Maleni y su planeta

El principito se sentó en una piedra y elevó los ojos al cielo.
- Yo me pregunto –dijo- si las estrellas están encendidas
para que cada cual pueda un día encontrar la suya.
Mira mi planeta; está precisamente encima de nosotros…
Pero ¡qué lejos está!

Antoine de Saint-Exupery- El principito

Se llama María Magdalena Hernán Obispo, tiene 36 años, es Licenciada en Física… y ha descubierto un planeta.

Maleni, que se dedica a la investigación astrofísica y está realizando su doctorado en la Complutense, andaba un día enfrascada en sus cosas, o sea, analizando la velocidad radial de una estrella o algo por el estilo, cuando ¡zas! encontró por casualidad un nuevo planeta. Lo grande –me parece a mí- es que se dio cuenta del hallazgo. ¿Ven? Los despistados no serviríamos para astrónomos.

Escribía también el narrador de El principito que, además de los planetas que nos suenan a todos –los de nuestro sistema solar-, existen otros muchos y que “cuando un astrónomo descubre uno de estos planetas, le da por nombre un número”. Y veo que no se equivocaba, porque al planeta que encontró Maleni le han llamado el BD-20 1790 b. Ya les vale…

Tiene 35 millones de años. Aunque nos parezca una edad matusalénica, por lo visto, en materia de planetas, esto supone ser muy joven. De hecho, se trata del exoplaneta (o sea, el planeta extrasolar) más joven que se ha localizado hasta ahora en torno a una estrella. Considera Maleni que el hallazgo supone “el eslabón perdido entre una estrella en la que se están formando los planetas y un sistema como el Sol con muchos miles de millones de años”. Parece ser que el descubrimiento permite estudiar un planeta joven en una estrella activa y contribuirá a conocer las fases más tempranas de la formación de los mismos.

Aunque la gente cercana dice que estoy siempre en la luna, en realidad no me llama mucho la atención la astronomía. Así que la noticia de este descubrimiento del que les estoy hablando, como no podía ser de otra forma, me había pasado desapercibida entre las secciones especializadas de los periódicos. Y confieso que no soy yo muy dado a leer tampoco la Astronomy and Astrophysics, revista donde parece que se dio a conocer detalladamente el mismo.

Y, entonces, ¿por qué estoy escribiendo sobre esta historia? Pues porque me encontré ayer, en un rinconcito de un periódico, una carta que escribe Gema Fernández, una amiga de Maleni. Más que reprocharle nada a su amiga, Gema venía, de alguna forma, a reivindicar su trocito del planeta: “Este descubrimiento tiene un poco de todos aquellos que te hemos apoyado, hemos sufrido tu aislamiento, que tu móvil sea un mero aparato que transportas en el bolso, tu cansancio, tus penas y alegrías, tus nervios, tus emociones, tus horas en vela y, sobre todo, te hemos echado de menos”.

Dos ideas me han venido a la cabeza, elementales y poco originales, porque uno es así. La primera es qué poco nos fijamos en la parte más humana, que se esconde detrás del telón de aquello que trasciende públicamente. Y, sin embargo, a mí, que no me había despertado interés el planeta BD-20 1790 b, sí me ha llamado la atención lo que contaba la amiga de Maleni. Pensaba en el tiempo robado al sueño y a las personas cercanas, en las horas de estudio, de investigación, de trabajo, en las decepciones, las ilusiones, la perplejidad, las dudas, la fascinación y la alegría que tiene que suponer lograr un hallazgo como ése y verlo confirmado… Me imaginaba que, como dice Gema, detrás de cada historia de esfuerzo, casi siempre encontramos al lado personas que nos quieren, que nos van apoyando, que comparten nuestros sinsabores y que se alegran sinceramente con nuestros éxitos. Seguramente los amigos de Maleni, su familia, su gente, se merecerán también una porción de este éxito. Añadía Gema que su principal motivo para alegrarse es que “a una persona buena le pasen cosas buenas”. Cuando pueden decir eso de ti, ¡qué grande! ¿no?... Incluso aunque no hayas descubierto ningún nuevo planeta.

