Por si cuela...

No sé si habrán leído ustedes la historia de Patrick Moberg, un neoyorkino que dijo haber conocido a la chica de su vida en el metro y que la buscó a través de su blog, ofreciendo datos de dónde y cuánto se cruzaron sus miradas y de cómo iba ella vestida, todo ello ilustrado por este dibujito hecho por él. Ahora dice que ya la ha encontrado y que se trata de una becaria australiana, Claire Hayton, que ha accedido a mantener por el momento una amistad. Pero también le han escrito otras muchas chicas que decían no ser la del metro, pero que, bueno, no les importaría serlo...

Hay quien dice que es una historia muy romántica.

Hay quien sospecha que el bloguero en cuestión buscaba publicidad para su web –desde luego, la ha conseguido-.

Y hay quienes pensamos que sencillamente el tío lo ha echado cara por si sonaba la flauta. Si se hubiera dirigido a la chica en el metro, tenía muchas posibilidades de que no le hiciera caso y, al publicar que era la mujer de sus sueños y difundirse la historia en todo el mundo, pues al menos la chica ahora le prestará cierta atención.

Así que nada, me apunto al carro. Es que a mí me ha pasado más o menos lo mismo. Qué casualidad, ¿no?

Verán, he conocido hoy mismo en el metro de Madrid, o también podría haber sido otro día y en cualquier otro sitio -tengo mala memoria-, a la chica de mis sueños, lo que son las cosas.

Lo que sí me acuerdo -esto es el dato fundamental- es que era inteligente, simpática, divertida y guapa, todo a la vez.

No sé dibujar, así que les pongo una foto orientativa. Pero, vamos, que si no se parece en nada a la foto pero cumple esos requisitos, también puede que sea ella, porque mi retentiva visual es desastrosa.
Si tú coincides con esta descripción, pues nada, escríbeme y bla, bla, bla.

Qué historia más romántica ésta que acabo contar, ¿verdad?, pero romántica-romántica-romántica, ¿eh?

Está visto que en la vida hay que echarle morro...

27 comentarios:

aitana dijo...

qué lástima, porque a mí tú antes me gustabas (quizá esta frase la hays escuchado alguna vez, jejeje) pero ahora es que ya tengo pareja, no va a poder ser

Anónimo dijo...

Madre mía! Y yo que creía que la primavera era la que alteraba la sangre.... Esta es la prueba de que el cambio climático va en serio y no respeta a nada ni a nadie!!!!

Si me encuentro a ese portento de la naturaleza, le diré que la estás buscando!!!

aticus dijo...

Hello,

Me comentaba un colega que a la tercera va la vencida y que es muy cierto, lo que no sé es si esta tercera cliente fue vencida o lo fue él...

Me explico: que hasta en el trabajo puede surgir... No sólo compañeras, pero ¿con clientes?

Buen finde!, c´est la vie

Carlos García dijo...

Buena historia y pues puedes tener razón, probablemente el tipo solo queria publicidad y lo ha logrado.

En fin...

Saludos!

atticus dijo...

Perdón,

que el nick es con 2 "tes", otro lapsus lingue tras un condumio generoso.

No pongo de nuevo el "no más mentiras" de los Maiden sino el enlace de quien me hizo llegar aquí

Saludos

Mª Gemma dijo...

Pues si le ha echado morro, me he dado una vuelta por su blog….
Gracias por visitarme Carlos, yo aunque no te deje comentarios, me gustan tus artículos y te visito a menudo.
Un saludo

Julio dijo...

Hola Carlos,

genial que puedas seguir con los pasos de Patrik, lo único es que creo que al apuntar has abierto un poco el "arco", no está mal, así al menos aumentarás las posibilidades.

Un saludo desde Vida en red

(¿No me digas que trabajas en el mundo del laboral?, yo también)

ALBERTO LÓPEZ dijo...

Bueno esa foto de Aitana ya va teniendo unos añitos, aunque seguro que aún está de muy buen ver. De todas maneras el intento es bueno. Voy a intentarlo yo con María Teresa Fernández de la Vega a ver si cuela (¿seré masoca?). Gracias por tu comentario sobre Halloween, aunque es el del año pasado.

carlos dijo...

Aitana, no me hagas esto... (Qué amigos tan capullos tengo).

Anónima, que aunque no sea como la foto, vale también, ya lo explico. Sólo es por si cuela. Por pedir...

