Alicia de Larrocha

En casi todo el mundo, hablar de piano hace que, inevitablemente, se cite su nombre. Ha muerto Alicia de Larrocha. Aquí, se prestará mucho menos atención a la desaparición de esta española universal que, por ejemplo, a los cotilleos de un montón de personajillos intrascendentes a los que, como cada semana, dedicarán horas enteras los programas televisivos. Pero a quienes gustamos de disfrutar con la belleza, nos queda su magia, el recuerdo de una mente, una sensibilidad y unas manos prodigiosas.

12 comentarios:

fandestéphane dijo...

Gracias por acordarte de Alicia.
Tienes razón, se habla más de la Esteban de los cojones que de una extraordinaria pianista que ensayaba y estudiaba incluso el día de Navidad y estando ya consagrada. Aquí en bcn se le han hecho los honores que le correspondian en el Palau de la Generalitat.
Como barcelonés y con el mismo primer apellido que sus dos hijos
(la hija también llamada Alicia)
he sentido profundamente su desaparición.
Pequeña pero gran mujer.
Gracias de nuevo

Saludos

Carlos dijo...

Bienvenido. Gracias por aterrizar por aquí y por dejar tu comentario, que suscribo. Un saludo.

Bernardo Rivero dijo...

Sabía de Alicia de Larrocha gracias al lamentablemente programa de RNE1 "Clásicos Populares" del prejubilado Fernando Argenta (¿cómo puede prescindirse de un divulgador de la música clásica tan ameno y tan reconocido?). Con el hijo del gran Ataulfo Argenta (merece la pena consultar la biografía del que fuera nuestro más universal director de orquesta) aprendimos muchos, durante no pocos años, de música clásica y, sobre todo, disfrutamos con ella como nunca lo habíamos hecho.
Como comentó un especialista en la materia, muy injustamente ningún periódico se hizo eco de la triste desaparición de la pianista en su portada. Y, ciertamente, no nos extraña nada, pues en nuestra España los grandes personajes que hacen magníficamente su trabajo (musical, científico, etc.) sin ánimo de protagonismo y "sin hacer ruido", discreta y sabiamente, raramente ocupan un lugar destacado (privilegiado debiera ser) en los medios de comunicación. Esto es sintomático del nivel cultural de nuestro país. Algunos nos avergonzamos de ello.
Saludos.

Carlos dijo...

Totalmente cierto, Bernardo. Es lo que yo pensé. Igual que no se hubiera concebido que no fuera noticia de portada la muerte de intérpretes de música como Yehudi Menuhin, Pau Casals o Ataulfo Argenta, no se entiende que la desaparición de una virtuosa instrumentista como Alicia de Larrocha (Premio Príncipe de Asturias de las Artes, Legión Francesa, Músico del año en Nueva York, Premio Unesco, dos Grammy...) esté relegada a páginas interiores de la prensa de su propio país. Como bien dices, sintomático.

Anónimo dijo...

FERNANDO ALONSO YA ES DE FERRARI
(ULTIMA HORA)

PEGASA dijo...

Siempre nos quedará un poquito de ella en su música.
Un beso Carlitos.

Carlos dijo...

Anónimo, muy apropiada la noticia para este post ;-)

Efectivamente, Pegasa, por fortuna nos quedan muchas grabaciones de su quehacer musical. Besos.

Bernardo Rivero dijo...

Aunque supongo que todos se habrán percatado de la errata inicial de mi comentario anterior, por si acaso lo aclaro: lógicamente quise decir que "sabía de Alicia de Larrocha gracias al lamentablemente DESAPARECIDO programa de RNE1 Clásicos Populares".
Saludos.

Tristeza de amor dijo...

La música se toca con el corazon y se siente con el alma.

El alma nunca muere

Carlos dijo...

Gracias por tu hermosa aportación, Tristeza de Amor.

Sauze dijo...

Gran Talento el de esta mujer que descanse en paz, entre las melodías, allá donde esté.
una delicia el piano, musica de alma.

Carlos dijo...

Toda la razón, Sauze: un gran talento ella y una delicia escuchar sus interpretaciones.