El baile de ministerios

(Comparto aquí un artículo publicado en el blog jurídico en español más leido, una referencia en nuestro ámbito, del que son editores Elisa de la Nuez, Fernando Gomá, Fernando Rguez. Prieto, Ignacio Gomá y Rodrigo Tena, y en el que participan prestigiosos colaboradores. Para mí es un honor ser firma invitada en un medio de opinión que aúna calidad e independencia).

Publicado en ¿Hay Derecho?, 26.12.11

En estos días, tras la toma de posesión del primer Gobierno presidido por Mariano Rajoy, la atención periodística se centra fundamentalmente en las personas que se han hecho cargo de cada cartera ministerial. Pero quizá fuera oportuno fijarnos también en las cambiantes denominaciones y competencias de los Ministerios en nuestro país.

Respecto al ejecutivo precedente, el actual reduce las Vicepresidencias de dos a una y, aparte de variar denominaciones, integra Administraciones Públicas en Hacienda, fusiona Educación y Cultura, y suprime Ciencia e Innovación, para distribuir su cometido entre otros departamentos.

Es el gabinete más reducido de la democracia, con 14 miembros, incluyendo al propio Presidente. Hasta la fecha, ese título lo ostentaba un Consejo de Ministros de Aznar con 15, mientras que el máximo correspondía a un par de Gobiernos de Suárez que contaron con 24 integrantes.

Sin embargo, un número menor de carteras no refleja, por sí solo, una austeridad real. El ahorro que acarrea prescindir del titular de un Ministerio no es significativo si en la práctica se mantiene la estructura y, como es frecuente, una similar cifra de personal.

Lo que, de forma indudable, sí comporta un repetido gasto, es la propia variación de la estructura gubernamental. Cada cambio de denominación en un Ministerio implica sustituir los rótulos exteriores e interiores en todas las dependencias (sede central, departamentos y organismos adscritos, y administración periférica del Estado en cada provincia). Exige el cambio de nombre e imagen corporativa en la web oficial, en todo el material de papelería interno y externo, en los folletos informativos y publicaciones, y en los impresos oficiales que se utilicen en los distintos trámites administrativos. Si el cambio comprende, además, una variación competencial u orgánica –por fusión o división de Ministerios, o por asignación de áreas de uno a otro- normalmente será necesario un cambio de adscripción de funcionarios, mudanzas y traslados, así como la adaptación de los procesos administrativos en papel y telemáticos, operaciones que cabe suponer que conllevan un elevado coste, en muchos casos perfectamente evitable.

En su primera campaña electoral, Zapatero prometió que el Ministerio de Interior se denominaría de Seguridad y que el de Fomento pasaría a ser de Infraestructuras. En cuanto tomó posesión de su cargo como Presidente del Gobierno, comunicó que posponía tales cambios sine die para evitar “gasto innecesario”, aplicando criterios de “ahorro” y de “ejemplaridad”.

Poco duraron tales criterios. Durante los siete años en que estuvo al frente del Gobierno de España, Educación tuvo tres denominaciones y asignaciones competenciales diferentes, Trabajo tuvo dos y Agricultura también se vio afectada por un cambio de denominación en el último ejecutivo. Pero, sobre todo, introdujo dos nuevos Ministerios: recuperó en 2004 el de Vivienda, desoyendo a quienes cuestionaban el sentido de otorgar ese rango a una competencia ya transferida a las Comunidades autónomas, y en 2008 creó el de Igualdad, una cartera que, en lugar de estar destinada a un área competencial en sentido estricto, respondía a una aspiración que debe estar presente en la acción de todos los departamentos (la inexistencia de Ministerios específicos de Libertad o de Solidaridad no significa necesariamente que el Gobierno renuncie a promover tales valores). En 2010, el mismo Presidente que había defendido a capa y espada, frente a las numerosas críticas recibidas, la existencia de ambas carteras ministeriales, las suprimió sin mayor consideración.

El artículo 98 de la Constitución deja abierta la composición y estructura gubernamental, pero a mi juicio parece estar apuntando a una reserva de Ley, en sentido formal, al asegurar que “el Gobierno se compone del Presidente, de los Vicepresidentes en su caso, de los Ministros y de los demás miembros que establezca la Ley”. Lo cierto es que tal decisión se fue produciendo siempre por la vía del Decreto durante la etapa de UCD. El Gobierno del PSOE, primero mediante el Real Decreto-Ley 22/1982, de 7 de diciembre, de medidas urgentes de reforma administrativa y luego, en 1983, con la Ley Orgánica de la Administración Central del Estado (LOACE), pareció querer fijar una estructura estable, pero pronto cambió nuevamente de criterio a través de Leyes de Presupuestos, reiterándolo después en la Ley 42/1994 de medidas fiscales, administrativas y de orden social.

Finalmente, en 1997, la Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado (LOFAGE), en su artículo 8.2, estableció que “la determinación del número, la denominación y el ámbito de competencia respectivo de los Ministerios (…) se establecen mediante Real Decreto del Presidente del Gobierno” y la Ley del Gobierno incluyó en su artículo 2.2.j) como facultad del Presidente la de “crear, modificar y suprimir, por Real Decreto, los departamentos ministeriales”.

Parece razonable que se pueda adaptar el número, denominación y competencias de los Ministerios ante una realidad social y política cambiante: hoy la Innovación en general (Investigación, Ciencia, etc.) tiene un peso del que carecía hace décadas y, sin embargo, ya no necesitamos un Ministerio específico para negociar con la CEE, como existió antes de la integración en lo que hoy es la Unión Europea. También resulta comprensible que se pueda modificar la estructura por fundadas razones de coordinación de políticas. Pero lo que no parece muy defendible es que, después de más de treinta años de democracia, no hayamos llegado a determinar, por pura experiencia práctica, dónde es mejor que se ubiquen las competencias de Deportes (que tan pronto están en Cultura como en Educación o las tiene el propio Presidente) o las de Turismo (que ganan y pierden cada poco tiempo rango ministerial, y que han pasado por Transporte, por Industria o por Comercio), por citar sólo dos ejemplos. Tampoco se entiende muy bien que un mismo Presidente del Gobierno vaya cambiando de criterio varias veces en escaso tiempo respecto a cuál es la estructura más adecuada para su ejecutivo.

Si no se quiere fijar la composición por Ley, sí convendría apelar, y más en época de austeridad, al menos a la coherencia de un mismo Presidente e incluso a un cierto consenso entre los dos grandes partidos, para que, sin caer en una rigidez excesiva, sí se eviten estas constantes modificaciones, algunas veces justificadas, pero a menudo tan incomprensibles como costosas.

Apoyo a la Protectora de Animales de Cáceres para que siga gestionando la perrera municipal

La Protectora de Animales de Cáceres, de la que es socia una amiga mía, venía haciéndose cargo, desde hace doce años, de la Perrera Municipal de esa ciudad. Su trabajo al frente de la misma ha sido ejemplar, porque implantó un modelo de gestión que nada tiene que ver con el que, por desgracia, es usual aún en no pocas perreras: limitarse a dar un plazo para reclamar al animal abandonado y, transcurrido el mismo, sacrificarlo.

