Volver

Estoy de vuelta. Todavía me queda esta semanilla de vacaciones, de reencuentros, de relax. Pero han terminado los viajes de verano, que ya iré contando.

Este año, no sólo han supuesto descanso, sino huida. Necesitaba posponer inevitablemente decisiones y conflictos que ahora me están esperando ahí, a la vuelta de la esquina.

Estas dos últimas semanas me he construido un universo ideal de pintura por la mañana, literatura por la tarde, música por la noche, y conversaciones, cañas, risas y amistad a todas horas. El reto ahora es conseguir incorporar a mi vida cotidiana una parte de ese universo con el que he disfrutado.

Como aperitivo, una breve antología de las mejores frases de los viajes (que yo recuerde ahora y que se puedan contar):

- "Joder macho, os estáis recorriendo toda la costa, ¿eh?" (Un amigo de Carlos V. Yo en concreto he estado en Sepúlveda, Lleida, Soria, Guadalajara y Huesca).

- Mi favorita, que la situaría en el frontispicio de cualquier sitio: "No andéis trayendo barullos al pueblo" (un vejete de una localidad soriana de 64 habitantes, mientras echaba una partida de guiñote, regañando a un veraneante que había dejado la cortina abierta y había permitido entrar una mosca en el bar).

- Una que Carlos C. me acusa de pronunciar a mí. A Carlos V. le apetecía quedarse a tomar la penúltima en el salón social de un pueblo de 37 habitantes a las seis de la mañana y Carlos C., con mejor criterio, pretendía que nos fuéramos a dormir: “Tú dímelo, Carlitos, que yo soy un inconsciente y sigo al V.” Él asegura que yo esto lo decía con tono completamente serio.

- "Pues nada, que ya me voy a casa. Es que salgo ahora de trabajar". (Un desconocido que me saludó como si me conociera de toda la vida, mientras yo estaba tomando una caña en Soria. Le contesté con la misma cordialidad que me parecía muy bien, ¿qué otra cosa podía decirle? Nos quedó la duda de si me había confundido con otro o si estaba un poco p'allá, pero nos inclinamos más por lo segundo).

- "No, si mis amigas y yo nunca entramos ahí, es que te había recomendado sitios para gente de tu edad" (una compañera de trabajo veinteañera de Carlos V. Se lo decía completamente en serio, con amabilidad. Los sitios de Guadalajara que nos había sugerido no es que pusieran pop de los ochenta, no. En un pub nos recibieron con canciones del Paleolítico Superior, en concreto Juntos de Paloma San Basilio y Enséñame a cantar de Miky, y en otro ponían musica un poquito más reciente, ya del Neolítico: Siempre Así, Los Centellas…).

- "Pero ¿cómo que 'ha tenido una actuación discreta'? Si ha batido el récord de España y ha sido quinta y sacando veinte segundos a la siguiente… Vamos a ver, que ha entrenado cuatro años para esto, que seguro que tú eres un gordo cabrón que estás ahí sentado con una cerveza…" (Carlos C. dirigiéndose al locutor durante la retransmisión televisiva de no sé qué prueba olímpica).

Hay muchas más, pero por hoy creo que ya nos vamos haciendo una idea.

Os dejo con Calamaro cantando a Gardel. Nos ha acompañado en varios viajes y Carlitos C. dice que cuando está sonando una canción como ésta y se llega a algún sitio, no se puede uno bajar del coche apagando la música, hay que esperar a que termine la canción. Por respeto.

15 comentarios:

www.LeonardoRivera.com dijo...

Felicidades por salir en 20 minutos Carlos Javier!

Enhorabuena!

TortugaBoba dijo...

Qué bonita la versión de Calamaro, no la había escuchado. Me he partido de risa con "la breve antología de las mejores frases de los viajes", jajajaj. Me encantan los pueblecitos con pocos habitantes, tienen un encanto tremendo, y sus gentes suelen ser de lo más variopinta. De ahí que te cuenten su vida aunque no se la hayas pedido. Lo de que no llevéis "barullos al pueblo" por la mosca es buenísimoooo, y el comentario de Carlos C. al locutor de las olimpiadas me parece de lo más acertado. Además de una cerveza, seguro que tenía un pincho de tortilla el colega.
Por cierto, la canción "juntos" tiene un sabor especial, como Sevilla ;-)
¡Beso!

Alberto V. dijo...

¡Ah, el gran Andrelo! A la vuelta toca en Madrid: Sábado 20 de Septiembre.MADRID Metrorock.

"La vida es una cárcel con las puertas abiertas".

PEGASA dijo...

Anda, anda que ya te vale, pobre abuelillo que le abreis la cortina para que le piquen los mosquitos. Puero bueno y el viaje a los Pirineos fuiste o no fuiste?. Haber el repertorio de fotos,ya que yo no he tenido vacaciones no puedo poner ninguna. A no ser que te ponga la de mi día en Isla Mágica. jajaja. Cuanto te he hechado de menos amigo y me gusta que te guste el dibujo que me ha hecho de Pegasa. Un beso

TortugaBoba dijo...

Pegasa, una foto en Isla Mágica no es cosa baladí :-)

Carlos dijo...

La entrevista es ya antigua, Leonardo. No tiene mucho mérito porque era una serie sobre blogueros de Ávila y eso es como dedicar una serie a esquiadores del Sahara: no tenían mucho donde elegir. Bueno, mañana hay que ganar sí o sí, espero ir al estadio a ver al Atleti.

Tortuguita, no veas las que no he podido publicar, porque aludían a personas concretas y nunca sabes quién va a recalar por aquí. Cuando nos juntamos los tres Carlos a mí termina doliéndome todo de tanto reirme.

