Galeano en Madrid

“Pensé que conocía unas cuantas historias buenas para contar a los demás, y descubrí, o confirmé, que escribir era lo mío (…). Aquella noche me di cuenta de que yo era un cazador de palabras. Para eso había nacido”.
Eduardo Galeano sabe utilizar como pocos la magia de la palabra.

Sabe capturar historias. Historias que están en la memoria de la gente o que surgen mirando alrededor, la calle, los campos, los países, las personas. Sabe ponerlas luego negro sobre blanco. Y devolvérnoslas contadas con sus palabras, de forma tal que nos divierten, nos hacen pensar, nos conmueven.

Galeano escapa de cualquier género. Lo que escribe es todo: ensayo, narrativa, poesía… a la vez.

La primera vez que leí sus textos me deslumbró y desde entonces no ha dejado de acompañarme. Con él aprendí que, por más que el horizonte siempre se aleje, la utopía sirve para caminar. Que visto desde arriba el mundo es un mar de fueguitos. Que necesitamos personas que nos enseñen a mirar. Que la imaginación nos salva. Que los nadies sí existen. Que podemos reclamar el derecho al delirio.

Eduardo Galeano vino a Madrid el mes pasado y el 14 de octubre acudí al Auditorio Marcelino Camacho a escucharle. El escritor primero leyó una selección de sus textos y después conversó con el público, contestando algunas de las preguntas previamente recogidas.

Ya me fascina, de entrada, que la rebeldía frente a la injusticia pero desde la poesía y la sensibilidad sea capaz de llenar un local con tan enorme capacidad. Después, es toda una experiencia disfrutar de la voz cálida y la lucidez de este escritor uruguayo que mezcla la lírica y la épica, que aúna la denuncia y la ternura.
Por aquí les dejo el video completo de la presentación, por si a alguien le apetece verlo. Galeano adaptó mucho la selección de textos a lo que él creía que podía encajar en el foro al que había sido invitado, el Ateneo Cultural 1º de mayo de CC.OO. de Madrid. (Posiblemente supondrá que los sindicatos españoles de Méndez y Toxo siguen siendo de verdad sindicatos, como en la época de Redondo y Camacho. O sea, de los que existen en otras partes del mundo para defender a los trabajadores y no para que el presidente del gobierno les diga que nunca olvidará que se hayan quedado callados mientras centenares de miles de personas perdían su empleo y que ellos, además, le aplaudan encantados...). A pesar de todo y muy por encima de esto, siempre merece la pena escuchar a Eduardo Galeano. (Por cierto y como curiosidad, en un barrido que hacen antes del comienzo se me ve entre el público, aunque está muy oscuro. Estoy en el extremo de una fila del lado derecho, con mi amiga Virginia).
(Fotografías del autor).

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Es un farsante, siempre preocupado por justificar a terroristas y dictadores de izquierdas

Carlos dijo...

Lógicamente es una opinión respetable, Anónimo, no tiene por qué gustarle a todo el mundo ni lo que dice Galeano ni cómo lo dice, claro.

No obstante, para que tengamos más conocimiento de causa, a mí me gustaría que nos pasaras el enlace a algún texto o declaraciones de Galeano justificando a terroristas y así lo valoramos. Porque yo no conozco afirmaciones suyas de ese tipo, la verdad.

Respecto a dictadores de izquierdas, yo sólo he leido algún texto donde mezcla elogios y críticas a Fidel, pero no conozco uno que sea justificativo y menos precisamente del aspecto específico de dictador. Por ejemplo, en "Espejos" dice que los enemigos de Castro tienen razón cuando le acusan de ser un rey sin corona, de confundir la unidad con la unanimidad, de manipular la información, de hablar mucho y escuchar poco. Luego, eso sí es cierto, dice también en qué otras cosas sus enemigos no tienen razón.

JavierN dijo...

La voz encantadora, pero representa a la viejas ideas de izquierda, que ya no existen, entre otras cosas, porque muchos de la vieja izquierda son tan capitalistas como los propios capitalizadores (estará bien dicha esta palabra?).
De todos modos es siempre interesante oir hablar a estas personas que viven en otro mundo ya practicamente olvidados por casi todos. Una duda a parte de que no se había enterado de lo del gobierno deshonesto y los síndicatos dijo algo más sobre ello? y otra duda cobra por la conferencia y la estancia en Madrid?.
Gracias Carlos por traernos estos pequeños-grandes debates. Saludos.