La asociación ha logrado entregar en adopción en este tiempo a casi 5.000 animales, relegando la eutanasia a casos muy excepcionales. Consiguió que el servicio de recogida de ejemplares abandonados y la posterior atención y cuidado de los mismos funcionara los 365 días del año. Convirtió la perrera en un lugar limpio y presentable, donde los animales eran tratados no sólo con dignidad, sino con el cariño de decenas de voluntarios. Los centros educativos visitaban las instalaciones y muchas personas colaboraban en sacar a pasear a los perros, en lugar de mantenerles encerrados de forma permanente.

Este año la Protectora ha atravesado serias dificultades a causa de la deuda que el Ayuntamiento cacereño mantenía con la misma. Aun así, siguió prestando el servicio, haciéndose cargo de todos los gastos que conlleva, pero obviamente las cuotas de los socios no pueden cubrir indefinidamente el compromiso económico que el consistorio asumió en su día.

De esta forma, la asociación se vio obligada a denunciar el convenio suscrito con el Ayuntamiento, para que no se produjera su prórroga automática, ante la imposibilidad de seguir manteniendo a sus exclusivas expensas este servicio. Se trataba de dar un toque de atención para que la administración local de Cáceres cumpliera su parte del acuerdo. Y también de dar una oportunidad a la renegociación de condiciones si se consideraba conveniente.

Pero el equipo de gobierno municipal, en lugar de atender su obligación de pago o de negociar un nuevo convenio con la Protectora, reaccionó con lo que a mí me parece una rabieta y adoptó una postura autosuficiente. Parecía querer demostrar que no necesitaba a esa asociación que había osado reclamarle sencillamente que cumpliera su compromiso.

La Protectora tuvo que conocer por una noticia en los medios informativos que el Ayuntamiento había acordado prescindir de su gestión en la Perrera. Las autoridades cacereñas anunciaron que la misma se iba a asignar para el próximo año a la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura.

Enseguida surgieron las dudas de que ese centro educativo pudiera dar cobertura completa al servicio que venía manteniéndose en la Perrera y, en efecto, ante la reacción popular y el interés mediático, el Decano aclaró, en declaraciones a los medios locales, que la Facultad sólo podía comprometerse a prestar asistencia clínica, pero ninguna otra atención.

Es decir que, a fecha de hoy, se mantiene la incertidumbre de qué pasará con la gestión de la Perrera, con la recogida de animales abandonados y con el cuidado de los que están actualmente en la misma. El Ayuntamiento sigue sin dar su brazo a torcer.


En apenas unos días, más de 8.000 firmas han apoyado que la Asociacion Cacereña para la Proteccion y Defensa de los Animales vuelva a gestionar el servicio y para el día 31 está convocada una concentración en la Plaza Mayor de Cáceres con el mismo objetivo.

Han sido numerosísimas las muestras de adhesión y apoyo que ha recibido la Protectora en estos días. Por elegir sólo una, quiero destacar un testimonio que me impresionó: el de María Luisa, una persona con fibromialgia. Dice que llegó a tocar fondo y a cuestionarse todo, a no querer vivir. Y cuenta la suerte que supuso conocer la Protectora de Animales de Cáceres: “Me está cambiando la vida (…). Voy casi cada día a pasear a los perritos que gente sin corazón ni conciencia deja un buen día maltrechos o abandonados (…). Por primera vez en mucho tiempo tengo ilusión por la vida, por levantarme temprano, por caminar hasta allí y darle movimientos a mis atrofiados músculos, por primera vez en muchos años me siento en el lugar adecuado en el momento preciso, para ser de utilidad. Mi gran sorpresa es el cambio que voy experimentando: tengo ilusión por las mañanas, camino largos recorridos, cuando antes me pasaba las semanas metida en una cama y el camino más largo que hacía era de la habitación a la cocina, estoy perdiendo peso de forma natural, combatiendo la obesidad y los problemas de salud que también se derivaban de ahí, mis músculos están tonificándose, tengo sensibilidad en las manos, ya que antes se me caían las cosas, estoy superando las soledad que me sumía en una gran depresión, problemas emocionales (…) Y éste es sólo mi caso, imagino que habrá más. Y todo esto con sólo pasear a perritos y ayudar a sociabilizarlos para una mejor adopción después. Qué sencillas pueden ser a veces las soluciones. Un día estaban dado las gracias al personal de la Protectora, en primer lugar por la paciencia que tienen con la puerta de entrada, que es un sin descanso, sonando a todas horas, y ellos con una sonrisa breve porque la velocidad a la que trabajan es tremenda - ¡jamás vi trabajar sin descanso como lo hacen ellos y con pasión!-, cuando me dijeron, entre labores, que probablemente sólo estuvieran hasta primero de año (...). quedé que me costó tragar saliva”. Esta voluntaria hace un llamamiento a la alcaldesa de la ciudad, Elena Nevado: “Tú puedes evitarlo. No sólo son perros que no conoces, somos seres humanos que estamos detrás, con nuestro trabajo de superación día a día, unos de una forma y otros de otra. Por favor, no LOS dejes en desamparo, no NOS dejes en desamparo. Gracias a los perritos de la Protectora de Cáceres. Gracias a la Protectora por permitirme entrar a cualquier hora en sus instalaciones sin condicionamientos y siempre con una sonrisa y un agradecimiento. Las gracias las tengo que dar yo por no haber sacrificado a esos perritos que han influido tan positivamente en mi salud”.

Sería conveniente que se impusiera la sensatez: que el equipo de gobierno municipal de Cáceres recuperase el diálogo con la Protectora, que sentaran las bases de un nuevo convenio y se mantuviera un modelo de gestión verdaderamente digno de aplauso, por no limitarse a buscar la eficacia sino también trabajar desde la ética. Los animales no tienen la culpa de esta situación, ni deben padecer las consecuencias de tiras y aflojas económicos o de pulsos políticos.

A quienes deseen apoyar que la Protectora de Animales de Cáceres continúe con su labor al frente de la perrera municipal, les animo a firmar aquí.

Más información:
- Diario Hoy, 21.12.11
(Fotografías propiedad de la Protectora de Animales de Cáceres, de perros abandonados y recogidos por esta asociación: el podenco es Gabi y el dálmata es Pilo. Hay fotografías de más animales para adopción aquí).

Reseña del libro sobre bajas laborales en la revista de CEPYME

El Empresario, la revista de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), recoge en su sección de Libros del número 385, correspondiente a este mes de diciembre 2012, la reseña de ocho novedades editoriales que ha considerado de interés para sus lectores.

Entre ellas, el libro La empresa ante las bajas por incapacidad temporal, el volumen editado por FC Editorial y del que soy coordinador y coautor, un manual que creo que puede resultar de utilidad a los responsables de pymes para gestionar y controlar adecuadamente estos procesos, solucionar dudas que se les puedan plantear durante los mismos y reducir la incidencia de la IT en sus empresas.

