Seis pequeñas cosas que me han hecho feliz

Francis Acedo me lanza ahora a mí el desafío -que a él mismo le había hecho antes una presentadora de televisión y bloguera, Sara Solomando- de decir seis pequeñas cosas que me hagan feliz.

No soy muy amigo de los memes ni de las cadenas internautas, pero proponiéndolo quien lo propone... A Francisco Acedo le conocí en Cáceres en el año 2006. Sin que nos conociéramos previamente, aceptó presentar una conferencia mía en el Ateneo (institución cuyos responsables me acogieron con una hospitalidad y cordialidad que recuerdo con gratitud) convocada por nuestros comunes amigos de la asociación cultural Aldana. Por mi etiqueta políticamente incorrecta y por el contenido de la propia conferencia, fue el suyo un gesto valiente, de esos en los que corría algún riesgo y absolutamente nada tenía que ganar. Pero Francis es de esas raras personas con un sentido caballeresco y noble de la vida, una persona íntegra e intelectualmente valiente. Con decir que es un ejemplar de político honrado, está todo dicho en cuanto a su singularidad. Concejal del Ayuntamiento cacereño y Diputado provincial por el PSOE, dejó sus cargos por discrepancias, es decir prefirió ser coherente antes que interesado. Licenciado en Filosofía y Letras, historiador, profesor… es, además, un prolífico autor teatral con numerosas obras estrenadas y creo que ha llegado a ser finalista de los premios Max.

Como no tengo capacidad de síntesis y soy un indeciso, divagaría largamente sobre las cosas que me hacen feliz. Mis momentos felices tienen mucho que ver con la gente a la que quiero, con los libros que leo, con lo que escribo, con el arte (música, cine…)…

Es decir, genéricamente me hace feliz, por ejemplo, que una chica que me guste muestre interés por mí, hacer cosas junto a los/as amigos/as, viajar, leer algo que esté bien, escribir algo que me satisfaga, escuchar una canción que me guste, pasear, mantener una buena conversación, reírme con las locuras que hace de mi gato…

Pero como se trata de que sean sólo seis cosas sencillas, lo que he hecho, ante mi incapacidad para ser concreto, es echar la vista atrás y recordar seis pequeñas cosas (grandes, en realidad, porque la grandeza casi siempre se esconde en lo pequeño) reales que me han hecho sentir bien en las últimas semanas:

- Las risas que nos hemos echado los tres Carlos delante de unas cañas en Soria, Guadalajara y Huesca, sacándole punta a todas las situaciones que hemos vivido en esos viajes. Me dolía ya todo de reírme tanto.

- Hacer planes para ir a Argentina a finales de este año, imaginar y preparar un viaje deseado hace mucho tiempo. Buscar datos en internet, recopilar los contactos de amigos argentinos, chatear con Pat haciendo algunos planes, escuchar las recomendaciones de los dos Carlos y de Lorena, ver lo que me va proponiendo Mario desde su agencia… Tengo tantas ganas de ir que disfruto sólo con imaginarlo.

- Escuchar los versos de Machado y Benedetti cantados por una coral murciana delante de la catedral de Florencia, en Italia. Momento inesperado y emocionante que me erizó la piel. Tampoco estuvo nada mal escuchar a Calamaro cantando el Volver de Gardel en el coche de Carlitos por los pueblecillos de Soria, pero me inclino por la otra por ser música en vivo y en directo.

- Conocer a Renatta en Florencia. Lástima que fuera el último día de mi viaje y no el primero.

- Ver ganar al Atleti el miércoles pasado en el Calderón, consiguiendo volver a la Liga de Campeones europea. Qué impresionante la afición y qué alegría se respiraba.

- La comida con Belén en Montfalcó Murallat. La compañía estupenda, el entorno encantador y la cocina espectacular, de lo mejor que recuerdo en mucho tiempo. También con Belén, momentos inolvidables fueron las cañas al atardecer en La Sibil-la, junto a la Seu Vella, viendo Lleida desde lo alto.

Y como tengo, a mi vez, que lanzar el mismo reto a seis blogueros más, lo siento por los interesados, que ya me perdonarán, pero ahí va la lista: se lo propongo a Tortugaboba, a Fernando Solera, a Shikilla, a Silvia, a Pegasa y a María Gemma, por si les apetece contarnos seis pequeñas cosas que les hacen felices y, si quieren, meter en el mismo embolado a otros seis incautos. Fijaos mejor en cómo lo hizo Francis Acedo, porque yo no he sido muy ortodoxo en el cumplimiento.

(Fotografía de los tres Carlos: Lorena Sole. Fotografía mía en la plaza de Montfalcó Murallat: Belén Navajas).

19 comentarios:

Shikilla dijo...

Recojo con gusto el guante, Carlos, me temo que en una de las cosas coincidiremos: Lo del Atleti, lo has adivinado.

Además, me pongo manos a la obra enseguida que pueda.

Un beso

PEGASA dijo...

Noes ningún embolao. Eso está hecho. Yo pensaba que me ibas a pedir que subiera el Himalaya a la pata coja, jajaaj. Un beso.

P.D.: Es un honor que hayas pensao en mí para esto.

Francisco Acedo dijo...