Y lo otro que pensaba al hilo de esa carta es algo que ya me habrán leído en otras ocasiones. Tal vez este descubrimiento sólo ocupará espacio en las secciones de ciencia de los diarios o en las publicaciones especializadas y poca gente reparará en lo noticiable del hecho, pero mucho menos en la historia humana que subyace al mismo. Porque los medios de comunicación –y no es asunto baladí- nos siguen presentando cotidianamente como modelos sociales dignos de atención a personas que se hacen famosas simplemente por enrollarse con otro famoso, a personas que se enriquecen muy rápido… Muy pocas veces se presta atención a modelos humanos de tenacidad y de superación, como seguramente quiero pensar que será el de Maleni, a quien no tengo el gusto de conocer. Y que no vengan con el cuento de que ofrecen lo que demanda la gente, porque no es verdad: a veces la gente pide aquello que conoce, a lo que le acostumbran. Los medios deberían desarrollar un papel didáctico y generar otras inquietudes. Hay ejemplos de que se puede hacer. Y que tampoco se justifiquen diciendo que la astronomía es aburrida, porque estoy absolutamente convencido de que un buen periodista sabría hacer a Maleni una entrevista jugosa, interesante y a la vez desenfadada, divulgativa pero a un tiempo divertida... Ahora bien, que, igual que digo eso, también les advierto de que, en cuanto un solo medio de cierto alcance toque el tema de forma atractiva, todos los demás se lanzarán a la carrera, porque el periodismo español funciona con esa originalidad generalizada.

Desde luego, a mí me interesa mucho más conocer detalles del descubrimiento de un planeta a cargo de una investigadora española de 36 años, que conocer detalles de la operación de cirugía estética de la madre de la hija de un ex torero. Vamos, como de aquí a Lima. Bueno, mucho más: como la distancia de la Tierra al BD-20 1790 b, aproximadamente.

(Ilustración: recreación del planeta por su descubridora, tomada de elmundo.es).

12 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Interesante. En un reciente programa de Punset, otro astrofísico hablaba de la evolución de la expansión del universo que les estaba dejando atónitos. No les parecía predecible teniendo en cuenta lo que habían estudiado. Yo, sin conocimientos científicos, por intuición, la equiparé al actual "movimiento" de expansión de la conciencia. Y es que en lo que nos hemos sostenido tanto tiempo y que nos llevado a una situación algo caótica en "nuestro" mundo (la materia) es infinitamente menor que lo que no "comprendemos" (el espacio, la conciencia).

Desde luego que Maleni tiene un gran mérito y es una pena que su noticia ocupe sólo un rinconcito, pero, como dices, en los medios de comunicación nos ofrecen sólo las miserias que venden y que nos mantienen, por ejemplo, pegados a la televisión casi en estado de trance inducido.

j.p. dijo...

casi me pasa lo q a ti, empezabas hablando de planetas y astronomia y no me ha interesado, menos mal q he seguido hasta el final de la historia y he visto q iba de otra cosa

Gema dijo...

Hola soy Gema Fernandez "esa amiga de Maleni del periodico" muchas gracias por entender mi carta, por comprender lo que es una investigación como la que lleva a cabo Maleni y a pesar de que metí la pata (porque, con tanta emoción, cambié el planeta de galaxia) que se note el trasfondo de la carta. Estoy de acuerdo contigo, un placer y un gusto haberte ayudado a conocer ese pedazito de descubrimiento...

Anónimo dijo...

"En el proyecto de Presupuestos Generales del Estado español para 2010 a la partida destinada a programas de I+D+i se le ha asignado una dotación de 7.946 millones de euros, lo que representa un descenso del 3,1% respecto a 2009. Son 257 millones menos. Este “tijeratazo” va ensanchar todavía más el défict tecnológico español. Desgraciadamente, los últimos datos facilitados por el Banco de España vuelven a señalar la fuerte dependencia tecnológica española del exterior."