Carlos, dicen por internet que es posible que fuera una maniobra para publicidad de una firma de diseño y ofrecen datos concretos. No sé si tiene o no fundamento, pero supongo que lo acabaremos sabiendo.

Atticus, claro que sí, surge con compañeras y con clientes. No suele ser muy recomendable ninguna de las dos cosas, la primera la desaconseja el refranero y la segunda yo creo que tampoco es bueno al menos mientras estés llevándolas un asunto, pero...

Julio, ¿tú crees que he abierto el arco? Me parece que he sido muy exigente (inteligente, simpática, divertida, guapa...) y que se cortan las interesadas. Desde luego no he encontrado a "la mujer de mi vida" y eso que no me centraba en una sola como el tal Patrick.

Alberto, la foto de Aitana Sánchez Gijón sí es de hace tiempo, ahora tiene más edad, pero vamos sigue estando muy bien y sigue siendo una mujer que reúne esas condiciones, al parecer tan difíciles.

Anónimo dijo...

me ilusione en un principio, pero despues me di cuenta que no eres peruano, asi que creo que a la que buscas no es ami jeje XD

carlos dijo...

No estés tan segura, Anónima, que yo he estado en Perú, quien sabe si el encuentro con la que busco no fue allí... :-)

http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2007/08/per-en-el-corazn.html

http://carlosjaviergalan.blogspot.com/2007/08/la-formacin-rocosa-conocida-como-la.html

Me encantó tu país, por cierto. Hice un buen recorrido, durante veintitrés días y es el viaje más variado que he hecho nunca: ontaña, costa, desierto, selva, ciudades interesantísimas, gente inolvidable...

Hulius dijo...

Jejeje, es un buen intento. Por lo menos has elegido un modelo de chica "apetecible" no como el pobre Alberto López (jo... ya le vale).

Además, puedes aprovechar para promocinar algún negocio familiar o algo...

Fernando Solera dijo...

Yo me he cruzado con una que se parecía mucho a Leonor Waitling, aunque tampoco me importaría que fuera ella. (Si lee esto mi mujer, me mata).

La verdad es que no conocía la historia que nos acabas de contar, Carlos, pero lo único que se me ocurre, aparte de sumarme también a esa iniciativa, es pensar lo de "Hay gente pá tó".

Gladis dijo...

A ver Carlos, que parece que soy como tu nota discordante en tu nota discordante: tu intento sería bueno siempre y cuando no existiera el antecedente del dibujito y de la historia que se ha montado el chico éste.
Que esté bien, que sea un montaje para conseguir publicidad de su blog, que sea cierto, que sea cuestión más o menos romántica, que nos dé envidia, que nos parezca una gilipollez... eso en el fondo da igual. Habrá opiniones para todos los gustos.
La cuestión fundamental es que tú ya no eres original. Ya estás buscando a tu chica ideal (por cierto, las cualidades que pides en ella no me parecen nada improbables ni imposibles. Ni mucho menos. Por dios.) de la misma forma que lo ha hecho otro. A las chicas inteligentes, simpáticas, divertidas y guapas, nos gustan -por ende- los hombres originales. Que nos busquen a través de un blog y valiéndose de un dibujito enternecedor -por lo infantil-, que sea en el Metro o en el Ahorramás, que sea cierto o no. Pero que sean originales.
Lo del "estás casada o divorciada" y "cuáles son tus aficiones" (modernas preguntas sustitutivas de aquel añorado "¿estudias o trabajas?)nos produce cierta clase de hartazgo y descojone juntos, y luego encima seguirán diciendo por ahí que somos unas bordes, unas creídas y etcétera. Es que se lo buscan.
Por tanto, yo creo que el éxito de la búsqueda de la mujer perdida, reside ahí: en lo original que se pueda llegar a ser. Creo que vale cualquier cosa siempre que impere el respeto por encima de todo y las ganas de disfrutar. La ternura siempre conmueve a las hembras, por si os sirve de dato. La espontaneidad también.
Yo quiero que me busquen, a ver si alguno de esos hombres originales me encuentra de una puta vez...
Por cierto: Aitana no te pega nada.
Sigue buscando.

Finisterre dijo...

No quiero ser malo pero estuve a centímetros de las soñadas por el autor de este blog y por fernando solera hace un par de semanas.

Por motivos de trabajo, estuve coordinando parte de la inauguración de la Seminci y una de las invitadas era Aitana Sánchez Gijón por su participación en Oviedo Express. Efectivamente, Galán, está un poco más mayor pero sigue espectacular.

