Día de la Mujer

Hoy, Día Internacional de la Mujer, que sea una mujer la que hable aquí.

Mi regalo es este homenaje a todas las mujeres del mundo, un reconocimiento al largo camino de su liberación, en la voz y la palabra de la nicaragüense Gioconda Belli.

(Quizá yo no haría mías un par de afirmaciones, al menos no sin matizarlas, pero me parece en conjunto un hermosísimo poema y un oportuno mensaje).

5 comentarios:

Mª Gemma dijo...

Me ha gustado el poema, mas aun los versos finales...
Es triste que aun se siga así después de 152 años... y aun mas triste que se utilicen falsas denuncias en beneficio propio... esto perjudica y mucho a las denuncias reales... y a las victimas de esas denuncias, que son hombres, hijos e hijas...

Un abrazo

P.D. Carlos, por falta de tiempo no he venido a visitarte, como yo quisiera, me quedan pendientes tus últimos artículos... perdona mi ausencia...

Melba dijo...


Siempre es para mí un placer leer o escuchar a Gioconda.

Gracias por traerla.

Salud♥s

leonor dijo...

Hola, Carlos:
Hay que reconocer que hemos avanzado, aunque no lo suficiente como alcanzar la tan buscada igualdad. Como bien dice María Gemma, es triste que en nombre de esa igualdad, a su vez, se cometen falsas denuncias y tanto dolor para los padres y los hijos.
Aunque creo que todos los dias deberían ser Día de la Mujer, Día del hambre... No limitarse un solo día para quedar bien ante la galería, como bien saben hacer nuestros políticos.
Saludos y un abrazo.

TortugaBoba dijo...

Pues eso, queremos flores. Todos los días.
Besito.

carlos dijo...

Hola, M. Gemma, es un camino largo y difícil, pero hay que reconocer lo avanzado. Y leer el blog no es una obligación, tiene que ser algo que apetezca, así que cuando quieras eres bienvenida, sin compromisos. Yo te visito de vez en cuando, aunque no siempre comente. Un abrazo.

Hemos coincidido en nuestros respectivos blogs, Melba, no en poema pero sí en esta voz hermosa y valiente. Saludos.

Yo creo que lo ideal sería aquella situación en que desaparecieran los días de la mujer, como no hay un día del hombre. Mientras siga siendo necesario conciencias sobre desigualdades, mal asunto. Pero bueno, ahí estamos, en el camino. Espero que las mujeres sean suficientemente inteligentes para saber lo que realmente les acerca a la igualdad, que no son las poses, las cuotas ni los/as tonterías/os del lenguaje (ya me entendéis), sino cosas mucho más complejas y más de fondo. Un abrazo.

Queremos flores y, ya puestos, marcapáginas, Tortu, no te quedes corta ;-) Un besote.