Hace frío, qué notición

Pongo el informativo de las tres en televisión. La noticia con la que abren sus titulares y que ocupa casi la mitad del mismo es -¿están ustedes sentados?- que hace frío en España. ¡No me jodas!, exclamo yo, que soy un malhablado. Pero no es para menos mi perplejidad. Estamos a finales de noviembre: sin duda, que haga frío en nuestro país en estas fechas es un hecho muy noticiable. El despliegue informativo es, por ello, importante, como corresponde a un suceso de estas características. Y yo no me separo ya de la pantalla, siguiendo la crónica –una auténtica lección magistral de periodismo- con interés y preocupación, sin perder detalle.

Me entero de que en la mitad Norte de la Península (qué curioso, en la mitad Norte, ¿y por qué será esto?) ha habido temperaturas muy bajas.

En algunos lugares, donde el termómetro ha bajado de cero, ¡se han registrado nevadas! La noticia me deja helado (nunca mejor dicho). Sorprendente, ¿verdad?

Dan paso a la corresponsal en San Sebastián. Está en la playa de La Concha y nos ofrece en directo una información de primerísima mano: junto al mar, se nota un viento muy intenso. Pásmense (tampoco nunca mejor dicho). No daría crédito, si no fuera porque la cara de frío de la periodista así lo demuestra y porque esa fuerte corriente de aire se cuela por su micrófono y provoca un intenso ruido.

Conectan con otro punto de la geografía. En algunas ciudades donde ha nevado, han echado en las calles sal que, por lo visto, ya tenían dispuesta. No puedo por menos que aplaudir a consistorios tan previsores. Cuando al frente de la administración hay gente visionaria y eficaz, preparada para cualquier eventualidad que se presente, no hay que regatear elogios.

Entrevistan en la calle a un señor mayor. (Mi amigo Mario dice siempre: "¿por qué preguntarán a los viejos por estas cosas, si de lo que menos se acuerdan es de lo más reciente?"). “Horrible, -explica el hombre aterido- no recuerdo yo tanto frío en esta ciudad nunca”. A mí su cara y sus declaraciones me suenan, tengo una sensación extraña que no sabría explicar, como si este mismo señor -o uno muy parecido- hubiera dicho esto ya el año pasado, y el anterior, y el anterior… Serán imaginaciones mías, lógicamente.

Pero no queda ahí la cosa. Siguen las conexiones y me entero de que, en las carreteras donde ha nevado, esto ha supuesto un inconveniente para el tráfico. Vaya por Dios. Parece ser, como explica detalladamente el informativo, que han tenido que pasar las máquinas quitanieves. Y que los vehículos han circulado con cadenas. Lo que da de sí el ingenio humano para superar las adversidades, ¿eh?

Viendo la magnitud del temporal, me digo a mí mismo: cómo será que no se haya quedado algún camión cruzado en cualquier carretera. No acabo de pensarlo cuando -no se lo van a creer- en la siguiente conexión, ¡zas!: allí estaban las imágenes de un puerto de montaña, con un camión cruzado, y la Guardia Civil de Tráfico al lado. Lo que son las casualidades de la vida, hay veces que uno tiene unos presentimientos… Se me pone la piel de gallina (hoy estoy sembrado con estas expresiones) sólo de pensarlo.

Echo de menos que una información tan completa no se haga eco, sin embargo, de algo que los ciudadanos de a pie estamos constatando y que ustedes seguramente no me negarán: en la mayor parte de los hogares, se han encendido las calefacciones, para protegerse de este frío tan acusado que estamos padeciendo. Es una respuesta tan masiva por parte de la ciudadanía que no sé cómo no lo han incluido en un reportaje tan exhaustivo.

Es más, creo que un buen trabajo periodístico no debería haber obviado tampoco el dato significativo de que la gente está utilizando prendas de abrigo. Eso, quieran reconocerlo o silenciarlo los informadores, es un hecho innegable, lo estamos viendo en la calle con nuestro propios ojos. Se habrán fijado, ¿verdad? Incluso no es descartable que ustedes mismos se hayan abrigado más estos días.

No quisiera ser yo agorero, pero no me extrañaría nada que en los próximos meses las cosas siguieran en la misma línea. O incluso –fíjense lo que me atrevo a aventurar- que fueran a peor. Que tuviéramos a la vuelta de la esquina otra intensa ola de frío.

Antiguamente llamada invierno.

(Fotografía: Muñeco de nieve, de Irene Sánchez. El Hoyo de Pinares, febrero 2005. Publicada en El Mirador de la Sierra).

22 comentarios:

bernardo rivero dijo...