En cuanto a Leonor era la sorpresa de la noche ya que se había contratado la actuación de su grupo musical, Marlango, como postre en la fiesta posterior al acto del teatro Calderón. Decían que estaba muy delgada...espectacular, así es como está y simpatiquísima. La lástima para ti, fernando solera, es que cayó en mis brazos y, desde ese instante, no se ha despegado de mí ni un segundo (ni Jorge Drexler, ni leches). Por eso ando medio desaparecido, Carlos, no por otra cosa.

Digo yo que, mientras sigues esperando a Aitana, podríamos tomarnos un día de éstos unas cañas ¿no?

Un abrazo.

Gladis dijo...

Yo me quiero ir de cañas con Finisterre

atticus dijo...

Muy buenas,

Algo trivial, mi mujer tiene el pelo corto, mi mujer ideal digo, tal vez sea una gilipollez, pero una mujer hermosa cuando se corta el pelo y es tan preciosa... transmite tanto de su interior... mucho, y nosotros somos tan cobardes cuando no debiéramos serlo... tanto

s.t.q. pereciosa

Esto me lo comentó un colega

carlos dijo...

Como de la noche al día, Hulius.

Tampoco está nada mal Leonor, reúne los requisitos. Cuando estuve en Sepúlveda, me dijeron que tienen allí una casa familiar donde veranea y la gente del pueblo la conocía.

Estoy de acuerdo contigo, Gladis. Lo de decir "qué morro lo ha echado el tío" en el fondo es una forma de envidia insana por mi parte, es algo así como "por qué no se me habrá ocurrido a mí". O sea, es una crítica en plan coña, pero en el fondo -salvo que sea una artimaña publicitaria comercial- a mí me parece bien que cada uno se las ingenie como quiera y si le sale bien, pues perfecto. Reconocí de antemano que era pura envidia en algunos comentarios en otros blogs. Por eso pongo "por si cuela..".
Con lo de que no me pega Aitana, se me cae un mito, muchacha. Desde que Aitana no tendría más allá de 18 años y aún no era muy famosa que digamos, ya me parecía una tía interesante, que reunía esos requisitos: inteligente, medianamente simpática y guapa. No sé yo si abundan tanto juntos, porque guapas aburridas, guapas tontas o guapas bordes hay hasta cansar. Y si voy tomando otras combinaciones posibles, ni te cuento. A mí me encantaba ser detallista, sorprendente y hacer alguna locura por alguien... aunque hace tiempo que no lo ejercito. Pero no he tenido mucha suerte en esos casos. De las tías con las que más me he volcado en ello, por las que más locuras hubiera hecho, casi siempre he acabado siendo... amigo. Y muchas de mis relaciones mejores han sido con chicas por las que, a priori, no había perdido la cabeza ni tampoco había hecho un esfuerzo especial.

Finisterre, ¿no te da vergúenza venir aquí sólo a dar envidia? Lo mío es más grave, que como sabes me llevo muy bien con Enrique Carbonell (el hermano de Pablo Carbonell y primo de Aitana) y nunca me la ha presentado, como sería su obligación.

Lo de las cañas de Finisterre, es ya un clásico en este blog, Gladis, tratemos lo que tratemos, pero luego no se concreta en nada. Ahora él es el que está más liado. Si quiere, que fije fecha y hacemos una quedada. Si lo de "quiero irme de cañas con Finisterre" es tú solo con él, pues nada, vosotros mismos, no nos metemos... Si es en general, avisamos a Campanilla y hacemos una visitita a Lavapiés. Una mezcla heterogénea que puede estar muy bien, seguro que nos echamos unas buenas risas.

Atticus, ahora sé otro motivo por el que te gusta Mara Torres. Pues yo, fíjate, tengo la teoría de que eso de cortarse el pelo las chicas que lo llevaban largo debe afectar a alguna neurona, porque tengo una larga experiencia de varias chicas que siempre llevaban el pelo largo y que se volvieron gilipollas a partir de cortárselo. (Gladis, a Campanilla la previne, no sé cómo saldrá la cosa).

atticus dijo...