Reseña del libro sobre bajas laborales en CyCH

La revista CyCH-Conocimiento y Capital Humano, editada por la Fundación Confemetal, ha publicado recientemente su número 5, correspondiente al cuarto trimestre de 2012.

En la sección de libros incluye, junto a otras tres, una reseña de nuestro trabajo colectivo La empresa ante las bajas por incapacidad temporal, publicado por FC Editorial, un manual práctico para las empresas a la hora de afrontar estos procesos.

Reseña del libro sobre bajas laborales en la revista Observatorio de recursos humanos

La interesante y completa revista Observatorio de recursos humanos y relaciones laborales, también incluye en su número de diciembre 2011 una reseña de nuestra obra colectiva La empresa ante las bajas por incapacidad temporal.
Junto con otros tres libros -Catálogo de buenas prácticas en el ámbito de la gestión de recursos humanos (ALPE del Ayuntamiento de Gijón), Cuentos que mi jefe nunca me contó (Lid Editorial) y Ética, Economía y Política (Esic Editorial)- la obra sobre bajas laborales integra la selección de Novedades Editoriales que incluye en esta ocasión la revista. 

Observatorio de RH y RL destaca el carácter multidisciplinar del manual, señalando que "en este libro aportan su experiencia abogados (que analizan la problemática jurídica), detectives privados (que explican los mecanismos de investigación y su tratamiento legal y jurisprudencial), psicólogos (que abordan las bajas por motivos psiquiátricos) y profesionales de las mutuas (que aportan recomendaciones contrastadas para prevenir y reducir las bajas por incapacidad temporal)".

Reseña del libro sobre bajas laborales en la revista de Confebask

La revista Confebask que edita la Confederación Empresarial Vasca-Euskal Entrepresarien Konfederakuntza, incluye en su número del segundo semestre de 2011, en el apartado de Publicaciones, una reseña del libro La empresa ante las bajas por incapacidad temporal (FC Editorial), del que soy coordinador y coautor.

El manual práctico, en el que también participan la psicóloga guipuzcoana Ana Isabel Gutiérrez Salegui, la abogada y profesora barcelonesa M. Paz Martín López, el director de prestaciones de FREMAP Antonio Salas Baena y el detective privado David A. Sanmartín Olivier, comparte recomendación en la revista del empresariado vasco con otra obra de actualidad, Transformando crisis empresariales, de Rubén Llop e Iñaki García.

Confebask incide en que el manual sobre bajas aborda "con un enfoque práctico, la situación de IT por enfermedad o accidente desde las distintas perspectivas posibles: su regulación y gestión, su incidencia en la relación laboral y las medidas para su prevención y reducción".

La Cámara de Comercio de Ávila recomienda el libro sobre bajas laborales


La Cámara de Comercio e Industria de Ávila ha recomendado en las redes sociales el libro La empresa ante las bajas por incapacidad temporal, obra que me encargué de coordinar y de la que soy coautor junto con M. Paz Martín, Ana I. Gutiérrez, David Sanmartín y Antonio Salas.

Mediante un comentario insertado en su muro oficial de Facebook y un tweet en su cuenta de Twitter, Cámara Ávila daba cuenta de la aparición de este manual práctico sobre la gestión, prevención y control de los procesos de IT en las empresas, calificándolo de "interesante" para sus asociados y seguidores.

¿Nos vemos el jueves en una iniciativa solidaria?


Este jueves día 24 de noviembre intervendré, junto con otros compañeros/as, en el acto de presentación de la asociación Solidaridad Hispano-Argentina.

Creo que mucha gente tiene aquí la idea de que la República Argentina no es un país pobre. Y están totalmente en lo cierto. Con lo que produce, podría alimentarse sin duda a muchas más personas de las que lo habitan. Pero sí es un país con gente empobrecida, un país con enormes desigualdades sociales. 

Hace algún tiempo, un grupo de amigos que habíamos viajado a Argentina en distintos momentos, poníamos en común nuestras vivencias, sobre todo en lo que se refiere a esa otra cara de la realidad, la que no conocen los turistas. Cada uno de nosotros había visitado, a través de contactos con voluntarios y activistas de allí, un barrio marginal diferente y los tres habíamos visto lo mismo: miles de personas habitando infravivivendas construidas sobre asentamientos ilegales, población desempleada, sin servicios elementales, y niños con desnutrición, con el horizonte de acabar atrapados en las redes de la droga (el paco), de la desescolarizacion, del trabajo infantil o de  la delincuencia. Los tres habíamos regresado impactados por aquella experiencia.

Según un informe de la CEPAL y Unicef, tres de cada diez niños argentinos viven en la pobreza. Y, de ellos, uno en situación de pobreza extrema.Que en un país como Argentina, que podría ser la despensa del mundo, haya niños que mueren de hambre, es una trágica paradoja y una auténtica vergüenza.

Pero también habíamos conocido algo positivo en aquellos lugares: voluntarios de asociaciones, grupos alternativos, sindicatos, confesiones religiosas, particulares, etc., que ponían todo su esfuerzo y dedicación personal en desarrollar y mantener, en aquellos lugares llenos de miseria, iniciativas esperanzadoras: comedores comunitarios para niños, cooperativas de trabajo, proyectos formativos...

Los tres decidimos desde ese momento tener algo más en común: no quedarnos de brazos cruzados. Y de esa voluntad, y unidos a otras personas que se han ido sumando a ese impulso, ha nacido esta modesta asociación. 

El jueves, en el Bar Restaurante argentino Zaravencia, de Madrid, calle Fernán González núm. 37, a partir de las 19 horas, os lo contamos, en el acto de presentación pública de esta iniciativa de cooperación. 

Me encantaría que os animarais y que nos viéramos por allí. Os esperamos.

Reseña del libro sobre bajas laborales en Diario de Ávila

Publicado por Diario de Ávila, 15.11.11





Panorama 

EL HOYO DE PINARES

EL ABOGADO CARLOS GALÁN ES COAUTOR DE UN MANUAL SOBRE INCAPACIDAD TEMPORAL

Manuel Tabasco / El Hoyo

El abogado abulense Carlos Javier Galán, que fuera miembro del equipo de gobierno del Ayuntamiento de El Hoyo de Pinares, ha sido coordinador y coautor de una obra colectiva que, bajo el título "La empresa ante las bajas laborales por incapacidad temporal", acaba de publicar FC Editorial. Carlos Javier Galán dirigió hasta el pasado mes de septiembre la asesoría Alberche Consultores en El Hoyo de Pinares y actualmente es abogado colaborador externo de otra asesoría de la misma localidad, Alfisco. 

Este manual práctico, dirigido a las empresas, aborda la situación de IT por enfermedad o accidente desde las distintas perspectivas posibles: su regulación y gestión, su incidencia en la relación laboral y las medidas para su control, prevención y reducción. 