Carlos dijo...

A mí me parece, Javier, que hay una izquierda, el comunismo, que fracasó en todo el mundo (porque para lograr hipotéticamente la justicia social prescindió de las libertades) y que hay una falsa izquierda (en España representada por el partido del gobierno) que hace tiempo que se hizo de derechas en lo socioeconómico. Pero hay por el mundo -especialmente en Iberoamérica-distintos ensayos interesantes de aunar niveles de justicia social con libertades democráticas y personalmente no los despreciaría, todo lo contrario, los sigo con atención a pesar de la desinformación de nuestros medios al respecto. Pero, claro está, es una opinión meramente personal y es lógico que cada cual tenga su forma de pensar.
A mí me parece que, aunque se le mantiene en pie por intereses y por falta de alternativas sólidas, el capitalismo ha tenido un gran fracaso con estas crisis cíclicas -y especialmente ésta tan grave- que siempre terminan en lo mismo: cuando las cosas van bien, se privatizan los beneficios financieros, sólo son para unos cuantos, y, cuando van mal, se socializan las pérdidas, las pagamos entre todos. Cuando las cosas van bien, los autónomos recogen las migajas a base de multiplicar su esfuerzo; cuando va mal, nadie les da la menor cobertura. Cuando las cosas van bien, el salario de los trabajadores no puede subir más que la inflación y los beneficios nunca les repercuten; cuando las cosas van mal, entonces los salarios se congelan y centenares de miles de personas van al desempleo.
No hizo ninguna mención a política interior española, fue respetuoso. Y no tengo ni idea pero supongo que sí cobrará por su conferencia y que le pagarán el viaje, lógicamente. Esto es parte de su profesión y él vive de ello.

Mariet dijo...

Completamente de acuerdo contigo, Carlos. No podría haberlo dicho mejor.

Como supondrás, no es la primera vez que leo comentarios de este tipo. Recibo decenas de estos cada semana. Así como tú los respeto todos, por supuesto, sin embargo, en su mayoría me parecen tan desde el desconocimiento y la maledicencia, que lo único que puedo hacer es invitar a sus detractores a leerlo al menos, a brindar argumentos menos emotivos, menos repetidos y mejor fundados.

Está bien que no gusten de Eduardo, ni de sus ideas, ni de su obra, eso es fabuloso para el devenir histórico y para la construcción del discurso social, sin embargo, difícilmente recibo cuenta de argumentos con sentido... es comunista porque critica el capitalismo (?), porque defiende a los trabajadores que el sistema ahorca (?), es socialista porque habla en contra de ciertos megaproyectos (?), o de los intereses ocultos de los medios (?), es caduco porque cree en lo humano (?), y en los valores tradicionales originarios (?), es una farsa porque cobra por su trabajo (?), porque no toma partido en el fútbol(?)... bah!

Por demás, no puedo dejar de decir que Eduardo JAMÁS ha justificado el terrorismo... eso, vaya que sí, tendrían que demostrárnoslo, Carlitos!!. Eduardo está en contra del miedo infundado e inducido y del terror que aplaca y ciega, lo sabes tú y lo sé yo, que lo hemos leído calle arriba y calle abajo.

Qué bueno que caminas por mi acera!!

Marieta


PD: mira que nunca falta esa pregunta de si Eduardo cobra por lo que hace, siempre hay alguien que la hace, que cree que los críticos del capitalismo deben vivir en la miseria... no deja de sorprenderme - y enrabiarme- tantísimo que este tipo de personas, tan mezquinas, piensen que él no debería cobrar, ¿es que acaso debe alimentarse de sus ideas y alimentar a sus hijos y nietos de lo mismo?, no me cabe en la cabeza!, qué mezquindad pensar así, ¿no lo crees?

Anónimo dijo...

Por supuesto que será tú opinión Mariet.
A mí no me parece nada mezquino la gente que piensa así. Por supuesto que no debería cobrar, tmabién podríamos pensar qué son mezquinos los que piensan qué si debería cobrar, y por supuesto que está también es mi opinión.
Saludos.
Anónimo2

Carlos dijo...