La verdad que es un milagro que María Magdalena Hernán Obispo pueda investigar en España y encima haga tan bien su trabajo pues solo se ponen piedras en el camino de la investigación y el desarrollo cientifico; en epocas de crisis donde tendríamos que invertir y apostar es en investigación y al contrario nuestros gobernantes recortán ahí el presupuesto, eso si en la pagina web de Presidencia Europea 12 millones de euros y como este muchos ejemplos...
Solo queda felicitar a nuestros investigadores y cientificos que con pocos medios , mucho trabajo y esfuerzo siguen encontrando la ilusión para mejorar la vida de todos nosotros,Felicidades Maleni!!
Carlos C.

Carlos dijo...

Como la noticia era relativamente reciente, todavía tenía la esperanza de que los hechos me desmintieran, Concha y que sí despertase más interés mediático. Pero sigo sin verlo, más allá de medios escritos y círculos especializados.

J.P. creo que eso les ha pasado a más personas... Me alegro de que siguieras leyendo.

Más razón que un santo, Carlitos, muy buena aportación.

Carlos dijo...

Gema, ¡¡qué sorpresa!!... Me alegra mucho que hayas leido el artículo. Sabes que cuando me encontré tu carta en el periódico me "tocó", porque de una forma sencilla me pusiste delante de los ojos el perfil más humano de la noticia. Gracias a ti por habérmelo descubierto y haberme dado pie a este post. Espero que a tu amiga Maleni no le haya parecido frívolo el tratamiento; yo de astronomía no sé nada; de personas intento aprender cada día... ¡Ah! y, aunque ande muy ocupada, que te cuide, que estas amistades incondicionales valen más que todos los planetas... Bss.

maría dijo...

Lo que me alegra realmente de esto Carlos, es que lo haya descubierto una española, con los pocos medios que existen para investigar.

Pero claro este descubrimiento surge de horas de dedicación y de muchísimo esfuerzo y como no, del trabajo bien hecho.

Muchas felicidades, para ella!!.

Maleni dijo...

Hola!

lo primero muchas gracias Carlos por el post! me sorprendió un montón!
He intentado varias veces dejar un comentario pero me lo borra! aggg!
Gracias también por quedarte con la parte humana más que científica de esta historia.

Como comentáis, detrás de esto hay unos cuantos años de trabajo duro. Y no sólo mío, ni mucho menos! Lo bueno de la ciencia es el trabajar en equipo y tengo la gran suerte de que el resto de "culpables" del descubrimiento son grandes profesionales astronómicamente hablando, y personas humanas maravillosas. En este ámbito de la ciencia "hay de todo" y mi mayor descubrimiento sin duda son ell@s!

Lo de hacer ciencia en España como comentáis es difícil. Es también difícil el "después" de una tesis doctoral. Aquí no hay muchas oportunidades para los que acaban, la gran mayoría se va fuera y el "volver" es muy muy complicado. Tengo amigos con unos CVs impresionantes (ya me gustaría a mí!) que no pueden volver porque aquí no les ofrecen puestos y si les ofrecen salen perdiendo muchísimo respecto al que tienen en el país en el que están.
Yo lo he tenido un poco complicado para hacer la tesis, porque no he tenido nunca una beca doctoral. Llevo desde que empecé compatibilizando la investigación con múltiples trabajillos que van saliendo, a veces hasta 3 a la vez. Y en ocasiones hay que hacer muchos equilibrios y mantener intacta la motivación para no tirar la toalla.

A mis alumnos de la uni de Mayores siempre les he dicho que el que sabe astronomía debería sentirse privilegiado, porque conocer las verdaderas dimensiones del Universo y el lugar tan ridículo que ocupamos nosotros es una gran lección de humildad. Te ayuda a relativizar muchas cosas y a re-descubrir conceptos como la solidaridad, la tolerancia, el respeto, la corresponsabilidad... porque este minúsculo punto azul en que vivimos es la casa de todos! (Carl Sagan lo cuenta infinitamente mejor que yo: http://www.youtube.com/watch?v=oGKm6_-BmRE)

Sin duda alguna: los políticos y dirigentes de los países deberían estudiar nociones de Astronomía!!