En el primer capítulo, la abogada de Barcelona y profesora universitaria M. Paz Martín, en un lenguaje comprensible, aborda todo lo relativo a la gestión de las bajas por IT: el contenido y regulación legal de la contingencia y de la prestación, las principales obligaciones formales y el papel de colaboración que ejerce la empresa a través del pago delegado, resolviendo algunas cuestiones prácticas que suelen suscitarse en estos procesos.

En el segundo capítulo es donde este abogado y profesor nacido en Ávila y con sus raíces en El Hoyo de Pinares se ocupa de ofrecer soluciones a la problemática jurídica que plantean las bajas laborales.

Reseña del libro sobre bajas laborales en ABC.es

Publicado en ABC.es, 11.11.11.







Noticias Agencias

CARLOS GALÁN PUBLICA UN MANUAL PARA EMPRESAS SOBRE LA INCAPACIDAD TEMPORAL

Ávila, 11 nov. EFE

El abogado abulense Carlos Javier Galán (1966), ha publicado junto a otras tres personas [sic, realmente son cuatro] un libro colectivo titulado "La empresa ante las bajas por incapacidad temporal" (FC Editorial) que pretende ser un manual práctico para empresas sobre la incapacidad temporal por enfermedad o accidente.

Según ha explicado a Efe Galán, que coordina y es coautor de esta publicación, en este libro han abordado la regulación y gestión de la incapacidad temporal, su incidencia en la relación laboral y las medidas para su control, prevención y reducción, con el objetivo de "resolver las dudas que sobre este tema suelen presentarse a las empresas".

"La situación de incapacidad temporal, con suspensión de la obligación de trabajar y la percepción de una prestación económica, supone una elemental previsión de protección social, pero comporta para las empresas una carga de obligaciones que han de conocer y cumplir", ha apuntado Carlos Galán, que no olvida "la incidencia que tiene tanto en la organización de la actividad como en la productividad".

El origen del libro, según comenta, "está en las jornadas formativas que se vienen realizando sobre esta materia, por el interés que despierta entre las empresas, ya que se trata de resolver sus dudas" y por ello desde FC Editorial les propusieron esta trabajo que comenzó a fraguarse a principios de 2011 y que ahora ha sido publicado.

En el primer capítulo, la abogada y profesora universitaria María Paz Martín aborda todo lo relativo a la gestión de las bajas por incapacidad temporal, mientras que en el segundo capítulo es Carlos Galán quien se ocupa de ofrecer soluciones a la problemática jurídica que plantean las bajas laborales.

El capítulo dedicado a la investigación de las bajas fraudulentas corre a cargo de David Sanmartín, detective privado, mientras que la psicóloga Ana Isabel Gutiérrez hace un análisis de las bajas por motivos psiquiátricos que se ve completado con medidas para la disminución de las bajas por incapacidad temporal, con algunas recomendaciones prácticas [de Antonio Salas] para reducir esas bajas.

"Las empresas ante las bajas por incapacidad temporal" es el cuarto libro, primero colectivo, en el que trabaja Carlos Javier Galán, que cuenta con otras publicaciones como "La empresa ante las Administraciones Públicas. Cómo sobrevivir al papeleo" (2003), "Nóminas y Seguridad Social" (2005) y "Derecho Laboral para no expertos" (2006). EFE.

Nueva edición del libro Nóminas 2011 adaptada a las reformas laborales

FC Editorial ha publicado una reedición puesta al día del manual Nóminas, Seguridad Social y Contratación Laboral 2011, del que soy autor.

A la espera de que las previsibles reformas urgentes que ponga en marcha el nuevo gobierno nos permitan preparar y publicar la edición 2012 de esta obra, ha salido a la venta provisionalmente esta versión, adaptada a las novedades introducidas en esta materia, principalmente por el Real Decreto-Ley 10/2011 de Medidas Urgentes de Promoción de Empleo.

Reseña del libro sobre bajas laborales en RRHHpress.com

La web especializada en recursos humanos RRHHpress.com también se ha hecho eco de la aparición del libro La empresa ante las bajas por incapacidad temporal, del que soy coordinador y cuya autoría comparto con Ana I. Gutiérrez, M. Paz Martín, Antonio Salas y David Sanmartín, y que ha sido publicado por FC Editorial.

La referencia en esta web profesional se encabeza con algunas de las preguntas a las que precisamente pretende dar respuesta mi capítulo, relativo a la problemática jurídica de las bajas por IT: ¿se puede despedir a un trabajador estando de baja? ¿qué ocurre si coincide la baja con las vacaciones?, etc., subrayando la utilidad de este manual para los responsables empresariales.

Puedo

"No he fracasado. He encontrado diez mil fórmulas que no funcionan".
-Benjamin Franklin-

Tomo carrera, hago un esfuerzo, salto un gran obstáculo y, antes de que pueda mostrarme satisfecho, me topo con otro que ni siquiera veía. 

Miro mi agenda y me siento como en un parchís: en esta casilla me puede comer la angustia, en esta otra hoy estoy seguro. 

Reinventarse es un proceso difícil, pero apasionante. 

Lo malo es cuando la puerta del pasado no cierra bien del todo. 

Los únicos asideros vitales firmes no son cosas, ni trabajos, ni actividades...: tienen siempre nombre. 

Entre medias, abrazos claros y abrazos borrosos. Y el regalo de unos ojillos azules y traviesos, que gatean hacia ti con una sonrisa y que son la vida misma. 

Hay buenas noticias que tardan en llegar, pero por fortuna siempre están por delante. Hay malas noticias que no acaban de irse, pero por fortuna van quedando atrás. 

Al fin, cuando llega la noche, toca descansar escuchando la lluvia. A la mañana siguiente, levantarse y repetir como un mantra: puedo.

Reseña del libro sobre bajas laborales en Ávila Digital

Publicado en Ávila Digital, 01.11.11

   



Obra colectiva que aborda la problemática desde varias disciplinas

EL ABOGADO CARLOS JAVIER GALÁN COORDINA UN MANUAL SOBRE LAS EMPRESAS ANTE LAS BAJAS  

Carlos de Miguel

El abogado abulense Carlos Javier Galán, que ejerce en la provincia de Ávila como en Madrid, es coordinador y coautor de la obra colectiva "La empresa ante las bajas laborales por incapacidad temporal".

Se trata de un  manual práctico dirigido a las empresas y que aborda la situación de incapacidad temporal por enfermedad o accidente desde las distintas perspectivas posibles: su regulación y gestión, su incidencia en la relación laboral y las medidas para su control, prevención y reducción.

En el primer capítulo, la abogada y profesora universitaria Paz Martín, en lenguaje comprensible abordado la gestión de las bajas, su contenido y regulación legal de la contingencia y de la prestación, las principales obligaciones formales y el papel de colaboración que ejerce la empresa a través del pago delegado, resolviendo algunas cuestiones prácticas que suelen suscitarse en estos procesos.

En el segundo capítulo, el abogado y profesor Galán se ocupa de ofrecer soluciones a la problemática jurídica que plantean las bajas laborales, abordando incidencias tales como las incapacidades durante el período de prueba, la coincidencia de la baja con vacaciones del trabajador o la consideración del despido mientras el empleado está de baja, entre otras.

