Declaraciones a Confilegal sobre estafas de prestamistas

Publicado en Confilegal, 28.07.2016

MILES DE FAMILIAS ESPERAN QUE EL NUEVO GOBIERNO REGULE EL FENÓMENO DE LOS PRESTAMISTAS PRIVADOS, AHORA SIN CONTROLES

Luis Javier Sanchez 

Afectados de toda España reunidos en Madrid este fin de semana han vuelto a reclamar la necesidad de una normativa que controle a los prestamistas que crecen en este contexto de crisis económica. Prestamistas, o usureros más bien, que, unidos a organizaciones criminales, convierten ese préstamo en asunto de vida o muerte para muchas familias. 

En estos años de falta de crédito bancario, empresarios y familias han buscado ese dinero para seguir adelante en otros caladeros, algunos poco ortodoxos, con intereses del 29 por cien, considerados por la UE como abusivos. “Creamos la asociación Stop Estafadores hace dos años, aunque sabemos de familias que han tenido serios problemas desde hace cinco”, explica Juan Puche, su presidente y afectado también. 

En estos momentos es posible que existan en nuestro país una docena de tramas criminales que a través de un préstamo buscan quedarse con tu vivienda “mientras los jueces no los consideran estafadores, familias y consumidores estamos con el culo al aire. No podemos hablar de ellos porque mediante querellas nos mantienen entretenidos”. 

La falta de Gobierno en estos momentos hace que sea complicado pedir a nuestros políticos una mejor regulación de estas prácticas. Cataluña, Levante y Madrid son los [principales] focos de desarrollo de estas malas prácticas. 

Este boom de estos presuntos estafadores viene dado sobre todo por la falta de regulación de este fenómeno. Ni la Administración Central ni las CC.AA. se han tomado en serio este problema que lejos de solucionarse se cronifica. 

“Éste es un problema que afecta a más de 5.000 familias en toda España y ahora, la falta de Gobierno, impide que expliquemos a los políticos el fondo de esta situación”, señala Carlos J. Galán, abogado de esta asociación. 

Ni el Registro que se creó de prestamistas funciona ni las CCAA que derivaron a consumo esta práctica han hecho nada para que esta bola de nieve adquiera proporciones preocupantes. 

"Hay prestamistas que están llamando a sus víctimas para pedirles el dinero que les prestaron, casi en plan matón barriobajero” comenta Puche. Nuestro interlocutor está ahora envuelto en diferentes querellas por acusar a determinados prestamistas de ladrones. Sabemos que hace unos días, una de ellas quedó archivada. Pero sigue con la guardia alta. 

El crecimiento de esta práctica ha hecho también que a nivel jurídico el asesoramiento de estas familias y particulares haya crecido. Desde Stop Estafadores se ha puesto en marcha una red de abogados especializados que intercambian puntos de vista sobre estos temas e intentan unificar actuaciones en todos estos casos.

“Hace unos días impartimos un curso sobre esta práctica en el Turno de Oficio en el ICAM y tanto la asistencia como la calificación al curso fue muy valorada”, destaca Galán, formador del mismo.

Stop Estafadores como asociación ha crecido gracias a su blog http://stop-estafadores.blogspot.com.es, el movimiento en redes sociales y las apariciones en medios informativos, que han servido para que víctimas de toda España pudieran intercambiar sus puntos de vista. 

Bajo un préstamo sencillo se esconde siempre una operación compleja que acaba en una notaria donde, al cabo de los días, sabremos que el préstamo pedido es mucho mayor y los intereses demoledores. 

“Nos alegra que el Consejo General del Notariado esté ya tomando medidas contra algunos notarios que desprestigian a la profesión”, aclara Puche. 

Lo peor de esta situación es la tibia respuesta de nuestros jueces y fiscales ante esta situación. “Faltan controles para los prestamistas y luego la respuesta a nivel judicial no está siendo todo lo que nos esperábamos. Aún no acaban de ver que hay un posible delito de estafa en este tipo de prácticas”, señala el abogado de Stop Estafadores. La idea es la de retomar los contactos con los partidos políticos una vez que se conforme de una vez por todas un Gobierno en nuestro país. 

Curiosamente, el propio Galán detecta en casos muy similares puntos de vista diferentes en distintas fiscalías del país.

“No parece que sea lógico que ante asuntos muy parecidos el fiscal, como Ministerio Público, tenga puntos de vista distintos. Eso hace que en algunos casos vea que hay un delito y en otros no perciban nada perseguible”. 

Hace unos meses Stop Estafadores y su equipo legal mantuvo una reunión en la F.G.E. con altos cargos de la entidad pero por desgracia todo quedó en buenas palabras. 