Bienvenida, para mí siempre es un honor tenerte aquí y un placer leerte.
Para quienes no la conozcais, mi Mariet, persona inteligente, creativa y de gran sensibilidad, es la responsable de "Un mar de fueguitos", el interesante grupo de seguidores de Eduardo Galeano en Facebook, al que por cierto pertenezco encantadísimo desde hace tiempo.

Carlos dijo...

Anónimo2, se echa de menos algún argumento para acompañar esas afirmaciones. ¿Por qué "por supuesto" no debería cobrar por su trabajo? No entiendo la afirmación. ¿Por el hecho de ser de izquierda, porque hay oficios que no deberían estar pagados, o por qué motivo...?
Yo no conozco un solo escritor que no cobre por sus libros, conferencias, etc., ni uno.
Y me parece de una lógica aplastante que todo el mundo cobre por su trabajo. No sólo no me parece mal, sino que me parece lo normal. Lo que me parece más indigno es ganarse la vida sin trabajar (a costa de especular, de explotar, etc.), pero vivir del propio trabajo (escribir libros o artículos, dar conferencias, impartir clases, curar enfermos, poner ladrillos, cultivar jardines o defender juicios) me parece de lo más digno.

También tengo que decir, y Mariet tiene constancia de ello, que hay cosas muy determinadas que sí hace gratis, por motivos solidarios o lo que sea, pero lo normal es que los escritores cobren por su trabajo como el resto de profesiones, de verdad que no acabo de ver por qué no debía hacerlo, pero me gustaría entender por qué lo dices y conocer tus razones.

Anónimo dijo...

Carlos, ya que eres tú el que me contesta, te lo digo a tí.
Me parece muy fuerte que se utilice la palabra mezquindad a la hora de expresar una opinión.
Cómo todo el mundo a lo largo de nuestra vida nos hemos encontrado que no compartimos opiniones, y no por eso los tratamos de mezquinos.
Ante todo respeto.
Galeano es escritor, y como tal ya cobra, yo pienso que otros trabajos, en ocasiones concretas no se debería de cobrar.
Alomejor así todo funcionaría mejor en todos los sitios. Digo: bastante mejor.
Saludos.
Anónimo2

JavierN dijo...

Hola Mariet, encantado de saber de tí aunque sea para criticar mi crítica, valga la redundancia, de nuestro admirado Galeano, aunque todo tu discurso va dirigido a nuestro común amigo Carlos, creo que te refieres a mí, en otra ocasión por favor dirigeté a mi directamente.

Eso de "desconocimiento y la maledicencia", me ha dolido porque tú a mi no me conoces de nada para calificarme de ese modo, dices que respetas todas las opiniones pero ofendes, no lo entiendo, por mi opinión empiezas a relatar una serie de frases hechas sin ningún sentido y gratuitas. Entiendo perfectamente que seas la primera fan de Eduardo, al que yo admiro también por su fácil verborrea, sin tono peyorativo e inteligencia, cómo también admiro igualmente a esas personas que hablan menos y hacen más, desconozco si él hace también cosas prácticas a parte de dar charlas, si es así ruego que me lo digas, por ejemplo el recientemente fallecido Vicente Ferrer, etc o por extensión a cualquier persona que diga las mismas o parecidas denuncias que él y sin cobrar nada, por ejemplo algún sacerdote en cualquier homilía, y oye no defiendo a la iglesia en absoluto, que tiene mucho que callar. Y por favor que yo no he dicho que los comunistas tienen que vivir en la miseria, otra vez desvarias un poco, ni hagas demagogia barata con lo de alimentar a sus hijos y nietos que por ahí no van los tiros, ah y no te enrabietes cuando alguna opinión no coincide con la tuya, porque te delata. Un beso muy grande Mariet.

Carlos, totalmente de acuerdo con la opinión que me has dado, da gusto debatir así, sólo una pequeña puntualización, no crees que al no meterse a opinar de la política española, no es por respetuosidad, sino por no querer mojarse. Gracias Carlos por aguantar una nota discordante tan larga y espero que nadie se me ofenda. Saludos.

Anónimo dijo...

Como siempre las palabras llevan sus "demonios" y de la magía que hace Galeano con las palabras el anonimo primero las utiliza como armas arrojadizas, una pena ,la verdad...yo que no soy ni comunista,ni derechista,los escritos de Galeano me muestran poesía, defensa de la dignidad de las personas , me muestran esperanza en el hombre, me ponen delante de las contradicciones de esta sociedad tan injusta...y si los trabajos hay que pagarlos,lo mismo para el que pinta un cuadro, el que escribe un libro o él que planta arboles...abrazos Carlos C

nadia_bj dijo...

