Intervención en La Sexta Noticias: abusos en préstamos no bancarios

El sábado 14 de marzo se emitió en las dos ediciones de La Sexta Noticias un breve reportaje sobre las insuficiencias de la actual normativa que regula los préstamos no bancarios en nuestro país y que da pie a prácticas abusivas o a menudo incluso fraudulentas. 

Se recogió el testimonio de dos afectadas, Monchi Navarrete y Mary Yáñez (directiva de la asociación Stop Estafadores), y también unas declaraciones mías sobre esos abusos que se producen como consecuencia de la falta de controles administrativos y de la deficiente regulación del sector en nuestro país.  

 

Por qué quieren que desaparezca UPyD. Y por qué promocionan a Ciudadanos

“Si quieres hacer enemigos, intenta cambiar algo”
W. Wilson 

Esta semana que termina, la psicóloga y escritora Beatriz Becerra, eurodiputada por UPyD, ha solicitado a la Comisión Europea que adopte medidas efectivas contra la esclavitud laboral, después de que se desarticulara policialmente una organización que captaba víctimas en Lituania para explotarlas laboralmente en nuestro país. 

También el miércoles, en un seminario celebrado en la Eurocámara, pidió que la Unión Europea ponga fecha a la ratificación del Convenio de Estambul, el primer instrumento internacional legalmente vinculante para sancionar la violencia contra la mujer. 

Otra eurodiputada de su mismo partido, Maite Pagazaurtundua -uno de los ejemplos más notables de coraje cívico que tenemos en nuestro país-, denunciaba en rueda de prensa el infame planteamiento de la visita al parlamento europeo, a invitación de Bildu, de una asociación de familiares de terroristas que cumplen condenas: “Decir que los etarras son presos políticos viene a decir que nuestros muertos bien matados están”. “Que Etxerat afirme que en España hay ‘presos políticos’ significa deslegitimar la democracia y sostener que el asesinato de los que no pensaban como ellos fue un instrumento político válido”. 

El día 6, Maite presentaba una solicitud de algo práctico y concreto, beneficioso para la economía doméstica de los ciudadanos y la economía de las empresas: que se acabe con las tarifas telefónicas de roaming en desplazamientos dentro de la propia Unión Europea. 

Mientras, en el Congreso de los Diputados, el grupo parlamentario de UPyD pidió la comparecencia del Ministro de Justicia. Quieren que explique qué están haciendo en la trama de bebés robados, cuya falta de investigación constituye uno de las mayores vergüenzas de nuestro Estado de Derecho. Reclaman al Gobierno asesoramiento, ayuda y soporte psicológico para las víctimas, la creación de una Fiscalía específica y la puesta en marcha de una base única de ADN. 

En el programa Salvados hemos conocido el caso de la hoy Comandante Zaida Cantera, víctima de acoso sexual y laboral. La afectada había informado a todos los grupos parlamentarios. Sólo UPyD investigó la denuncia. Y el apoyo continuado de la diputada Irene Lozano ha sido fundamental para darle visibilidad a esta lucha, en medio de tanto silencio cobarde, cuando no cómplice. 

En Vitoria, Gorka Maneiro se quedaba solo defendiendo una investigación sobre Kutxabank para depurar responsabilidades políticas y acabar con las “puertas giratorias”, moción que ni a PNV, ni a PP, ni a PSE ni a Bildu les pareció merecedora de apoyo. 

En Madrid, el diputado autonómico Ramón Marcos denunciaba ante la Audiencia Nacional las numerosas ilegalidades en la contratación, por parte de la Comunidad, de ayudante para el juez Ruz que pudo tener acceso a la investigación secreta que el magistrado de la Audiencia Nacional llevaba a cabo sobre la financiación ilegal del PP. 

Lamentablemente, ninguna de estas actuaciones de esta pasada semana alcanzará, ni de lejos, el eco que tuvo, en los medios y en las redes sociales, la foto de Albert Rivera con Naranjito. Así es la política de este país. Y así es la información en este país. 

