Recordaba la tarde anterior...

... las palabras, los detalles, la complicidad recién nacida... Y caminaba por la calle sonriendo a todo el mundo sin darse cuenta. Los demás le miraban pensando por qué irá sonriente este imbécil. Pero esta mañana le daban igual esos demás.


(Fotografía: Pareja de bicicletas, Travesía Uruguay 2006, de Es, de la galería de imágenes Creative Commons de Flickr).

5 comentarios:

ferenczi dijo...

Recuerdo esas vivencias siempre asociadas a la vivencia de union con el otro,acaso con la musica que me recuerda a alguien pero no lo he sentido nunca en el trabajo personal y me dicen que es posible ¡Que envidia!

carlos dijo...

Jajajajaja, cada día tengo amigos más capullos. A veces, sólo a veces y unas poquitas veces, hago algo más que trabajar.
Ahora me voy (a trabajar, qué remedio) pero en algún otro momento dejaré por aquí una historia que contaba Juliette Binoche en un puente sobre el Sena, la historia de dos hombres que discutían sobre la felicidad.

Anónimo dijo...

AHORA ENTIENDO A BOMBETE

ferenczi dijo...

Ya estas a su nivel, ANONIMO, se que te habra costado aunque has hecho un gran esfuerzo,te lo mereces sin duda.Viva tu y Bombete

Anónimo dijo...

ferenczi puskas que bien la movías