Anoche, en el estupendo programa de humor "Colga2 con Manu" de Canal 2 Andalucía", también se ironizaba sobre este asunto. Y es que es noticia lo que quieren los medios de comunicación que sea noticia, en función de sus intereses o, paradójicamente, a veces, de su propia desinformación (ignorándose temas de mayor calado). Sí, hace frío. Pues, ¡viva el frío! (sólo me preocupan aquellos que no tienen posibilidad de protegerse de él; verbigracia, los ciudadanos que viven a la intemperie).
Saludos. Bernardo Rivero.

Carlos Emilio dijo...

Me dejas helado!!! yo sin enterarme de estos tremendos sucesos...si es que vivo en otro mundo.

abrazos con calor para todos/as
carlitos

TortugaBoba dijo...

Yo también vi el programa Bernardo :)
EStaba yo notando algo de rasca sí, pero hasta que no he visto tu post no he terminado de creérmelo, porque yo a los telediarios le doy 50% de credibilidad. Pero viendo el muñeco de nieve (¿qué le ha pasado en el ojo derecho, o sea, mi derecha, o sea, su izquierda?) ya me queda todo claro, ya no hay duda, ya sé por qué he sacado las mantas y el plumón, por qué me pongo calcetines y ya me seco el pelo, pero sobre todo, ya sé por qué narices mi perro huele a perro mojado: es que ayer llovió, y claro, se mojó.
Beso ;)

Mª Gemma dijo...

Aquí en el Norte... en Noja junto al mar... ¿frió? si, como corresponde al otoño, en esta época... pero viento ni una brisita... el mar parecía un plato... liso... sin ondas... nada de lluvia... el abrigo, para pasear... hay que llevarlo... claro…

No he visto el telediario... la verdad, me harte de la televisión cuando estuve con la gripe... nos cuentan lo que quieren y como quieren...

Me ha gustado tu divagación...

Un caluroso abrazo

tere dijo...

Pues no os lo vais a creer pero, según los titulares de la TV argentina, en Buenos Aires hay una ola de calor y estamos a 40 grados. Bueno, también comentan que en Tucumán granizó. Y, ¡oh cielos!, en un momento de descuido, el locutor hace alusión al centenar de muertos en Bombay.
Pero, vamos... como aqui no conocen a Esperanza y no tenia gracia lo de los calcetines, ha sido menos noticia que en España. El mundo está loco, loco.

Fernando Solera dijo...

La verdad es que esta reflexión que nos haces, Carlos, nos la hemos hecho todos tus lectores en alguna ocasión. Comprendo perfectamente la ironía de la que haces gala para hablar de algo que, en el fondo, es un entretenimiento para llenar minutos en televisión, en vez de contar lo que realmente está pasando en el país.

Por cierto, ¿dónde están el cambio climático y el calentamiento global? Porque yo hoy en Madrid he visto tres grados bajo cero, no es por nada.

Jester dijo...

Buenos días, aunque sean fresquitos!!
Carlos me has arrancado las primeras sonrisas de la mañana.

Yo también vi a ese señor diciendo que no recordaba tanto frío en su ciudad y me quedé pasmada, no por el frío, sino por como la gente olvida tan rápidamente las cosas. ¿O será que este señor nunca ha visto la nieve, ni las heladas y ha vivido siempre en una primavera constante? Quién sabe... :-)

Saludos!!

carlos dijo...

Yo no puedo ver aquí la televisión autonómica andaluza, pero no me extraña que se lo tomen a chirigota, Bernardo. Como bien dices, del frío me preocupan únicamente quienes no pueden defenderse del mismo.

Carlitos, tú siempre centrado en otras cosas. Infórmate, ya verás qué frío hace.

Tortu, no les cuentes a los de de Antena 3 que cuando llueve tu perro se moja, que si no lo cuentan en el informativo.

Ya os llegará la "ola de frío", M. Gemma, casi seguro.

Tere, que haya una "ola de calor" (antes llamada "verano") en el otro hemisferio en estas fechas es igual de noticiable. Bombay, Bombay, ¿ha pasado algo allí?

Yo, Fernando, no entiendo casi nunca los criterios que sigue el periodismo actual para determinar lo que es noticia y priorizarlas según su importancia, me pierdo.

Jester, me alegro de haberte arrancado alguna sonrisa. Te voy a contar un secreto: yo del informativo (que era el de Antena 3) sólo vi realmente hasta que salió la playa de la Concha (eso es verídico), luego pasé de ello. El resto del artículo es totalmente coña mía, me lo he inventado partiendo de lo que he visto en otras ocasiones. No me sorprende nada que, por lo que viste, salieran unas declaraciones parecidas a las que cuento. Tenía muy fácil acertar: el viejo diciendo que es el invierno más frío que recuerda y el camión cruzado en el puerto siempre salen, si no es en un informativo es en otro y si no es en una cadena es en otra, son un clásico de cada año.