Tengo la inmensa fortuna (el mejor tesoro del mundo) de tener a mi lado un montón de gente que está ahí apoyando en los momentos malos, un montón de "estrellas" que brillan en los trozos oscuros del camino. Gema es una de esas estrellas! Un GRACIAS así de grande Gemita! por tus palabras. Que te voy a decir que no sepas ya!

Estamos bastante flipados por la difusión que ha tenido la noticia, es bastante desbordante.

Lo dicho, que muchas gracias Carlos por tu post y a todos los que habéis comentado aquí.

Un abrazo

Carlos dijo...

Gracias, María. Pues sí, a mi me parece evidente lo que apunto al final: el hecho de que una joven investigadora española descubra el planeta extrasolar más joven me parece objetivamente mucho más noticiable que mil chorradas que nos cuentan todos los días como supuestas noticias.

Carlos dijo...

Muchas gracias, Maleni, por pasarte por aquí, por dejarnos tus comentarios y toda esa información e impresiones de primera mano. Todo un honor.
Me alegro de que te haya gustado el post y el enfoque.
Tú crees que ha tenido mucha difusión y, sin embargo, a mí me parece, que, aunque se ha publicado en muchos sitios, no ha trascendido lo suficiente -ni el descubrimiento en sí a cargo de una investigadora española y un equipo de la UCM, ni el trasfondo humano- en comparación con la atención mediática que se le dedica a auténticas bobadas.
Un abrazo también para ti.

Henars dijo...

Muy buenas Calos y feliz año, aunque con retraso..
ME he tomado la libertad de reflexionar durante unso minutos antes de contestar a tu entrada y mas aun viento que en las respuestas a ella estaba la protagonista o protaonistas...
Te felicito por hacer una entrada sobre unhecho que ha realizado un español y que no tiene nada que ver con la frivolidad de comerse la mayor tarta de merenge del mundo o de con cuantos se ha acostado; porque la prensa es asi y eso es de lo que informa.
Porque los españoles tenemos que alegrarnos cuando un español hace un descubrimiento que beneficie a la cultura o a la ciencia.Pero ademas porque es una persona ke ha tenido detras otras muchas y que no solo su familia se sienten arraigados de este hecho sino todos los españoles/as.
Las cosas no ocurren por casualidad, la ciencia ademas es un amante peligrosa que se escabulle entre las sabanas, que el duro trabajo tiene su recompensa con eso estoy muy deacuerdo pero hay personas ke obtienen otras recompensas y sudan menos eso seguro.Que la suerte no se encuentra asi derepente y que cada uno tiene que trabajarselo con el sudor de su frente.
Que ya les gustaria a muchos de esos ke llenan espacio en TV que sus amigos o familiares dijeran que se sienten orgullosos de ellos y que su triunfo es tambien el suyo.
En realidad a todos nos gustaria que dijeran eso de nosotros algun dia, aunque solo fuese por un segundo.
Que a mi con mi corta edad, no llego a la treintena, me parezca asurda la importancia ke le dan algunos medios a unas cosas que no la tienen y a otras solo le dediquen unos segundos en un corto repaso a las noticias de la semana, me hierve la sangre. Pero lo que mas me repatea es que el mundo siempre estara lleno de luchadores que han tenido que dejar muchas cosas para poder conseguir algo que no solo les beneficie a ellos sino a la humanidad y que se les reconozca menos el merito que a otros, que ademas parezca que tiene una flor en el culo, que su unico merito es haber estado en una fiesta con el famosillo de turno.
Un abrazo y ya nos leemos.
Chao.

PEGASA dijo...

Anda que gustazo tener a descubridoras de planetas aquí. Pero que coraje mira que ponerle números y letras. En vez de ponele nombres bonitos. Pero lo que no le quitan a Maleni es que ella fue quién lo descubrió. Pese a quién pese y aunque estas noticias, que son las que deberían de salir, se nos oculte.

Somos como corderos. Un beso