Bueno, bueno, bueno, no sé si agradecerte que hayas recogido el guante (lo bueno siempre se hace esperar) o los piropazos que me has echado y que han conseguido ruborizarme... Mil gracias, Carlos, sabes que te aprecio y te admiro por tu integridad y tu coherencia. Al fin y al cabo, aunque nos separen muchas cosas, hay otras que nos unen, entre ellas la firmeza de saber que algún día los poetas gobernaran las naciones.
Un fuerte abrazo,
Francis.

artorius dijo...

la ultima noche, no podia ser de otra forma.
¿no es en florencia lo de hannibal?

Haykus dijo...

Interesante blog e interesante post, las cosas pequeñas con las que nos hacen recordar lo importante de nuestras vidas, si señor. Momentos instantes del existir, esos que no se repetirán pero nos hacen grandes. seguire revisando por aqui, si no es molestia

carlos dijo...

Perfecto, Shiki. Hoy he vuelto al estadio -dos veces seguidas es inusual en mí- y he vuelto a disfrutar, el Atleti ha ganado con autoridad. El Atleti líder y el Madrid décimotercero. Cerezo tenía que pagarme por ir al campo con más frecuencia.

Pues nada, Pegasa, espero con interés tu lista de "cosas pequeñas" que te hacen feliz. Es terapéutico, sirve para darse cuenta de lo difícil que es elegir y de la cantidad de pequeñas cosas que nos hacen felices.

Francis, como suele decir Dragó, hay gente con la que no tienes identidad de pensamiento pero sí consanguinidad de sentimientos. Ya sabes tú quién decía eso de que "a los pueblos nos los han movido nunca más que los poetas" y también nosotros decimos "ellos tienen el poder; nosotros, la poesía".

Jajajaja, cierto, Artorius, no me acordaba, pero lo de Hannibal fue en Florencia, sí.

Gracias, Haykus. No sé cómo llegaste, pero bienvenido. Te visitaré también...

TortugaBoba dijo...

A mí me encantará hablar un poco más de mi vida hecha de pequeñas cosas, sobre todo si me lo pide usía ;-)

carlos dijo...

Te lo pido, te lo pido... Anda, que lo estás deseando, jajajaja. Lo difícil es limitarse sólo a seis. Y eso en sí mismo es terapéutico para cualquiera, darse cuenta de la cantidad de pequeñas cosas que nos pueden hacer felices...

sil dijo...

Bueno Carlitos, gustosa haré los deberes que me propones, aunque elegir seis pequeñas cosas, me va a costar un huevo...Bs

Carlos dijo...

Cuando quieras, si te apetece.
¿Te va a costar elegir seis cosas o sólo seis cosas? Porque varía mucho... Espero que te cueste tener que elegir sólo seis, porque sean muchas más las que te hagan feliz.

TortugaBoba dijo...

Bien sabe dios (con minúscula) que me cuesta horrores hablar de mi vida privada -léase tipo Escarlata O´Hara-.
:-)

Carlos dijo...

Era bromita, Tortuga. Sí que da un poco pudor desnudarse, pero bueno, nuestros striptease son parciales, siempre controlamos la información que queremos dar aquí y la que no. Y en mi caso es a cara descubierta, pero en el tuyo, total, por Tortugaboba no van a conocer a nadie... Un beso.

TortugaBoba dijo...

Y dale con lo de que no se me ve la cara. ¡Mira a Alfa! ¡Soy como ella!!! Igualita.
Besoooooooooo :P

Sil dijo...

Claro, claro, solo seis de entre tantas y tantas que me hacen feliz y que te hayas acordado de mi para esto es una de ellas.Bs

Mª Gemma dijo...

Como sabes aun estoy de vacaciones... si, este año me estoy pasando... las necesitaba...

Recojo el meme, que no será fácil... pero tampoco difícil.

Un abrazo

PEGASA dijo...

Carlos, yo creo que nuestra tortuguita la duda que tiene es que no sabe como empezar jaja. Ya veo que Haykus te ha visitado, es un pedazo de pan, en la forma de pensar que tiene y por su forma de expresarse. Que bonitas fotos de tus vacaciones.

Carlos dijo...

Disfruta de las vacaciones, M. Gemma, y así seguro que atesoras más pequeñas cosas felices. Lo del meme, cuando quieras y si te apetece.

No creas, Pegasa, Tortugaboba hizo sus deberes enseguida, aunque le costó reducir a seis las cosas...
O sea que Haykus ¿viene desde tu blog o qué? Me alegro. Qué trasiego tenemos entre todas las bitácoras. Vamos a tener que hacer un encuentro bloguero en algún sitio, una quedada presencial en cuanto la Tortuguita se vea en condiciones. Sólo hay que lanzar la idea y enseguida tendremos a Finisterre proponiendo unas cañas.

Fernando Solera dijo...

Hola, Carlos:

Como yo tampoco soy amigo de los memes y los lectores de mi blog no son muy partidarios, te dejo aquí mismo, si no te importa, las seis cosas que me hacen feliz.

- Mirar el mar, pues me pasaría horas enteras contemplándolo, sobre todo el Mediterráneo.

- Escuchar música mientras conduzco.

- Ver al Madrid ganar la Copa de Europa (espero que tu Atleti pueda hacer pronto lo mismo)

- EL TIEMBLO

- Un viaje a Lanzarote que por motivos sentimentales fue muy especial.

- Escribir un blog y tener lectores como tú.

Un fuerte abrazo, Carlos.

Carlos dijo...

Perfecto, Fernando, buena selección de pequeñas cosas felices. Gracias también por el piropillo, el placer es leer blogs como el tuyo.