El capítulo dedicado a la investigación de las bajas fraudulentas corre a cargo de David Sanmartín, detective privado, y aborda respuestas a las empresas que tienen la sospecha de que se enfrentan a una baja fingida o de que el afectado está realizando actividades incompatibles con la incapacidad o que perjudican su recuperación, con un análisis de los mecanismos de investigación y su tratamiento legal y jurisprudencial.

La psicóloga Ana Isabel Gutiérrez aborda específicamente las bajas por motivos psiquiátricos (estrés, ansiedad, depresión), que constituyen la segunda causa de incapacidad temporal en términos absolutos y la primera en bajas de larga duración, sin olvidar las particularidades de su génesis y la mayor dificultad objetiva para su control empresarial.

Publicado por FC Editorial, el libro se completa con medidas para la disminución de las bajas por incapacidad. Antonio Salas Baena, director de Prestaciones de Fremap, la principal mutua de nuestro país en volumen, analiza algunas de las recomendaciones prácticas que los expertos tienen contrastadas para prevenir y reducir las bajas por incapacidad temporal en la empresa.

Nosotros, todos los demás


Ustedes y yo, para defender aquello en lo que creemos, aquello a lo que aspiramos, hemos votado, hemos opinado, hemos escrito o hablado, tal vez hemos hecho huelga, o nos hemos manifestado... Siempre hemos utilizado como única arma la palabra. A menudo los políticos nos han ignorado y lo seguirán haciendo. Es probable que no consigamos nunca muchos de nuestros sueños. Pero no hemos convertido en una pesadilla la vida de nadie.

Ustedes y yo no hemos pegado un tiro en la nuca a un chaval de veintitantos años por pensar diferente a nosotros, por haber sido elegido por su pueblo para representarle. Ustedes y yo no hemos enterrado vivo durante meses a nadie en un zulo. Ustedes y yo no hemos puesto ninguna bomba debajo de un coche, ni en unos grandes almacenes, ni en un aeropuerto. No hemos amputado piernas ni brazos. No hemos chantajeado ni amenazado a empresas o a familias. Porque sabemos que no todo vale, porque hay principios elementales que siempre tuvimos claros.

Ustedes y yo no nos sentaremos dentro de unos meses en el parlamento tras haber ganado notoriedad sembrando durante años el miedo y el odio. 

Ustedes y yo no seremos hoy portada de ningún medio informativo. Ustedes y yo ayer no emitimos ningún comunicado diciendo que vamos a dejar de matar. Porque nunca hemos matado a nadie y no lo haremos.

Ustedes y yo no hemos exigido que los gobiernos de dos países se sienten a negociar con nosotros. Ustedes y yo ayer no enaltecíamos a asesinos ni a delincuentes encarcelados, porque en ese momento estábamos acordándonos de las víctimas, de todas y cada una de esas personas cuya muerte nos dolió, las que nos empujaron a salir a la calle a exigir su libertad, ésas a las que nadie podrá devolver la vida del ser querido, o los días de cautiverio sufridos, o la integridad física perdida, a las que nadie podrá quitar el dolor, las secuelas, las heridas del cuerpo y del alma. Estábamos pensando en los millares de personas para las que el nauseabundo comunicado de unos miserables llega ya irremediablemente tarde.

Lo siento, pero no me uno a la fiesta. No voy a dar las gracias a ningún verdugo por perdonarnos la vida.

Curso Despido objetivo y disciplinario 2011

El próximo miércoles 26 de octubre tendrá lugar la edición 2011 del seminario presencial que organiza Fundación Confemetal sobre Despido objetivo y disciplinario, en el que participo como profesor y como coordinador docente.

Bajo el subtítulo Repaso general y novedades de las últimas reformas laborales, se analizarán estas causas de extinción y los procedimientos legales en cada uno de los casos. 

Intervendrá en primer lugar María Emilia Ruiz-Jarabo Quemada, Magistrada Juez de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, con la ponencia La extinción por causas objetivas: requisitos formales y procedimiento. La segunda ponencia, Extinción por causas objetivas: análisis de las causas legales de extinción, correrá a cargo del abogado laboralista Miguel Valentín-Gamazo de Cárdenas. Le seguirá el letrado Manuel Valentín-Gamazo de Cárdenas con El despido disciplinario: causas y procedimiento y cerraré yo la jornada con La empresa ante la impugnación de la decisión extintiva

Este curso se desarrollará en las aulas de calle Príncipe de Vergara núm. 74- 5º en Madrid, de 10 a 14 h. y de 15'30 a 18'30 h. Para más información e inscripciones, puede llamarse al teléfono 91 564 95 36 o dirigirse a informacion@fundacionconfemetal.es.

Por el cambio global

Nuevo libro: La empresa ante las bajas por incapacidad temporal

FC Editorial acaba de publicar un nuevo libro de gestión empresarial bajo el título La empresa ante las bajas por incapacidad temporal

Posiblemente sea "mi" mejor libro, precisamente porque no es mío, es decir, no soy su único autor, sino que he tenido en esta ocasión la oportunidad y la suerte de coordinar a un extraordinario grupo de expertos en la materia, y creo que el resultado ha sido por ello un completo, práctico y recomendable manual. 

Cuando un trabajador contrae una enfermedad o sufre un accidente que le impide desarrollar su actividad, está protegido en nuestra legislación por una suspensión de su contrato, durante la cual percibirá una prestación, a cargo en parte de la empresa y mayoritariamente del sistema de Seguridad Social. 

Pero esta elemental figura de protección social comporta para las empresas una carga de obligaciones que deben conocer y cumplir. Por otro lado, como es lógico, las situaciones de IT de los trabajadores inciden en la organización de la actividad empresarial y, en función de los índices que lleguen a alcanzar, pueden afectar a la productividad. De ahí el interés que despierta esta materia, un interés al que hemos pretendido dar respuesta con la redacción y publicación de este libro con enfoque multidisciplinar.

M. Paz Martín López, abogada laboralista en Barcelona y compañera de docencia en la UOC, ha sido la encargada de abordar, en un lenguaje comprensible para el lector, la normativa relacionada con La Gestión de la IT, explicando en qué consiste la contingencia, como se articula la prestación y cuáles son sus características, qué obligaciones tienen empresa y trabajador al respecto, etc., y de resolver las dudas más frecuentes que suelen suscitarse en estos procesos.

A mí (bueno, qué diablos, me voy a poner también mis negritas y enlace profesional como al resto de autores: Carlos Javier Galán Gutiérrez) me ha correspondido ocuparme de la Problemática jurídica de la IT, cómo afecta esa situación de baja a la relación laboral individual. Es frecuente que trabajadores y empresarios se cuestionen qué pasa cuando un empleado cae de baja durante el período de prueba, qué hay que hacer cuando la IT coincide con las vacaciones programadas o si se puede extinguir el contrato estando de baja, entre otras muchas dudas. A este tipo de cuestiones prácticas he intentado dar una respuesta, desde la ley y la jurisprudencia, en el capítulo que me ha correspondido. 