Alberto, ¿tú eres Alberto V. de los V. de toda la vida? O sea ¿hermano del coprotagonista de las anécdotas o no tienes nada que ver? Bueno, thank you por la sugerencia, habrá que intentar ir a ver a Calamaro.

Hola, Pegasa. Sí, es chulo el dibujo y me ha despertado envidia completamente insana. Sí, fuimos a Pirineos, lo de Huesca incluyó una preciosa excursión por pueblos del pirineo oscense, ya veréis fotos. Tengo tarea por delante, porque han sido todos viajes cortitos pero muchos y muy suculentos. Además de los viajes por toda la costa que ya he citado, me escapé cuatro días a Florencia (Italia) y eso son palabras mayores...

Alberto V. dijo...

Si nos ves de espaldas, tu coprotagonista y un servidor somos clones.

Irene de San Juan dijo...

Hola Carlos

Ya te extrañaba, pero la verdad a quien has despertado una envidia totalmente insana es a mi, Oh, quién pudiera pegarse un viajecito así, solo espero próximos capitulos de tus aventuras para yo soñar y volar por ellos desde tu voz.
Un abrazo

carlos dijo...

Pues bienvenido, Alberto V. Ilustre familia ésta de los V, jajaja.

Irene, pues aquí estoy, con el "trabajo" amontonado, muchas cosas que contar de estos días y de otras reflexiones y un poco de cansancio y pereza. Ya debería haber publicado varios post sobre los viajes pero... Me impuse a mí mismo que el blog tenía que ser un placer y que nunca tenía que sentirlo como una obligación más. No obstante, a lo largo de la semana supongo que encontraré ratitos en los que me apetezca y os cuento los viajes. Así os podéis animar, este año (quizá salvo Florencia) el resto son escapadas pequeñas, cercanas y asequibles.

carlos dijo...

Ah, Pegasa! Que no nos traigas barullos al blog, jajajaja, que no fuimos nosotros los que le metimos la mosca en el bar. Ya sabemos que eso allí, en ese modo de vida, puede ser un problema de primera magnitud y fuimos muy cuidadosos con la cortina al entrar y salir.
Fue un veraneante que estaba en el propio pueblo. Estaba echando la partida y se levantó a ver si venía una de las parejas que tenía qeu competir y, mientras miraba a la calle, dejó la cortina abierta. El del bar exclamó "Haleeeee, to las moscas dentrooooo" y un viejete que estaba en una de las mesas le dijo eso de "no andéis trayendo barullos al pueblo", que me pareció toda una filosofía y rápidamente la convertí en mi frase del viaje.

Ciclan dijo...

A ver Carlos J, empiezo a dudar sobre la verosimilitud de tus historias.
Quieres que me crea que un pueblo de 37 habitantes es capaz de abastecer de birras y alcoholes diversos hasta las 6 de la mañana a “Los Charlines” (Carlos C, G y V) campeones del soplar en las dos Castillas. Cuanto inventas Carlos J, cuanto inventas.

Anónimo dijo...

Eso es lo que yo me preguntaba ¿como es posible que un pueblo de 37 habitantes pueda tener abierto su centro social a las 7 de la mañana? ¿como les pueden dejar las llaves del centro a unos chavales de unos 19 años? ¿que pintaba yo en ese pueblo a las 7 de la mañana? ¿como pude hacerle caso al señor Carlos V. y acabar en este pueblo en medio de un paramo?...tantas preguntas y ninguna respuesta...Castilla es asin!
Carlos C.

Carlos dijo...

Jajajajaja, nosotros veníamos surtidos ya de una cena con el escritor soriano Antonio Ruiz Vega, con prolongada sobremesa. Carlitos C. cometió el error de querer demostrarnos que no había nada en ningún pueblo, para que nos fuéramos a acostar conformes. Y hete aquí que en Aldealseñor ("se escribe todo junto", me insistían allí), pueblo soriano de 43 habitantes, nos encontramos con que eran las fiestas. Allí estaba toda la juventud de los alrededores (o sea, unas decenas) disfrutando en la plaza de la música de una orquesta compuesta por dos integrantes y nos unimos.
Cuando terminó la actuación, la juventud de Pobar (municipio de 37 habitantes) nos invitó a su Centro Social, del que tenían la llave, pero allí sólo fue la penúltima. Todo, ante la desesperación de Carlitos C. que no sabía qué sentido tenía todo esto y qué diablos hacíamos allí a las mil de la madrugada, con toda la razón del mundo. Yo es que soy un inconsciente...

marisol dijo...

Hola, ya estamos aquí todos de nuevo. Te recomiendo que te compres el disco de "EL CANTANTE" e Calamaro, está ente otras esta canción.Increible la de "Algo contigo" y "Voy a perder la cabeza por tu amor"

carlos dijo...

Vale, Marisol, estamos todos de vuelta, pero no hay comparación posible, hay quienes hemos hecho sólo un recorrido por "la costa" española y quien se ha ido a otro continente y se ha metido un pedazo de viaje que para qué... La de "Algo contigo" también sonó en el viaje, la otra no me suena.
El CD de Calamaro ya le tengo encargado a Carlitos que me lo grabe (mmmmm, sin ánimo de lucro, en un disco con canon digital ya pagado y una copia sólo para uso privado... por si no me leen Ramoncín o Teddy Bautista, y siempre que antes no acuerden que escuchar música en tu coche con más de dos personas es difusión pública y empiecen a cobrar otra tarifa aparte).