Recuerdo a Joan Baptista Humet


Intuyo que, para un creador, debe de ser una recompensa el saber que llena la vida de los demás de colores, de música o de palabras…

En mi vida, desde hace años, han estado presentes muchas canciones de Joan Baptista Humet. Un cantautor que creo que no tuvo tanto éxito como a mi juicio hubiera merecido, pero cuya personal voz y cuya calidad como compositor –tanto en catalán como en castellano- conectaron con muchas personas, que hemos disfrutado saboreando su obra. Y lo seguiremos haciendo.

Me impresiona leer la noticia de su muerte, con 58 años, víctima del maldito cáncer.

Vienen a mi mente ahora títulos como Hay que vivir –casi un himno-, la también vital Que no soy yo, la simpática Su Majestad, Despiértame al amanecer –la preciosa despedida del joven que deja el hogar paterno-, A mi adolescencia, Madreselva, Terciopelo, Y tú disimulando, Yo no podría vivir sin ti, Cosas de allá –los recuerdos de la vida rural-…, No cantes, El invento, Dama de una nochey, cómo no, Clara, la conmovedora historia de una joven heroinómana, sin duda su canción más conocida…
Nos deja Joan todo ese puñado de buenas canciones y el legado de su mensaje:
Habrá que demoler barreras,
crear nuevas maneras
y alzar otra verdad (...)
Darles a nuestros hijos
el credo y el hechizo
del alba y el rescoldo en el hogar.
Y si aún nos queda algo de tiempo,
poner la cara al viento
y aventurarnos a soñar…

15 comentarios:

ferenczi dijo...

Siempre me ha resultado misterico el porqué se producen identificaciones masivas con personas que no conoces. Siempre me cayo bien, sus canciones me gustaban igual que las de otros pero el me caía muy bien; mas tarde oí o leí alguna entrevista suya y me siguio cayendo bien. A veces dudo, imagino, sospecho, que se debe a La Verdad, silente, emocional, compartida.Lo que si sabes es que algo vuestro muere para siempre y que algo vuestro seguira siempre vivo.

Bárbara dijo...

Yo no sé casi nada de Humet, apenas conozco una canción, pero ¿te puedes creer que estos días he tarareado Clara, sin haber leído ni oído nada sobre él? Hay cosas que me dejan perpleja y también también me entristece el hecho de conocer su muerte.

Fernando Solera dijo...

Qué maldita y puñetera enfermedad. Vi en la prensa una foto reciente de Joan Bautista y casi me caigo de espaldas, porque estaba irreconocible, Carlos. En cualquier caso, nos queda el legado de sus canciones, algunas de ellas magníficas, sin duda. Pero no deja de ser una lástima que se haya marchado de la música y de la vida por la puerta de atrás. Por eso creo que es tan importante que hoy le recordemos.

TortugaBoba dijo...

Como no soy muy de cantautores, desconocía la música de Joan Baptista Humet, pero al igual que Bárbara, "Clara" sí que está en mi mente, y ahora que la vuelvo a escuchar, es como una canción que siempre ha estado ahí, acompañándome sin yo saberlo.
Acabo de leer que por primera vez el cáncer en los EEUU ha retrocedido, casi un 1%. Algo es algo, pero joder, qué lacra ésta del cáncer.
Beso.

carlos dijo...

Parecía buen tipo, sí, a juzgar por las entrevistas. También por muchas cosas que escribía en sus canciones, desde lo cotidiano, desde los valores sencillos. Yo voy entendiendo ya -me temo- a mi tío cuando se le iban muriendo los cantantes, actores, etc. que habían marcado su juventud y sentía que se iba algo de él. Pero es verdad que todos los creadores siempre dejan también mucho.

Decía una vez Aute antes de dejar al público que cantase "Al alba": "Esta canción ya es más vuestra que mía". Si alguien tararea una canción sin siquiera conocer al autor, es que su obra de alguna forma le trasciende. La filosofía sencilla que hay detrás de algunas letras -la propia "Hay que vivir"- quizá te guste, Bárbara.