David A. Sanmartín Olivier, detective privado en el Grupo Has, es autor de la parte dedicada a la Investigación de bajas fraudulentas. Hay ocasiones en que una empresa puede tener la sospecha de que está ante una baja fingida, o bien de que el afectado está realizando actividades incompatibles con la IT o que perjudican a su recuperación. El capítulo analiza los posibles mecanismos de investigación en estos casos, así como su consideración legal y jurisprudencial. 

Hemos dedicado un apartado específico a Las bajas psiquiátricas (estrés, ansiedad, depresión...) puesto que constituyen la segunda causa de incapacidad temporal en términos absolutos y la primera en bajas de larga duración, sin olvidar las particularidades de su génesis y la mayor dificultad objetiva para su control. Recuerden un reciente episodio: el primer estado de alarma declarado en democracia se debió a una ausencia masiva y coincidente de controladores aéreos de sus puestos de trabajo alegando motivos psíquicos; afortunadamente, se trata de un caso muy excepcional, pero me parece tremendamente ilustrativo de la complejidad del problema. La psicóloga Ana Isabel Gutiérrez Salegui nos ofrece en su trabajo un detallado e interesante análisis sobre diagnósticos y síntomas asociados, y sobre las causas más frecuentes de estrés laboral, e indica cuáles son las medidas de prevención y de control recomendables.

Cierra la obra el capítulo Medidas para disminuir las bajas por IT, en el que Antonio Salas Baena, abogado y Director de Prestaciones de Fremap, la primera Mutua del país en volumen, apunta algunas de las principales recomendaciones prácticas en orden a la prevención y reducción de las bajas en las empresas. 

Hemos pretendido no dar a este libro un tono doctrinal o dirigido al experto, sino redactar un manual con un enfoque eminentemente divulgativo y práctico, que proporcione información en términos asequibles a los responsables empresariales de las áreas de recursos humanos y administración de personal. 

Como afirmo en la introducción, confiamos en haber conseguido ese objetivo de ofrecer, con los conocimientos y experiencias recogidos en sus páginas, una herramienta que, sobre todo, resulte útil.

La empresa ante las bajas por incapacidad temporal se podrá adquirir, en breve, en las principales librerías del país, además de existir la posibilidad de formular el pedido directamente contactando con el teléfono 91 564 95 36 o con editorial@fundacionconfemetal.es.

La reforma de la negociación colectiva

Publicado en La Lupa de CyCH (Conocimiento y Capital Humano),
revista editada por Fundación Confemetal, número 4, septiembre 2011.

El Gobierno aprobó el pasado 10 de junio el Real Decreto-ley 7/2011 de medidas urgentes para la reforma de la negociación colectiva, que está en vigor tras sido objeto de convalidación parlamentaria y publicación en el BOE. 


Debe hacerse la salvedad de que, a pesar de que esta normativa sea ya aplicable, el mismo texto se está tramitando simultáneamente como proyecto de ley, lo que permitirá la introducción de enmiendas. Por tanto, lo previsible es que posteriormente se promulgue una Ley que venga a sustituir a este Real Decreto con algunas modificaciones en la regulación.

En nuestro país, la ordenación laboral ha tenido como elemento característico este sistema de autorregulación colectiva establecido en el Título III del Estatuto de los Trabajadores. La ley remite al ámbito de la negociación una serie de aspectos de la relación de trabajo, de forma que lo que acuerdan los sujetos legitimados en cada caso –sindicatos y organizaciones empresariales más representativos- no sólo obliga a sus propios asociados, sino que se convierte en una norma de validez general, con el alcance territorial y funcional determinado en la misma: “los convenios colectivos (…) obligan a todos los empresarios y trabajadores incluidos dentro de su ámbito de aplicación y durante todo el tiempo de su vigencia” dispone el artículo 82.3 del E.T.

Tras más de tres décadas de funcionamiento, tanto la administración como los propios agentes sociales han hecho una valoración positiva del sistema pero, al mismo tiempo, han entendido que acumulaba una serie de disfunciones que hacían aconsejable afrontar su reforma. Durante varios meses, las organizaciones empresariales y sindicales mayoritarias han desarrollado un proceso de diálogo sin alcanzar un acuerdo, por lo que el Gobierno ha optado por regular la materia mediante el instrumento urgente del Decreto-ley.

Aunque la negociación colectiva es materia ardua y compleja, intentaremos sintetizar de forma comprensible algunas de las principales novedades que conlleva esta reciente reforma.

ESTRUCTURA DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

Lo más destacable en este orden es la posibilidad de que lo dispuesto en los convenios de empresa pueda tener prioridad de aplicación sobre los convenios colectivos provinciales, autonómicos y estatales en algunas materias concretas relativas a retribuciones, tiempo de trabajo, clasificación profesional, contratación y conciliación.

Pero hay que subrayar que esto será así únicamente en el caso de que el convenio colectivo de Comunidad autónoma o de ámbito nacional no establezca expresamente reglas distintas respecto a la estructura de la negociación colectiva o las situaciones de concurrencia entre convenios. De lo cual se desprende que esta prioridad de aplicación del convenio de empresa podrá ser modificada -limitada en cuanto a sus materias por ejemplo- o incluso excluida totalmente, tanto por los convenios autonómicos como por el estatal.

Las materias concretas en las que, con esa importante salvedad, tendrá preferencia lo dispuesto en el convenio colectivo de empresa serán:

- La cuantía del salario base y de los complementos salariales, incluidos los vinculados a la situación y resultados de la empresa.  
- El abono o la compensación de horas extraordinarias y la retribución específica del trabajo a turnos.
- El horario y la distribución del tiempo de trabajo, el régimen de trabajo a turnos y la planificación anual de vacaciones.
- La adaptación al ámbito de la empresa del sistema de clasificación profesional de los trabajadores.  
- La adaptación de los aspectos de las modalidades de contratación que se atribuyan legalmente a los convenios de empresa.  
- Las medidas para favorecer la conciliación entre la vida laboral, familiar y personal.

También se permitirá que los convenios autonómicos, negociados por los sujetos legitimados en ese ámbito, puedan afectar a lo regulado a nivel estatal. Pero hay excepciones: en estos casos, el convenio de una determinada Comunidad autónoma no podrá modificar lo dispuesto por el estatal en cuanto a período de prueba, modalidades de contratación, clasificación profesional, jornada máxima anual, régimen disciplinario, prevención de riesgos laborales y movilidad geográfica, salvo que el propio convenio colectivo estatal expresamente lo autorice.

PROCESO DE NEGOCIACIÓN

La norma proclama como objetivo fijar un mayor dinamismo en la negociación de convenios, para lo cual tendrá que fijarse en los mismos, como contenido mínimo obligatorio, un plazo de preaviso para su denuncia, un plazo máximo para iniciar su negociación y otro plazo para concluir ésta. En defecto de regulación por el convenio, el preaviso para la denuncia del convenio será de tres meses antes de finalizar su vigencia, el término para constituir la comisión negociadora será de un mes y el plazo máximo para alcanzar un acuerdo será de ocho meses.

