Él me llevó a conocer Ronda y también he estado en alguna ocasión en Velez Málaga, en Mijas y en Fuengirola. Y he ido tres veces a Sevilla pero siempre por asuntos profesionales o similares y con prisa, que ya tiene delito; tengo que ir una vez relajado, a conocer de verdad la ciudad. Y creo que no conozco más (ni Almería, ni Huelva...).

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

A mí me parece que para usar la fórmula de la barraincliná (no me he confundido, es palabra o palabro tan válida como "miembra"... y a mí que me sigo sonando a la "miembra, con perdón)-vuelvo a antes del parénmtesis largo, para que nadie se pierda-, debería ponerse primero el femenino y después de la barra la terminación masculina; puesto que de lo contrario, al ser el masculino también el neutro, la liamos y nos repetimos como la morcilla, que para las digestiones pesadas, es demasiado reiterativo.

Por lo demás, tenéis las ministras que os merecéis: ¡Haber hablado con las vecinas antes, leñe! ;-) o :-(

Carlos dijo...

Tiene narices, Muy Señores Míos, porque esta señora no es sólo que la nombrase ZP ministra a dedo, sino que, conociéndola ya de la primera legislatura, se presentó en las últimas elecciones a diputada por Málaga y salió elegida. Así que si la gente se siente representada por ella, nada que objetar a eso.

TortugaBoba dijo...

Estoy teniendo un ataque de risa matutino, jajaja. El vídeo es genial. La cara de los que preguntan un poema, y la imagen de ella urgando entre sus papeles es para nota. No traía los deberes hechos no. Chica, ¿pues no ves que vas a salir en la tele?? No duermas esa noche preparando los folios por colores si hace falta, o hazte un índice, no sé cómo va eso la verdad.
Agrego el vídeo a favoritos para cuando me dé la depre política. Mejor reírse que llorar. Y tenemos Madaleni pa rato ¿eh? Aunque no sea en el gobierno central. Qué horrorrrr
Beso ;-)

Fernando Solera dijo...

Todo lo que se diga de Mandatela Álvarez es poco, Carlos. Y pensar que once millones de conciudadanos han votado a un Gobierno que tiene esta clase de ministros. Para echarse a temblar.

carlos dijo...

¿A qué sí, Tortu? El video es buenísimo. Circula por ahí la maldad de que Chaves y el PSOE-A defendieron mucho la permanencia de Magdalena -que estaba muy cuestionada- en el gobierno central... para que no se la devolviesen para allá.

Pero no sólo Maleni, Fernando: entre el resto de ministros están Fernández Bermejo, Sebastián, la miembra Aído, Corbacho,Moratinos y ese blufff llamado Solbes (un experto en dejar al país sumido en crisis y decir imprudencias como que los ciudadanos tenemos la culpa de la inflación porque desconocemos el valor real del euro y dejamos propinas excesivas o que la actual situación de estancamiento y desempleo sirve para limpiar la economía..., que sin embargo, vaya usted a saber por qué razón objetiva, tiene fama ¡de tipo sensato y buen economista!). No digo yo que no haya gente más competente -Garmendia, incluso Rubalcaba aunque se discrepe políticamente de él...- pero hay un porcentaje de impresentables muy alto.