Carlos, te quiero agradecer por compartir ésta nota tan hermosa. Galeano es un ser ESPECIAL en millones de personas...creo que, más alla de que haya personas que no esten de acuerdo con su ideología, no deja de ser un ser ESPECIAL en millones. No es un "fueguito" cualquiera, y ya con eso se justifica la admiración que tantas personas tenemos hacia él.
GRACIAS GALEANO!...y gracias Carlos. Saludos desde Argentina!

Carlos dijo...

Anónimo2, lo habitual es que los escritores, cuando sólo tienen esa profesión que ya es raro, no viven sólo de sus libros (prácticamente ninguno) sino de todo lo que se genera alrededor, conferencias y demás. Que alguna no la cobrasen si no quieren, vale, pero que eso sea "por supuesto" es lo que más me llamaba la atención. En todo caso, a CC.OO. a mí me parece estupendo que les cobre, no es una ONG ni una institución benéfica, y no veo que tenga que regalar nada a una organización tan pudiente.

No sabría contestarte a tu última pregunta, Javier. En cualquier caso, yo con los escritores no busco estar de acuerdo en todo -a Galeano le hubiera rebatido buena parte de sus opiniones- sino que me guste su obra. En este caso, además, su obra es inseparable de su compromiso y, en una buena medida, sí comparto muchas de las denuncias y reflexiones de ese compromiso, aunque otras no.

Muchas gracias, Carlitos, lo firmo. Menos mal, ya creía que aqui sólo me gustaba a mí Galeano.

Bienvenida, Nadia, y muchas gracias a ti.

Anónimo dijo...

Os remito al "Manual del perfecto idiota latinoamericano" de Alvaro Vargas Llosa.
La definición perfecto idiota latinoamericano encaja perfectamente para Galeano y sus seguidores, aunque no comparta la ideología liberal de esa obra.
No dispongo de espacio aquí por lo que mi respuesta se justifica con la remisión a la fuente citada, me adelanto a la réplica fácil.

Finisterre dijo...

Generalizar sí que es de idiotas, anónimo.

Anónimo dijo...

No, no... si yo particularizo y te incluyo en la categoría.

Finisterre dijo...

Jajajaja; eres patético, además de un absoluto cobarde, mascaritas.

Anónimo dijo...

¿Y detrás de Finisterre quién se esconde?, porque si consideras cobardía no firmar ya me dirás que diferencia hay con firmar con seudónimo. Para ponernos en la línea de salida en igualdad, aunque a insultar empezaste tú, puedes llamarme Cabo de Gata.

Finisterre dijo...

"La definición perfecto idiota latinoamericano encaja perfectamente para Galeano y sus seguidores..."

Si eso no es insultar, háztelo mirar.

Por otra parte, la inmensa mayoría de la gente que lee y participa en este blog, sabe perfectamente quién soy (yo apostaría a que tú también lo sabes). De ti no se puede decir lo mismo.

Anónimo dijo...

Finesterre, no entres al trapo. Yo te he leído en algunas intervenciones de este blog, y eres un tio muy sensato, pero te picas rápido. Es la opinión suya, de ese anónimo, y tú tienes la tuya, no te des por aludido.
Otro anónimo

Anónimo dijo...

... pobre Finisterre

Carlos dijo...

Hay que tener una vida muy pobre para dedicarse a entrar habitualmente en un blog no por considerar interesante sus contenido -bien para compartirlo o para rebatirlo argumentadamente- sino por puro rencor mezquino, para proyectar las frustraciones propias e insultar a otros lectores desde el anonimato. Pero hay insultos que acaban retratando mucho mejor al que los profiere que al supuestamente insultado.

Anónimo dijo...

Quedan pocos idealistas, el FA esta vendido al capital y al imperio.
Son una verguenza, ver a Mújica abogar por un capitalismo en serio.
Tantos muertos, para esta farsa.

Anónimo dijo...

Quedan poca gente de izquierda como Galeano.
El "progresismo" que gobierna en Uruguay da bronca y asco.
No queda nada.