Bárbara dijo...

Jajaja. Lo cierto, aunque no debería ser noticia, hace un frío del carajo, del todo innecesario según mi punto de vista.
besos con carámbanos.

j.p. dijo...

jajajajaja, me he reido mucho, muy bueno lo que dice tu amigo Mario, y tu intuicion sobre que iba a salir un camion cruzado, es verdad que no falla.

carlos dijo...

Bárbara, ¿como innecesario? Pero si tú eres escritora y el viento y la lluvia -sobre todo- y la nieve dan mucho juego... En la realidad lo único bueno del frío es verlo calentito desde el otro lado del cristal. Tomarse una infusión con miel y acurrucarse con una manta y, a ser posible, con alguien que nos abrace.

J.P., Mario es ocurrente, un crack para esto, es como un monólogo del Club de la Comedia permanente cuando se pone. Y lo del camión atravesado ya digo que lo tenía muy fácil, sí.

Anónimo dijo...

carlos que majo sales en el retrato

marisol dijo...

Pero.................¿qué me estás contando? ¿qué igual hace más frío de ahora en adelante? ¿cómo es posibel?..............yo se de quien es la culpa.

carlos dijo...

¿Como retrato, Anónimo? Es una escultura, un monumento -merecido- que me han hecho. Me han sacado con el ojo guiñado, pero bueno.

La culpa será de Zapatero..., como si lo viera. Ayyysss, como sois los "liberales", Marisol. Eso sí, lo de "no recuerdo ningún invierno más frío" es un claro ejemplo de lo de la "memoria histórica".

ANA DE LA ROBLA dijo...

Retorno a la blogosfera y me encuentro con esto. Nada ha cambiado: sigue pululando el mismo género en los medios de comunicación. Y tú ahí, sin hacer nada por remediar la terrible situación: ay, Carlitos, qué poco solidario eres :-D Besos desinformados.

carlos dijo...

Hola, Ana, bienvenida. ¿Qué tal te ha ido? Me pasaré por tu blog a ver si nos cuentas por dónde has andado. Espero que llegues con las pilas cargadas... y preparada para este terrible frío. (El frío de verdad es tremendo por aquí, sin bromas, pero lo que no creo yo es que en estas fechas sea muy sorprendente, la verdad...).

ANA DE LA ROBLA dijo...

Por los paisajes del recuerdo... Y evocando a Monteverdi. No te pierdas los videos que he colgado, creo que son maravillosos. Besos.

Flavia Company dijo...

¿Frío? ¿Y a esto le llamamos frío? Las cosas de la vida me han llevado estos días hasta Viena. ¡Ja! Allí los periodistas españoles se pondrían las botas. Menudos titulares. Menudos reportajes iban a hacer.

He llegado a tu blog con un salto sin pértiga desde el de Barbara. Lo he pasado genial leyéndote. Me gusta tu ironía. Volveré.

planseldon dijo...

Por casualidad he venido a este blog desde el de Melba y me he reído mucho con el artículo.

Tiene ud. razón con lo de las inecesarias noticias del tiempo pero estamos ya tan acostumbrados a este tipo de cosas que si los telediarios se olvidasen de ellas creo que sería un desconcierto general.

carlos dijo...

Preciosa ciudad, Viena, aunque yo la conozco en verano... Bienvenida, Flavia y, si llegas desde el blog de Bárbara, doble bienvenida, estás en tu casa. Sólo hay un problema, la diferencia de calidad literaria: léeme primero a mí y luego a ella, por aquello de ir claramente in crescendo, que si lo haces a la inversa vas a notar mucho el bajón.

Planseldon, me alegro de arrancar una sonrisa. La verdad es que los informativos podrían probar un término medio, hacerse eco del cambio del tiempo pero sin dedicarle medio informativo como si realmente fuera algo altamente sorprendente.

Eva Campos dijo...

Carlos, ya sabes: un hecho será noticia a base de repetirlo hasta la saciedad. Menudos medios tenemos en este país... con esta visión tan crítica de la realidad, a dónde vamos a llegar. No me extraña que uno se haga un malhablado. Gracias por tu crónica, como siempre, con tanto humor.

carlos dijo...

¡¡Hola, Eva!! ¿Cómo estás? Me alegro de leerte por aquí. El sábado fue noticia de telediario no sólo que, como hacía frío, la gente había ido a esquiar, sino que en la costa no había gente. os juro que conectaron con la corresponsal de alguna ciudad de Levante y enseñaban las playas vacías y las terrazas de los bares vacías (estaba lloviendo).
¿Qué tal va tu tesis? ¿Retomarás tu blog cuando la tesis deje de absorberte tu tiempo?
Besos.