Coincidimos, Fernando. He visto hoy alguna de esas fotos, tremendas. Como sabes, me enteré por tu blog de la noticia y quise tener también yo un recuerdo personal. Quizá no tuvo la suerte que se merecía como artista, pero desde luego hizo un trabajo creativo e interpretativo notable en su época más activa. En su regreso, 18 años después, autoproduciéndose el disco "Sólo bajé a comprar tabaco" ya no tuvo mucha acogida. Por entonces escribió una reflexión con la que me quedo; él se refería a la posibilidad de haber terminado su carrera musical, pero me gustaría pensar que también sintió algo parecido respecto a la posibilidad de terminar su propia vida:
decía que tenía el ánimo de los supervivientes, "que cada mañana dan gracias a la vida por estar ahí, por ser tenidos en cuenta, por disponer aún de la gran oportunidad de seguir tirando". "Lo digo convencido, sin ironía", añadía. Y aseguraba que una de sus últimas canciones, "Me paga ya la vida" respondía a ese momento personal, por la idea de sentirse "ya pagado por la posibilidad de emprender el viaje. Lo de menos es hasta dónde te lleve, si crees que tomaste una buena dirección".

Tortu, es que "Clara" debe de ser la canción más silbada de la historia de la música española o por ahí le andará. Es su mayor éxito y la que le abrió las puertas de Iberoamérica en su momento. Hoy he leido que la joven heroinónama era su propia hermana; no sé si es verdad o son estas leyendas que alguien suelta y que luego copiamos todos en internet, pero lo cierto es que es una canción hermosa y triste. A mí me parece, de todas formas, que tiene otras canciones muy buenas, o con las que yo me siento identificado,como Hay que vivir, A mi adolescencia o Despiértame al amanecer. Bueno, también me siento muyyyyy identificado con canciones más malillas, como una que se llama El tímido ;-)

Beatriz dijo...

Bienvenido Carlos a mi Blog.A mi, como a muchos nos ha sobrecogido la noticia de la muerte de éste cantautor. Hay muchos temas de él que me lo recordarán siempre: Terciopelo, Yo no podría vivir sin tí, entre otros muchos.Él tuvo una corta vida, pero como dice la frase de Antonio Gala y que encabeza tu blog, supo hacerla ancha. Saludos

carlos dijo...

Gracias, Beatriz. Vi tu post de cuando estaba gravemente enfermo y aún no había fallecido. Creo que en la música tuvo menos suerte de la que se merecía, pero no le fue mal, tuvo su época. Y a nivel personal parece que estaba satisfecho con su vida personal y familiar, por lo que manifestaba en los escritos que iba publicando.

Anónimo dijo...

descanse en paz

Shikilla dijo...

He cantado muchas veces sus canciones, desconocía su enfermedad y su muerte. Hasta que no he leído tu entrada y oído las canciones que traes aqui, ni me acordaba de él, pero ahora de golpe han venido recuerdos de las canciones, de lugares, de gentes...gracias por recordarle, carlos y por hacerme recordar.

Mª Gemma dijo...

Una gran perdida la del gran Joan Baptista Humet, me acompaña su música junto a otros cantautores, que recuerdos de mi tiempo de juventud… en Barcelona, aquella época fue muy especial para mí...

Todas sus canciones me gustan… "Que no soy yo"... “Gemma”… “Kristine”… “Solo soy un ser humano”…”Y tu disimulando”… “A mi adolescencia”… “Yo no podría vivir sin ti”… “Lúa d'As Encorvas”…

Un abrazo

carlos dijo...

Parece que eran más conocidas sus canciones que él, Shikilla, a todo el mundo le suenan. Yo creo que tiene un puñado de buenas creaciones y que tenía una voz personal.

En la web de J. B. Humet, M. Gemma, tienen todas las canciones por orden alfabético con posibilidad de escucharlas en audio, sin descarga. Algunas de las que citas no las conozco, así que las escucharé. Gracias.

el cubanito cuentacuentos dijo...

Muy buena entrada Carlos.
Saludos

Carlos dijo...

Gracias, Cubanito. Es de esas entradas que a uno le gustaría no tener que escribir.

Maribel dijo...

Tuve el inmenso privilegio de conocer a Juan. Y de llegar a ser amiga suya.
Y me encanta leer textos como el tuyo, recordándole como alguien especial.
Alguien que en su vida siempre fue discreto, que se fue de la música sin decir nada, que se ha ido de la vida de la forma más elegante que jamás hubiera imaginado.
Alguien que me ha dado, que nos ha dado, lecciones de vida... y que ha tocado muchos corazones con su música.
Gracias y un beso

Maribel

Carlos dijo...

Totalmente de acuerdo, Maribel. De lejos, ése era el perfil que transmitía y tú, desde cerca, lo confirmas. Gracias a ti por aportarnos ese testimonio de amiga sobre un magnífico creador e intérprete que también parecía -y tú nos confirmas que lo era- buena persona. Bienvenida y un beso.