Aupa,

A fe mía que pensaba en una nueva procuradora que repentinamente ha modificado su apariencia capilar...
Sí confieso profesar profunda admiración de índole muy variada por Mara. Como cualquiera que haya conocido su rico hacer profesional.
Lo que no comparto es tu larga experiencia en el análisis sobre la gilipollez humana. Habrá sido cuestión de mera fortuna en mi caso, lo más probable. Pero cuando me refería a ese cambio más o menos radical en lo físico de un día para otro lo hacía pensando en lo que lleva aparejado de establecer un antes y un después con ello. En mi corta experiencia, las mujeres que he conocido en que se ha producido ese cambio han irradiado más aspectos de su interior que antes de ocurrir, una belleza aún más intensa y profunda.
No deja de ser una mera apreciación y percepción estrictamente personal.

Saludos y buen finde!!!

Gladis dijo...

Pues venga, que fije fecha y nos vamos todos a Lavapiés.
Lo de Campanilla es caso aparte, que trataremos con las cañas delante, si es que se tercia.
Tampoco dije que abundemos las chicas guapas, simpáticas e inteligentes y divertidas (no sé si el orden que tú pusiste era aleatorio o tenía su cosa...). Dije que no es imposible ni improbable que se den todas juntas en una mujer. Abrí una puerta a la esperanza, que no es poco.
Yo también pensaba cortarme el pelo, pero teniendo en cuenta que se corre el riesgo de volverse gilipollas –según tus experiencias- y con el frío que hace... mejor me espero a verano y lo vamos viendo.
[Campanillaaaaaaaaaaaaaaa, dónde andas. Dame una señal, aunque sea de humo]
Besos a todos.

CAROLINA dijo...

¿Cuántos de los requisitos exigidos cumples tú, Carlos?

Es por si te voy "vendiendo" a alguna de mis amigas... :-p

marpi dijo...

Haber carlitos, jajaja, yo tambien creo en el amor a primera vista, y es mas me enamore de un tipo que hasta la fecha no volvi a ver.
describe a la verdader chica en la que piensas, y no mientas ehh q no es bueno...!
Por que soy encantadora y muy inteligente y todo lo que tu crees que es lachica a la que conocistes-
jajaja, seria loco que si fuera yo!
biennn JAJAJAJA.
nos vemos.

marpi dijo...

soy la anonima a la que escribistes...:P

Campanilla dijo...

Eyyyyyyyyyyy y también creo en el amor a primera vista, de hecho, es en el único amor en el que creo. En esto del amor creo que lo más importante es la conquista y la ruptura, todo lo demás es simple relleno. (esta frase creo que la dijo alguien antes, me suena….)
Sin ir más lejos, el fin de semana pasado conocí a un tipo en Salamanca y me enamoré de sus ojos. Me hubiera gustado besarle ….. (y poco más), lo suficiente para saciar mi curiosidad.
Me quede con la curiosidad, pero las risas que me pase con mi amiga toda la noche no tienen precio.
Aún así, todavía hoy cuando dejo volar mi imaginación veo sus ojos y me pregunto cómo serían sus besos…...

Carlos dijo...

Carol, yo no cumplo ninguno de los requisitos, ya lo sabes tú, no soy ni inteligente, ni guapo, ni encantador, ni nada, pero como el post es "por si cuela", pues por pedir yo no me he querido quedar corto... Tú deja a tus amigas que pongan ellas sus propias requisitos, a lo mejor son menos exigentes... Además, si los guapos salieran con guapas, los simpáticos con simpáticas y así todo sería una cosa sosísima, a veces los complementarios funcionan muy bien.

Marpi, qué bien que te pongas nombre y salgas del anonimato total. Vamos, que si coincides con esa descripción yo me cojo ahora mismo el Alsa a Asturias o donde haga falta...

Campanilla, está visto que tu crueldad no tiene límites :-). No sólo me envías el genial monólogo de "te quiero como amigo" (que ya lo conocía, de hecho era mi monólogo de cabecera) sino que encima me cuentas esto... Pero cuidao que eres malvada. Qué coñazo no poder tener el atractivo de lo novedoso y de lo desconocido, que me tengas tan visto y no despierte esa curiosidad... Pero bueno, aparte de esto también tengo que decir que contigo tengo algo difícil de conseguir y que me mola mucho: complicidad.

marpi dijo...

soy asi de igualita, solo que con color de cabello castaño, un poquiiito mas blanca, y un poquiiito mas subidita de peso que la de la foto, jajaja.

Carlos dijo...

Jajajaja, quién sabe, Marpi, tal vez eras tú... Ya sabes dónde estoy.