Confieso que hace algunos meses fui uno de los que, ingenuamente, contempló con tristeza que no se alcanzara un acuerdo electoral entre UPyD y C’s que permitiera articular una alternativa fuerte. Pero todo lo que he visto a continuación me hace sospechar que estamos asistiendo a una estrategia. El ninguneo, e incluso los intentos de descrédito, hacia UPyD ¿son casuales? El descarado despliegue promocional hacia Ciudadanos, ¿no es intencionado? Yo, a estas alturas, apenas creo en las casualidades. E intento buscar explicaciones a coincidencias tan evidentes y llamativas. 

Que UPyD ha sido incómodo para el bipartidismo y sus apéndices desde que llegó al Congreso de los Diputados, resulta obvio. Con la formación magenta, muchos temas que estaban fuera del parlamento -reforma electoral, aforados, corrupción…- entraron por vez primera -convendría no olvidarlo- en el debate parlamentario. Y entraron para quedarse. Todavía sonroja ver el vídeo en el que PP y PSOE se aplauden mutuamente y descalifican de forma agria a Rosa Díez cuando ésta pedía medidas contra la corrupción y ellos aún la minimizaban. Y da vergüenza ajena ver cómo todos los grupos coincidían en abroncar a Irene Lozano cuando se atrevió a hablar en sede parlamentaria del “saqueo de las Cajas”, mucho antes de que los ciudadanos conociéramos que la expresión no era figurada sino meramente descriptiva. 

Pero, en mi opinión, el punto de inflexión en el que el poder político y los poderes económicos, con la inestimable ayuda de los medios de comunicación que controlan, decidieron hacer lo posible para acabar con UPyD, lo marcó la querella contra Bankia y todo lo que supuso. 

Cuando se conocen los primeros indicios sobre asuntos turbios en la entidad, el grupo parlamentario de UPyD buscó algún aliado en el Congreso de los Diputados para solicitar una comisión de investigación. Lo previsible era que alguien coincidiera en la petición, aunque el PP la rechazara luego con su mayoría absoluta. Pues bien, ningún partido quiso respaldar esa solicitud. Ninguno. Entonces pareció sorprendente. Hoy ya sabemos por qué. 

Legítimamente, UPyD hubiera podido entender que ahí terminaba su papel. Había denunciado la situación y había cumplido con el deber de intentar que se investigara en sede parlamentaria. Ante los ciudadanos quedaba bien y a otra cosa mariposa. Pero no. La formación magenta dio un paso novedoso y audaz: con su abogado, Andrés Herzog, interpuso una querella criminal. 

Era, sin duda, una decisión arriesgada. Suponía sostener que no sólo estábamos ante una mala gestión empresarial, sino ante una conducta delictiva planificada. E implicaba la responsabilidad de aportar indicios que sostuvieran ese planteamiento y sirvieran para que se iniciase una investigación judicial.

El tiempo nos ha permitido ver cuán justificada fue la medida. Gracias a esa querella -y a las que vinieron a continuación- hemos conocido las cloacas del sistema financiero español. Ésas en las que se compran favores con "barra libre" de tarjetas opacas, en la que los tres grandes partidos nacionales -y los nacionalistas en su respectivos ámbitos de influencia- se repartían literalmente el botín. 

Por vez primera, un grupo político pasaba de las palabras a los hechos ante la corrupción. No se resignaba a que PP, PSOE e IU escenificaran debates mientras se tapaban recíprocamente las vergüenzas. No se resignaba a que la Fiscalía no cumpliera con su deber y los ciudadanos no pudiéramos defendernos. Y empeñaba su patrimonio y su prestigio en instar una acción penal, a la que luego seguirían otras de corte similar. Sin aquella decisión tan arriesgada, hoy no sabríamos prácticamente nada de lo que pasó en Bankia y en otras entidades donde el comportamiento fue parecido. Y los saqueadores se hubieran ido de rositas. Como era habitual antes. Como sería habitual si UPyD no estuviera en el parlamento. 

La imputación de Rato, Blesa, Acebes, Rodríguez Ponga, Romero de Tejada, Moral Santín, Arturo Fernández… ha sido un trago que los partidos tradicionales y los poderes económicos no perdonan a UPyD. Con las cosas de comer no se juega. Bien está lanzarse verbalmente unos a otros acusaciones políticas en la tribuna del Congreso. Pero llevar al banquillo a los responsables de los múltiples desaguisados de la vida pública de este país supuso traspasar una línea roja que nadie se había atrevido a cruzar hasta entonces. Y que algunos -incluido Ciudadanos- siguen defendiendo que no habría que haber cruzado. 

El establishment no estaba dispuesto a consentir que ese riesgo siguiera existiendo. Imaginen ustedes qué pasaría, por ejemplo, si un día UPyD encuentra un hilo del que tirar en las eléctricas de este país. Ésas que se ponen de acuerdo en anular la competencia real en perjuicio de los consumidores. Ésas que tienen sentados en sus consejos de administración, con sueldos estratosféricos, a ex políticos sin ningún conocimiento empresarial ni del sector… UPyD representa un peligro, real y tangible, para eso que Podemos llama la casta. 

Desde entonces, el habitual desprecio con que se trataba siempre a esta formación se convirtió en lo que a mí me parece toda una estrategia política y mediática, encaminada a sustituir a UPyD por un sucedáneo inofensivo, una formación que ocupe el mismo espacio electoral pero cuyo comportamiento resulte inocuo en la práctica. 

Ahí surge la campaña para presentar a UPyD (cuyos niveles de democracia interna son, hoy por hoy, los mayores de todos los partidos con representación parlamentaria) como una organización intransigente con la discrepancia interna. Así se dedicaron (y se siguen dedicando) páginas enteras y horas de emisión a la sustitución (justificada y explicada por el partido) de Francisco Sosa Wagner como portavoz de UPyD en el parlamento europeo, mientras apenas se dedicaban unas líneas y escasos minutos a la sustitución (no justificada ni explicada por el partido) de Elena Valenciano en el mismo cometido dentro del PSOE. Así se dio protagonismo -¡elogioso!- al comportamiento desleal de un Maura o un Calvet, artífices de un ejercicio de submarinismo como no recordaba desde aquello de López Garrido y Almeida en la Izquierda Unida de Julio Anguita, que fue premiado con posteriores cargos en el PSOE. 

Ahí surge también la campaña para presentar a Rosa Díez como esa señora antipatiquísima que, por puro capricho personal, no quiere unirse con alguien tan majo y agradable como Albert Rivera. Da igual que los órganos del partido magenta lo decidieran por amplia mayoría. O que UPyD explicara pública y detalladamente sus razones en un amplio documento. Da igual que Rivera no quisiera avanzar en unas conversaciones que le obligaban a un ejercicio incómodo de transparencia y que planteara sin disimulo una OPA hostil para atraer a la militancia y el electorado de UPyD. El guión se ha mantenido y amplificado con cierto éxito de crítica y público. 

Y ahí surge la campaña para promocionar de forma descarada a Ciudadanos como partido emergente que puede convertirse en la tercera vía, en la alternativa sensata al bipartidisimo. 

Les conviene, porque Ciudadanos no presenta querellas, alegando que no es el papel de los partidos. La afirmación es rigurosamente cierta. Pero, si hay dejación por parte de quienes sí tienen que cumplir esa función, y si nuestros representantes públicos también se escabullen porque no va con ellos, ¿quién nos defiende entonces, de verdad, con algo más que frases afortunadas? Claro está que sería una magnífica noticia que el Ministerio Fiscal ejerciera las atribuciones que tiene encomendadas y es un objetivo por el que hay que trabajar políticamente. Pero, si no lo hace, la consecuencia es la opacidad y la impunidad, salvo que alguien decida no aquietarse con ello. 

No es tampoco casualidad que Ciudadanos haya elegido como ideólogos de su programa económico a dos neoliberales, muy bien vistos por los poderes economicos, que no creen que haya faltado sensibilidad social durante la crisis, que no creen que sea prioritario salvaguardar el estado del bienestar, sino que se marcan como prioridad favorecer el mercado. Conthe no sólo no apoyará nunca una querella contra personajes poderosos, sino que va más allá, al considerar que la situación de los preferentistas es fruto de “un elemento de mala suerte" que los afectados "se tienen que tragar". O que “los que compraron pagarés de Nueva Rumasa se tienen bien merecido lo que les ha pasado”. Entre quienes creen que estas cosas son mala suerte y quienes creen que es una estafa, la distancia es abismal.

Ciudadanos puede recoger el voto descontento de gente que tiene decidido no apoyar al PP. Así ese voto no se pierde en la abstención, no va a formaciones más radicales, e incluso, en un momento dado, puedo servir de muleta para mantener gobiernos del propio PP, aunque sea condicionalmente, mediante los oportunos pactos. 

El Ibex 35 y los principales medios van a seguir mimando a Ciudadanos en los próximos meses. Con un despliegue informativo cuantitativa y cualitativamente inédito para partidos extraparlamentarios. Con un tratamiento amable de sus noticias. Presentando como novedades absolutas algunas propuestas (contrato único indefinido, fusión de Ayuntamientos, supresión de diputaciones, supresión de aforados...) que, cuando las ha sostenido durante años UPyD, no merecieron su atención. Y difundiendo numerosas encuestas (no sé si cocinadas o no) que ayuden a crear un clima de opinión en las personas que buscan utilidad a su voto. 

Mi deseo es que los ciudadanos no caigamos en esta hábil trampa. Me parece preocupante que se apueste sólo por la –supuesta- novedad sin fijarse en algo más. Me gustaría creer que tendremos un sector de electorado responsable y bien informado que valore el trabajo serio que se ha hecho. Creo que no podemos permitirnos el lujo de prescindir de quienes durante los últimos años han sido los aliados de la ciudadanía en el parlamento, con hechos y con resultados tangibles. 

Tengo coincidencias sustanciales y algunas discrepancias importantes con UPyD. Pero me parece de elemental justicia reconocer que, sin ellos en las instituciones, las cosas hubieran sido radicalmente distintas. Sabríamos mucho menos de lo que estaba pasando realmente en nuestro país. Muchos políticos y empresarios corruptos no estarían a punto de sentarse en el banquillo e incluso seguirían teniendo un prestigio incólume. Y el PP y el PSOE estarían mucho más tranquilos. Sustituir las nueces por el ruido no sería un buen negocio para los españoles de a pie. 

La primera cita es en Andalucía, donde evidentemente yo no voto. Pero, como mero observador, veo que algunos de los que, según las encuestas, podrían ocupar escaño, vienen de cogobernar con el bipartidismo y no tienen ningún trabajo previo que demuestre un interés por el conjunto de Andalucía y un proyecto definido y sostenido en el tiempo. Sin embargo, el equipo de Martín de la Herrán ya ha impulsado desde fuera del parlamento iniciativas y se le ha visto un nivel de implicación claro en mejorar la vida de los andaluces. Teniendo en cuenta lo que han hecho desde fuera del parlamento en estos años, intuyo lo que podría hacer desde dentro. 

Ojalá que no se salgan con la suya los poderosos en su intento de silenciar esta voz incómoda que han representado, y espero que sigan representando, las mujeres y hombres de UPyD. Me parece que será higiénico y esperanzador para la democracia seguir contando con su presencia. Y presencia sabemos que, en su caso, ha sido sinónimo de actividad. Las encuestas siempre se equivocaron -a la baja- con UPyD: espero que ahora también. Prescindir de representantes con ese nivel de compromiso ético y político es un desperdicio que no podemos permitirnos. Los preferentistas del futuro, las Zaida Cantera del futuro..., tienen que seguir encontrando alguien que les escuche y que trabaje por ellos cuando nadie más quiera hacerlo. Alguien que quiera cambiar las cosas sin importarle ganar enemigos.

De mar a mar

Calculo que Mario tendría 16 y yo 17 años. Nos habíamos propuesto irnos a Asturias con nuestras mochilas a la espalda, una tienda de campaña, un walkman y algunas cintas de cassette, un pequeño hornillo para cocinar y unas cuantas latas de comida, ganas de aventura y muchas dosis de ilusión. Lo que apenas llevábamos era dinero, pero esto nos parecía entonces un detalle insignificante. 

Cuando llegamos a Oviedo, en la misma estación Mario preguntó: “¿Cuál es el primer tren que sale para un sitio con mar?”. Aparecimos en la playa de San Juan de Nieva, un hermoso lugar cerca de Avilés. 

Al llegar al destino, comenzamos a caminar, suponíamos que en dirección al Cantábrico, pero no estábamos seguros y llevábamos demasiada carga como para dar paseos inútiles. Mario soltó entonces la mochila, se adelantó corriendo, subió a un montículo y mientras volvía me gritaba desde lejos todo emocionado: “¡Tío, el mar!”. 

Más de treinta años después, de mil y una vivencias compartidas, mientras echábamos al mar las cenizas de Mario, recordaba yo aquella escena. Los inicios de una amistad que ya es para siempre. Y esa atracción que él sentía por el mar. Le hubiera gustado el sitio que sus compañeros de buceo eligieron para que le despidiéramos. 

Se me ha ido con él tanta historia, tanta vida, que cinco meses después no encuentro aún palabras que puedan reflejar, siquiera pálidamente, esta herida. 

Me encanta la gente que mira hacia adelante, la que cree firmemente que lo mejor está por venir. Y quisiera creerlo, pero me resulta hoy imposible. Muy generoso tendría que ser el futuro conmigo para no pensar que lo mejor de mi vida se quedó aquel atardecer entre las olas del Mediterráneo.


(Fotografías: Galicia, 1985; Marrakech, 2006; y Jávea) 

Archivada una ejecución hipotecaria porque el valor del bien para subasta era abusivamente reducido

Publicado por El Confidencial, 26.12.2014

Ejecuciones Hipotecarias
ARCHIVADO EL EMBARGO DE UNA CASA PORQUE EL VALOR FIJADO PARA LA SUBASTA ERA ABUSIVO

E.S.

El Juzgado de Primera Instancia nº 31 de Madrid ha acordado archivar una ejecución hipotecaria y alzar todos los embargos, tras declarar nula por “abusiva” la valoración de la vivienda a efectos de subasta que se incluyó en la escritura del préstamo. 

La operación fue concertada en Madrid con un conocido prestamista y se fijó como valor 60.000 euros por un piso de dos dormitorios, con 60 m2, en la zona de Aluche. Esto supone que los ejecutores podrían habérselo adjudicado por el 70 %, quedándose con la propiedad de la vivienda por 42.000 € de haberse llegado a la subasta. 

La parte ejecutante sostenía que el órgano judicial no podía pronunciarse sobre dicha tasación, apelando al artículo 695.1.4º de la Ley de Enjuiciamiento Civil, por entender que esa cláusula no constituye fundamento de la ejecución. Por el contrario, la defensa del ejecutado afirmó en sus alegaciones ante el juzgado que la valoración del inmueble a efectos de subasta contenida en la escritura es un requisito indispensable para que pueda despacharse ejecución hipotecaria, de acuerdo con el artículo 682.2.1º. 

La juez acoge esta última interpretación, recordando, además, que el valor de tasación “no es algo irrelevante” por cuanto “constituye garantía de los derechos del ejecutado” del que se derivan “graves consecuencias”. 

Considera que recae sobre la parte ejecutante la carga de demostrar que el valor obedecía a algún criterio técnico objetivo y, al no quedar acreditado, concluye que la tasación es “desproporcionada” a la baja y que “fue producto de la decisión unilateral e interesada del prestamista”. 

La defensa del deudor sostenía que, de declararse la nulidad de la cláusula y tenerse por no puesta, no podía proseguir la ejecución hipotecaria por faltar un presupuesto esencial de la misma. 

LA TASACIÓN HA SIDO DECLARADA ABUSIVA POR LA JUEZ

En efecto, así lo resuelve la juez que, al estimar el carácter abusivo de la tasación fijada por el prestamista profesional frente al prestatario consumidor, acuerda “el sobreseimiento de la ejecución y el alzamiento de los embargos trabados”, imponiendo las costas a la parte ejecutante. La resolución no es aún firme y contra la misma cabe recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid. 

El abogado de la familia contra la que se dirigía la ejecución, Carlos Javier Galán, afirma que existían ya pronunciamientos en el mismo sentido de las Audiencias Provinciales de Soria y de Navarra y cree que esta resolución judicial en Madrid abre “una vía interesante para numerosas víctimas de abusos en préstamos hipotecarios. Por ejemplo, la vivienda de Carmen, la octogenaria desahuciada en Vallecas, tenía un valor real de tasación muy superior al fijado para subasta, según los datos que trascendieron”. 

Asegura Galán que el prestamista y los ejecutores de este caso están imputados en varios juzgados por presuntas estafas y considera que “con estas decisiones en vía civil se van desmontando dos de los tres ejes sobre los que gira su modus operandi para apoderarse de los inmuebles: cuantiosos intereses de demora y tasaciones irrisorias de las viviendas. El otro eje, consignar en escritura un capital muy superior al realmente percibido, no es objeto de la vía civil pero está siendo investigado por la jurisdicción penal”.

__

Esta noticia también fue recogida en un comunicado de la Agencia EFE, del que se hicieron eco otros medios: 
La Vanguardia
El Correo
El Diario Vasco
El Diario Montañes
La Verdad
Ideal
Sur
La Rioja
El Comercio
Las Provincias
La Información
El Día
Negocios
Finanzas
Invertia 
Radio Intereconomía

Reportaje Préstamos estafa

Dos periodistas independientes han elaborado un interesante reportaje audiovisual de investigación sobre la principal trama de presuntas estafas en préstamos hipotecarios que opera en nuestro país, encabezada por Antonio Arroyo Arroyo, imputado por decenas de juzgados, y a varios de cuyos afectados defiende nuestro despacho.

La información sigue la pista de alguno de sus intermediarios habituales, en concreto Pablo Pérez, que pertenece a la firma Credit Garpi (sociedad que ha actuado con las denominaciones comerciales de Invercapital, Castellana Créditos, Créditos Madrid y otras varias).

Así mismo hay referencias al controvertido papel de los notarios habituales de estas operaciones. No falta la mención del papel que desempeña la asociación de afectados Stop Estafadores, al agrupar a las víctimas, ofrecer apoyo y dar visibilidad al problema. El reportaje recoge el testimonio de tres afectados, Melbi, Miguel Ángel y Mary. Y en varios momentos incluye declaraciones mías como abogado de afectados por estas prácticas

Declaraciones a la Cadena Ser sobre registro estatal de prestamistas

La cadena SER informó el pasado 8 de diciembre de que el Registro estatal de prestamistas previsto en la Ley 2/2009 y aprobado en 2011 sigue sin estar, aún hoy, plenamente operativo para su consulta pública en la web de la Agencia Española de Consumo. La información de la periodista Eva Vega, fue emitida por la cadena radiofónica en los bloques informativos del espacio matinal Hoy por hoy, y en la misma se incluyeron declaraciones mías, como abogado de la asociación Stop Estafadores, y del presidente del Consejo General del Notariado José Manuel García Collantes. Éste es el audio de la información tal y como fue emitido:
 

Presentación en Sevilla de Un grito en el silencio. Homenaje a Mercedes Fórmica

El jueves 11 de diciembre participé en el Colegio de Abogados de Sevilla en la presentación de el libro Un grito en el silencio. Homenaje a Mercedes Fórmica, obra colectiva promovida por la asociación cultural Ademán y editada por el sello Barbarroja. 

Sus páginas rinden tributo a esta abogada que defendió los derechos de la mujer durante el franquismo, a través de las perspectivas que aportan la empresaria Mercedes Valdivia, el historiador José María García de Tuñón, el abogado José Manuel Sánchez del Águila y los periodistas Laura Martín y Gustavo Morales.

Javier Compás, presidente de la asociación convocante, expuso las razones de esta iniciativa y dio las gracias a quienes han hecho posible esta obra. Tomaron la palabra en el acto dos de sus autores, Mercedes Valdivia, que traza en la obra el retrato más personal de Mercedes Fórmica y detalla las claves de su compromiso político, y José M. Sánchez del Águila, que analiza las reformas legislativas que se debieron a su impulso.

Me cupo el honor de cerrar el acto y fue una gratísima experiencia recordar -a algunos de los presentes- o dar a conocer -a otros- pinceladas de la trayectoria humana y de la labor jurídica de Mercedes Fórmica. Una mujer singular que, en los años cincuenta, logró situar en el debate público, e incluso que fueran finalmente llevadas a la ley, varias reformas que cambiaron la situación de la mujer española. 

Intervención en La mañana de La 1

El programa La Mañana que presenta en La 1 de TVE Mariló Montero, abordó el pasado 2 de diciembre la usura de algunos prestamistas privados, así como las redes de estafas delictivas en este ámbito. Contó con la presencia de dos afectados por estas prácticas, María y Javier, que expusieron sus respectivos casos.

En el espacio participé como invitado, en mi condición de abogado de la asociación Stop Estafadores, y me correspondió explicar el modus operandi de estas tramas y las deficiencias del marco legal, además de ofrecer también algunas advertencias prácticas.



Entrevista en MEDIF TV

María Ángeles Moraga, de MEDIF TV, me entrevistó el pasado 29 de octubre, en mi condición de presidente de la Sección de Derecho Laboral del Colegio de Abogados de Madrid, con ocasión del acto de presentación pública de la misma. 


En la entrevista tuve ocasión de repasar los propósitos de la sección y de hacer algunas valoraciones sobre la mediación laboral.

Declaraciones a los diarios regionales del grupo Vocento sobre usura y estafa en préstamos de capital privado

Publicado en las cabeceras regionales del grupo Vocento: 
El Correo, El Diario Vasco, El Diario Montañés, La Verdad, Ideal, Hoy, Sur, La Rioja, El Norte de Castilla, El Comercio, Las Provincias y La Voz de Cádiz, 30.11.2014. 

EL GRAN NEGOCIO DE LOS USUREROS

Borja Olaizola.

- Acudir a un particular para lograr un préstamo es una maniobra de alto riesgo. 
- Cientos de familias han terminado igual que Carmen, la viuda de Vallecas que ha perdido su piso. 


Un negocio redondo. Al prestamista particular que se hizo la semana pasada con la propiedad del piso de Carmen Martínez Ayuso, la anciana de 85 años de Vallecas cuyo desahucio ha suscitado una oleada de solidaridad e indignación, las cosas no le han podido ir mejor. A cambio de los 40.000 euros que le prestó a su hijo, se ha quedado con una vivienda valorada en 160.000 euros. 
Cuadruplicar la "inversión" inicial no es algo muy común en un negocio, pero el universo del crédito entre particulares es una realidad paralela en la que ocurren cosas inauditas: por 12.000 euros es posible hacerse con la propiedad de un piso en el centro de Barcelona y de un chalet en las afueras de la ciudad que están valorados en 400.000. Lo cuenta el abogado Aitor Ibarra, que consiguió paralizar in extremis el desahucio de la ocupante de la vivienda, una anciana con problemas de salud. "A su hijo se le ocurrió pedir 12.000 euros a un prestamista particular y cuando quiso darse cuenta ya había una orden de ejecución sobre las dos propiedades". 

Otro abogado, Víctor Nieto, explica que uno de sus clientes, un hombre de 64 años, estuvo a punto de quedarse sin su caserío de Olaberria, en Gipuzkoa, por una deuda de 15.000 euros contraída con un prestamista privado. "Logramos que se paralizase la subasta, pero tenemos una espada de Damocles sobre la cabeza porque en cualquier momento puede reactivar la demanda y reclamar la propiedad". Nieto es incapaz de cuantificar el valor del inmueble, una construcción rural de más de dos siglos con sus correspondientes terrenos, pero sabe que supera con creces la cantidad adeudada y que, si el prestamista se sale con la suya, los tres hermanos que residen en el caserío, dos de ellos octogenarios, se quedarán en una situación crítica. 

Los de Vallecas, Barcelona y Olaberria son tres de los cientos de casos de personas que han quedado atrapadas en la trampa de los prestamistas privados. "El perfil es bastante parecido, gente sin posibilidades de obtener crédito en los bancos que necesitan dinero para hacer frente a una urgencia y que tienen una propiedad inmobiliaria libre de cargas", cuenta el también letrado Carlos Javier Galán, que se ha convertido en punta de lanza de la denuncia de los abusos en los préstamos privados. "Hay redes delictivas especializadas en apoderarse de inmuebles a cambio de cantidades ridículas", observa. Él ha interpuesto multitud de denuncias intentando sacar a la luz el entramado, pero hasta ahora lo más que ha conseguido ha sido paralizar algunos desahucios. "Son tramas que funcionan desde hace años con el mismo 'modus operandi' y que tienen de su parte incluso a ciertos notarios", sostiene. 

FIRMAR SIN LEER 

La estrategia de los prestamistas varía, pero hay algo en lo que coinciden: engatusan a su cliente para que suscriba documentos que ni siquiera ha leído. "Lo más común es que la víctima firme ante notario un capital superior al que realmente recibe, con un plazo de devolución brevísimo (de tres a seis meses), con unos intereses de demora abusivos (a partir del 29%) y valorando su vivienda para subasta en una cifra irrisoria. Puede que dicho así parezca una táctica burda, pero la puesta en escena es muy convincente y además está depurada con la práctica de años". 

Un particular tiene tres vías para conseguir un crédito: el banco, la entidad financiera no bancaria y el prestamista individual. En aplicación de una ley de 2009, los dos últimos se sitúan bajo la supervisión del Ministerio de Sanidad y Consumo. "Sobre el papel hay un registro en el que debe apuntarse todo aquel que quiera ejercer de prestamista, pero en la práctica el registro no está operativo y, además, Consumo carece de instrumentos para la supervisión", continúa el abogado Galán. Esa ausencia de control explica la proliferación de particulares que se dedican al préstamo -Internet está lleno de anuncios que ofrecen dinero rápido siempre que haya unas escrituras de por medio- y que operan en los límites de la legalidad. 

No hay constancia de las cifras que se mueven en los préstamos privados. "Algunos analistas estiman que un 20% de las operaciones podrían estar concertándose fuera del mercado bancario", apunta Galán. Hay empresas que se desmarcan de los abusos y que reivindican su buen hacer profesional. "Nosotros nunca aceptaríamos el piso de una madre como aval de un préstamo", se defiende Alejandro Melero, gerente de Crédito Particular Punto Com, un intermediario que opera en internet. "Nuestro negocio es que nos devuelvan el dinero con los intereses pactados; en los tres años que llevamos en el mercado -asegura- no nos hemos quedado con un solo inmueble". 

En las asociaciones de consumidores apelan al sentido común y desaconsejan recurrir a los prestamistas privados: "Poner una vivienda como garantía del pago de un crédito particular significa entrar en una espiral en la que siempre empeoras por muy malo que sea el punto de partida", alerta Fernando Herrero, de Adicae, la asociación de usuarios de bancos. Un pasaporte al infierno, vamos.