Lo que importa

Estamos dando la vuelta al pueblo, nos detenemos un momento ante la vista panorámica y me pregunta:

- Y así, sin pensarlo mucho, ¿qué te sugiere? Mira tu pueblo y piensa qué momentos que has vivido aquí recordarías.

Y yo le conté tres momentos que recordaba con agrado.

- ¿Te das cuenta de que has pensado en cosas sencillas, vivencias con los demás, que ninguno de los momentos que te han venido a la cabeza tenía que ver con la política, ni con lo profesional, ni con nada parecido…?

- Hombre, también podría recordar algunos momentos gratificantes de ese tipo…

- Ya, pero lo que has dicho es lo que has dicho... Sin pensarlo mucho, de toda tu vida y en relación con el pueblo, los primeros momentos que han venido a tu mente son los que has recordado. ¿Qué te dice eso sobre la importancia de unas cosas y otras, sobre lo que realmente te hace feliz, lo que queda pasado el tiempo…?

- Vale, touché.

(Fotografía de El Hoyo de Pinares: Juan de Pablo Ayuso)

5 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Me has "tocado" con esta entrada también, vecino ;-)

Francis Black dijo...

Yo creo que el trabajo, la política..... y esas cosas son el recipiente para contener lo esencial que es lo que luego recuerdas y por eso hay que cuidar el recipiente pues sin él no hay forma o es mucho más difícil que te sucedan cosas agradables interesantes... , pero que una vez estabilizado es secundario , es mi teoría COMUNIDAD DE VECINOS , la ascensor tiene que funcionar, la gente sacar la basura cuando toca , y hacer las reformas oportunas , pero eso no convierte a tu casa en hogar, simplemente la hace habitable, lo que es esencial para lo otro.

Ferenczi dijo...

Touching eggs

Anónimo dijo...

eggs touched

Carlos J. Galán dijo...

Me alegro de que te gustase, Concha.

Cierto, Francis. Es el equilibrio entre lo individual y lo social.

Ferenczi, de vez en cuando está bien que nos toquen un poco las narices y que no siempre se nos diga lo que queremos escuchar... Ayuda a crecer. Un abrazo.