Los convenios deben incluir igualmente el compromiso de las partes de someterse a un procedimiento de solución efectiva de sus discrepancias en caso de que en el plazo fijado no se haya suscrito un nuevo convenio, con lo que se está apuntando a mecanismos de mediación y, en su caso, de arbitraje obligatorio.
También se intenta fomentar esta figura del arbitraje obligatorio como forma de resolución de conflictos a través de los acuerdos interprofesionales de ámbito estatal y autonómico.

CONTENIDO DE LOS CONVENIOS

Los convenios colectivos tendrán que incluir medidas para favorecer la flexibilidad interna de la empresa y, en particular, los siguientes:

- Un porcentaje máximo y mínimo de jornada de trabajo que podrá distribuirse de manera irregular a lo largo del año. Salvo pacto en contrario, será el 5 %.
- Los procedimientos y los períodos temporales y de referencia para la movilidad funcional dentro de la empresa.

También la nueva normativa otorga un campo mayor de actuación a la comisión paritaria. A sus tradicionales facultades en interpretación y aplicación de los convenios, puede añadir ahora el desarrollo de funciones que le otorguen los mismos para su adaptación y modificación durante su vigencia, o de intervención en los procedimientos de modificación sustancial de condiciones de trabajo o de inaplicación del régimen salarial.

LEGITIMACIÓN

En este apartado, la novedad más importante es que se otorga un mayor protagonismo en la negociación a las secciones sindicales (las que constituyen los afiliados a un sindicato dentro de la empresa) en detrimento de los representantes unitarios de los trabajadores (los delegados de personal y comités de empresa elegidos por el conjunto de éstos).

Así, aunque están legitimados para suscribir un convenio de empresa el comité de empresa o los delegados de personal, también lo están las secciones sindicales que en su conjunto sumen la mayoría de miembros del comité o de delegados de personal. Y, de hecho, la intervención en el proceso de negociación corresponderá a tales secciones sindicales.

Del mismo modo, las secciones sindicales ganan peso como interlocutores en los procesos de modificación sustancial de condiciones de carácter colectivo.

A la hora de determinar las normas de legitimación y ámbito de aplicación, también se han tenido en cuenta nuevas realidades, pudiendo firmarse convenios que afecten a los grupos de empresas o a lo que el Decreto llama “empresas vinculadas por razones organizativas y productivas”, concepto referido a aquellas redes empresariales que surgen en el marco de procesos de descentralización productiva.

En RNE, 09.08.11: En el ámbito de la libertad sexual, no quiere decir no

Mi segunda y última participación concertada como colaborador de la temporada estival de Afectos en RNE tuvo lugar el pasado 9 de agosto, en el programa dedicado a las agresiones sexuales.

Éste es el audio íntegro del espacio:


Daniel Ampuero planteó en esta ocasión un tema duro y complicado, a partir de las informaciones periodísticas sobre reiteradas denuncias de violaciones coincidentes con las fiestas veraniegas de algunas localidades.

Como introducción, expliqué -desde un punto de vista técnico-jurídico, aunque intentando que fuera en términos comprensibles- las figuras delictivas de la agresión sexual genérica, la violación y el abuso.

Comenté que es frecuente que la víctima de estos delitos se autoculpabilice y que tenga miedo a contarlo o denunciarlo, y aproveché para recordar un principio elemental: “No hay nada que justifique la actuación de un agresor sexual, ni la conducta de la agredida, ni la forma de vestir, ni si ha bebido o no, ni su estilo de vida…, absolutamente nada”. “Todos los hombres –añadí- bromeamos sobre lo difícil que es entender a las mujeres, pero en esto no cabe frivolizar, no hay otra interpretación posible: cuando una mujer, en el terreno de la libertad sexual, dice 'no', quiere decir 'no'.” Y, además, haya sido cual haya sido su comportamiento previo, “lo puede decir en cualquier momento”.

El informe de la redactora Laura Zafra nos dio a conocer que el Instituto de la Mujer ofrece cifras cercanas a las siete mil agresiones denunciadas anualmente. Entre víctimas menores, la realidad es espeluznante: se estima que una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños sufre abusos, generalmente procedentes del entorno de personas cercanas.

La invitada en esta ocasión fue Tina Alarcón, del Centro de Atención a las Víctimas de Agresiones Sexuales (CAVAS), que nos ilustró, desde su amplia experiencia y conocimiento al frente de esta asociación, con unas detalladas consideraciones sobre esta compleja temática.

En el programa dialogamos sobre cuestiones muy diversas: la formación para la prevención, la imperiosa necesidad de que se denuncien estos hechos, el desarrollo del proceso judicial, la adecuada atención a las víctimas, etc.

Respecto a la denuncia de la agredida, personalmente insistí en que "es un acto de justicia individual consigo misma", pero es también "un acto de solidaridad, pues en caso contrario estamos dejando suelto a un agresor sexual".
 

La limitación del tiempo nos impidió abordar otros muchos aspectos, tales como los perfiles de los autores (los abusos en el ámbito familiar o próximo a las víctimas, la violación por un recién conocido, o la agresión por asalto de un desconocido que normalmente es violador múltiple), el tratamiento punitivo, las posibilidades de reinserción de los agresores...

Me correspondió, como colaborador, elegir la canción que ilustrase el tema del día. Sugerí que durante el espacio escuchásemos Caperucita de Ismael Serrano, como así fue, pero preferí terminar con un mensaje positivo: “La mujer que ha sufrido una agresión sexual puede volver a llevar una vida normal. He elegido esta canción de Deluxe, que se llama 'Reconstrucción'. Se la dedicamos a todas las víctimas de agresiones sexuales con mucho ánimo y con un abrazo muy de verdad”.

(Fotografía: Rebeca Amieva).

Curso La empresa ante las bajas por IT

Fundación Confemetal ha programado una nueva edición de un curso que a mí me parece particularmente interesante, La empresa ante las bajas por incapacidad temporal, y que impartiremos el próximo martes 4 de octubre en sus aulas (Príncipe de Vergara, 74, de Madrid).


Miguel Ángel Luengo Peña, Graduado Social y Jefe de la Seccción de Determinación de Contingencias del INSS de Madrid, será el encargado de explicar la gestión administrativa de las bajas por IT, exponiendo la regulación legal, los controles, las principales obligaciones formales, el papel de colaboración de la empresa a través del pago delegado de la prestación, etc. Será una excelente ocasión para que los responsables empresariales resuelven las dudas de orden práctico que se suelen plantear en estos procesos.

A mí, como abogado, me ha correspondido precisamente resolver las dudas que se plantean desde el punto de vista de la problemática jurídica, como las relativas al complemento de IT, a la coindidencia de la baja con las vacaciones o el descanso por maternidad, a la posibilidad de despido durante la situación de IT, la IT durante el período de prueba, etc.

La jornada se cerrará con la intervención de Elisa Pendás Pevida, Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y responsable nacional de la Mutua FREMAP en gestión del absentismo laboral, quien abordará las medidas para prevenir o reducir las bajas por IT en la empresa, tanto las derivadas de enfermedad como de accidente.

Para más información e inscripciones, se puede telefonear al 91 564 95 36 o escribir a informacion@fundacionconfemetal.es.

En RNE, 03.08.11: El funcionamiento de la Justicia, lento y obsoleto

Como anuncié en su momento en este blog, el pasado 3 de agosto inicié mis colaboraciones de verano con el espacio nocturno Afectos, de Radio Nacional, presentado por Daniel Ampuero. En esa primera ocasión, el tema propuesto me incumbía muy directamente por mi profesión de abogado, pero creo que tenía, además, indudable trascendencia para el conjunto de la ciudadanía: el funcionamiento de la Justicia en España. 

Para quienes no pudieron escucharlo y tengan interés en ello, éste es el podcast íntegro del programa:


De esta primera experiencia salí con la sensación de que se me había quedado casi todo en el tintero. Una hora de programa, incluyendo informe inicial, entrevista con el invitado, llamadas y mensajes de los oyentes… se hace realmente corta.

El primer asunto que se abordó fue la propuesta reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Ya pronosticamos todos que, dado lo avanzado de la legislatura, ese proyecto de ley no culminaría su tramitación parlamentaria y no entraría en vigor, como  así ha sido, puesto que las cámaras ya están disueltas.

José Luis Ramírez, de Jueces para la Democracia, fue el invitado del día y manifestó una opinión sustancialmente positiva sobre el texto propuesto por el Gobierno, que cree que va a mejorar el procedimiento, darle agilidad y racionalidad y aumentar las garantías.

No soy experto en la materia porque, como aclaré, la Penal no es una Jurisdicción en la que yo ejerza habitualmente, pero me suscitan seria inquietud –y no soy el único que piensa igual, como es notorio- las facultades de instrucción que se otorgan al Ministerio Fiscal cuya independencia en nuestro país es muy cuestionable por su dependencia orgánica -lo comprobamos día a día-, así como las limitaciones impuestas a la figura de la acusación popular.

Les pongo un ejemplo gráfico y muy cercano. La causa contra Francisco Camps fue inicialmente archivada porque el órgano instructor no apreciaba delito. El Ministerio Fiscal –con dependencia orgánica del Fiscal General del Estado, que nombra el Gobierno- y la acusación popular –representada en este caso por el PSPV-PSOE- recurrieron esa resolución. El recurso se estimó, se realizaron nuevas diligencias de investigación y, finalmente, Camps está hoy procesado y ha dimitido de sus cargos. Imaginemos que estuviera en vigor esta nueva normativa que se propuso. Supongamos que en el Gobierno central estuviera el PP y el Fiscal decidiera no recurrir ese auto de archivo. El Partido Socialista no podría haber sido ya acusación popular, porque el proyecto se lo impide precisamente a los partidos políticos. Aquel auto hubiera devenido firme y hoy, Camps, estaría libre de cargos y ejerciendo como presidente autonómico. No entro ahora en si sería mejor o peor, sino que, en cualquier caso, resulta claro que la pretendida reforma no es inocua en muchos supuestos.

Respecto al funcionamiento del sistema aseguré que “la Justicia está mal y habría que estar muy ciego para llegar a la conclusión contraria. No suelo compartir las impresiones que tiene mucha gente en cuanto al fondo, las quejas sobre las resoluciones judiciales, pero sí soy tremendamente crítico en cuanto a la forma: los procedimientos, los medios con los que se cuenta, la forma de funcionamiento…, es algo en muchos casos disparatado y en casi todos antediluviano”.

Como nos recordó en su  informe una redactora del programa, María José Molanes, según el último barómetro del CIS el 74 % de la población opina que la Justicia funciona mal o muy mal.

Respecto a esa mala percepción que los ciudadanos tienen de la Justicia, el portavoz de Jueces para la Democracia, José Luis Ramírez, consideró que “parte de la crítica tiene una base empírica innegable: tenemos una Justicia lenta e ineficaz por múltiples factores: falta de medios materiales, legislación poco eficiente y falta de racionalidad del sistema, con dispersión de competencias entre distintas administraciones”, aunque también considera –impresión que yo comparto- que “otra parte de la crítica tiene que ver con una visión distorsionada de la ciudadanía acerca del verdadero papel de la Justicia”, por lo que cree que “se debería hacer pedagogía social”. En ese sentido, consideró que “influye el papel de los medios de comunicación” y que quizá también los profesionales de la judicatura tengan parte de culpa por no ser capaces de transmitirlo adecuadamente.

María José Molanes nos había informado de que el presupuesto de Justicia de este año ha sido menor que el del anterior. Y yo recordé que el Consejo General del Poder Judicial ha criticado públicamente esa falta de dotación presupuestaria, que no alcanza el 0’4 del PIB, cuando el partido del gobierno había comprometido en su programa electoral llegar al 2 %. Se trata de una cuestión básica: es fundamental la disposición de medios materiales y humanos suficientes para que la Justicia funcione.

Manuel, un ex funcionario interino del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, contó su concreta experiencia sobre este aspecto hablando de una Justicia “en la Edad de Piedra y lo digo literalmente, porque uníamos los legajos con una grapadora y una piedra”. Nos describió un “desmadre total”: una secretaria buscando papeles amontonados en el suelo de su despacho, las firmas de resoluciones por parte del juez sin ningún control, el extravío de expedientes, las ejecuciones interminables y estancadas…

De habernos quedado tiempo, yo podría haber aportado otras muchas experiencias ilustrativas al respecto: cómo se gestionan las citaciones, cómo en algunas jurisdicciones se levantan aún actas manuscritas de los actos judiciales, cómo se presentan físicamente los escritos de los ciudadanos con un apoderado casi siempre obligatorio llamado procurador, cómo se gestiona la comunicación entre juzgados mediante el arcaico sistema de exhortos –que sólo falta llevar a caballo de una ciudad a otra-… La relación sería interminable e incomprensible para el ciudadano de a pie. En la era del escaneado de documentos, de los expedientes informatizados, de las actas videográficas, de las videoconferencias, de internet, de las intranet, del correo electrónico, de la presentación telemática de documentos, de la administración electrónica…, nuestro sistema judicial apenas si ha descubierto el fax. Como bien dijo ese oyente que telefoneó, Manuel, “a la Justicia le hace falta una modernización de arriba abajo”.


Me correspondía, como colaborador, elegir un tema musical para terminar el programa. Como las canciones que conozco sobre jueces y abogados me parecen aburridas, me acordé de una frase: "¿Con qué ley condenarte, si somos juez y parte todos de tus andanzas?"... La presenté diciendo "que habla un poco de delincuencia, un poco de marginalidad... y mucho de amor: 'Princesa' de Joaquín Sabina".


(Fotografía: María José Molanes. Viñeta de Forges)