Desde Stop Estafadores, Juan Puche, también afectado por un préstamo que pidió de 45.000 euros, pide prudencia a familias y empresarios en apuros. “Hay que ver con calma lo que uno firma y consultar con un abogado experto en estos temas. Merece la pena esperar unos días antes que tener tu vida hipotecada ya para siempre”. A las víctimas, muchas en el anonimato, que luchan por salir de esa pesadilla, les anima a que se unan a asociaciones como la suya para compartir estos problemas y no caer en la depresión. 

NECESIDAD DE ASESORARSE BIEN ANTES DE FIRMAR ALGO 

Pero, por desgracia, más del 50 por ciento de estos afectados por prestamos usureros no reclaman y tiran la toalla. 

El escepticismo ante un sistema judicial que no da confianza y el tener como contrincante a poderosos entramados financieros, les hacen no recurrir y en muchos casos perder su vivienda tras traumáticos lanzamientos. 

“Sabemos en algunos casos que las denuncias hechas ante la policía por estas prácticas han ido a los juzgados y se han perdido”, comenta Puche. 

La falta de estos medios judiciales, como el tener un abogado y procurador, hace que le preguntemos a Carlos J. Galán si no cree que el Turno de Oficio debería ampliarse en este tipo de temas. "Habría que estudiarlo, desde luego, porque crecen cada vez más familias y afectados que un día, con los canales cerrados tradicionales financieros, se fueron a un prestamista y su vida se convirtió en un infierno”. 

Sobre el perfil de la víctima acuciado por un préstamo que no podrá devolver, nos indica que “hablamos de personas con acuciantes necesidades económicas que tienen dificultades al crédito bancario, bien por sus circunstancias personales o por estar inscritos en algún registro de morosos. Suelen tener una propiedad inmobiliaria libre de cargas o con cargas muy pequeñas. Ése es el objetivo de los estafadores. No necesariamente es gente de bajo nivel cultural. En esta estafa han caído personas con experiencia empresarial o con trabajos en la administración pública. Podría caer cualquier persona por cómo están diseñadas.” 

Lo peor de esta situación es que, ante la falta de regulación clara de este fenómeno, crecen los prestamistas de prácticas irregulares, sabiendo que nadie les pedirá cuentas desde alguna de las diferentes administraciones del país. 

“La falta de regulación y controles es un terreno abonado para que se sigan generando abusos sin ningún recato. A diario sé que desde la asociación se reciben llamadas de personas afectadas. Cambian las tramas, pero las estafas son parecidas”, según Galán. 

Para este jurista, es bueno saber que los puntos de vista del Consejo General del Notariado, Defensora del Pueblo y la propia asociación, Stop Estafadores, coinciden en la manera de resolver esta situación. 

“Este consenso sobre estas prácticas creo que puede tener buena acogida en las nuevas fuerzas políticas. Esperamos que nos escuchen y tomen cartas en el asunto, pero para eso necesitamos un Gobierno y un Parlamento activo”. 

El trabajo de esta red de abogados es frenar la ejecución hipotecaria. Nuestro interlocutor recomienda que se denuncie la estafa lo antes posible. “Con esa denuncia que uno pone, puede lograr que se haga una anotación preventiva de la querella o denuncia en el Registro de la Propiedad para evitar la transmisión de ese crédito a terceros, que a veces se hace, y la ejecución hipotecaria.” 

Al mismo tiempo cree que también en vía civil se pueden impugnar condiciones de esos préstamos. “Podemos estar ante cláusulas abusivas; intereses de demora o tasaciones impuestas por la parte que son muy bajas”, por sólo citar algunas. 

En vía civil, se pueden impugnar algunas de las condiciones de estos préstamos porque realmente son cláusulas abusivas; intereses de demora, tasaciones impuestas por la parte que son muy bajas, entre otras.

Para este jurista, el trabajo de Juan Puche desde las redes sociales ha sido muy estimado y valioso, porque ha puesto en contacto a víctimas de toda España, incluso antes de poner en marcha Stop estafadores. 

“Del goteo de cada caso individual hemos pasado a afrontar los asuntos de otra manera. Las víctimas han dejado de lamentarse y toman la iniciativa. Juan ha sido clave para aglutinar a todo este colectivo que sigue creciendo a lo largo de los días”. 

En el blog de Galán, especializado en estos temas financieros e hipotecarios, de gran visibilidad en las redes sociales, Estafas de Prestamistas, aparecen una serie de consejos para detectar estas posibles prácticas fraudulentas y no tener tu vida hipotecada de por vida. Mientras tanto, y ante la falta de crédito el teléfono de Stop Estafadores no deja de atender posibles afectados.

0 comentarios: