Y tú, ¿dónde estabas?

Hoy es el aniversario. Ya sé que es un topicazo decir esto, pero el 11 de septiembre de 2001 es uno de esos días que todo el mundo que lo vivió recordará dónde se encontraba, dónde le pilló la noticia, qué estaba haciendo...

Yo estaba comiendo en Madrid con un amigo y colaborador y con un cliente común. En el restaurante tenían puestas las Noticias de Antena 3 pero sin sonido –o con sonido muy bajito-. Mirando de reojo, vimos una de las torres gemelas de Nueva York ardiendo y el texto sobreimpreso decía que un avión se había estrellado, en lo que suponíamos un accidente.


Poco después, vimos cómo un avión se estrellaba y, aunque inicialmente pensábamos que alguien había captado la imagen y sería su repetición, el rótulo "En Directo" nos alertó de que no era un avión sino otro avión, y nos hizo levantarnos de los asientos y pedir al encargado que subiera el volumen. Todo el establecimiento siguió a partir de ese momento con inquietud los comentarios de Matías Prats. Luego dijeron lo del Pentágono –qué episodio más oscuro, por cierto- y eso fue lo que más sensación me dio de que estábamos ante algo muy trascendente. Entonces envié algunos SMS a personas cercanas.

Desde entonces, muchas son las cosas que han pasado: el terrorismo como excusa para la invasión de Afganistán, las supuestas armas de destrucción masiva como excusa para la invasión de Irak, la dialéctica seguridad/libertad como excusa para recortar derechos e implantar o reforzar islas de alegalidad como Guantánamo... Por otro lado, al 11-S norteamericano le sucedieron atentados de radicales islamistas en varias ciudades y varios intentos frustrados. Y la masacre del 11-M en Madrid...

Tanto tiempo después, hay muchos aspectos que siguen sin estar claros. No soy especialmente aficionado a teorías conspiratorias, pero sí creo que es bueno cuestionarse las cosas, porque la experiencia me ha enseñado a desconfiar de las versiones oficiales. Datos como los recogidos en el documental de Michael Moore, en libros como los de Thierry Meyssan o ahora el muy reciente de Pilar Urbano -que aún no he leído, sólo conozco las referencias de prensa-, serán discutibles, pero dan que pensar y, sobre todo, no han sido suficientemente desmentidos o aclarados, creo yo.

(En Manhattan en 2004, ya sin torres gemelas)

No sé cómo debe afrontarse una crisis como la que se originó ese día. Pero una cosa tengo clara: el mundo ahora no es más seguro, ni más libre, ni más justo que hace seis años.

Y tú, ¿dónde estabas? ¿qué recuerdas de aquel 11-S?

13 comentarios:

Julio (Un Colega) dijo...

Si, yo te contara donde estaba aquel día metido. Sería, uno de esos cuentos que nadie se puede creer.
¿Por qué, te piensas si no que soy "el cubanito cuentacuentos, mi harmano= Pues, porque tengo cuentos para dar y reparir.
En privado y bajo tu solemnene promesa de "a chitún cayán", te daré alguna pincelada. Palabrita.
Y, bueno, como soy "un cuentacuentos y he observado una especial inclinación por las damas hacias tí; sólo una me ha despertado la curiosidad y éste "viejo rockero" como es bastante tímido, te la pasa a tí:
¿Eso, de "Labana" de María Tores tiene aguna relación con Cuba?
Ahorita mismo, redirecciono mi blog de blogger al mío principal. Éste, lo he venido manteniendo por sentimentalismos o como dirían los genuinos cubanos: "por mariconerías mías" (je, je, je...)
Te calló, la cacorma ariba. Haber comntado en el blog del "cubanito" te ha granjeao un incndicional.
También, me has recirdado que he de dedica una breve entada, a tu estilo, a la memoria de aquel tan fatídico día para la humanidad.
Sigue adelante. Neceitamos blogueros escritores qe se muevan en el ensayo y no telegrafistas de noticias. para eso ya están, Reuters, CNN y otro montón...
Saludos a todos.

Labana dijo...

Pues yo estaba en casa viendo las noticias también de Antena 3... y me parecía estar viendo una película que por desgracia de película tenía poco ya que realmente aquello estaba ocurriendo.

Por desgracia son muchos los 11 S que se suceden en diverss partes del mundo y coincido contigo en eso que dices de que lamentablemente "el mundo ahora no es más seguro, ni más libre, ni más justo que hace seis años"...

Saludos

Labana dijo...

Y comentando comentando se me olvidó comentar lo de mi nick: "Labana". Se debe a que soy una apasionada de Cuba, sobre todo de su gente. Es un pueblo al que le tengo muchísimo cariño y al que le deseo lo mejor...

Saludos

marisol dijo...

Yo estaba comiendo en un restaurante cerca del trabajo con "la niña". De repente pusieron la televisión y vimos como explotaba el avión dentro de la torre..........................en un principio creí que era una simulación hasta que el señor de la mesa de al lado se levantó corriendo gritando "mi mujer está allí ahora", cuando entró de nuevo en el restaurante nos explicó que, afortunadamente ella había salido una hora antes de las torres y estaba en el aeropuerto.

Lo recuerdo como una pesadilla..............llamé a mi novio enseguida y me dijo "eso es un atentado de Al Qaeda, Bin Laden está detrás de todo esto".......creo que era la primera vez que oía ese nombre (o al menos eso pensé). La pesadilla se hizo mucho mayor cuando al poco tiempo visité Nueva York y su zona Cero..............¡desolador!, sentía la impotencia de los neoyorquinos caminando por el puente de Brooklyn escapando de la masacre y lo desamparada que se quedaba la imagen de Manhattan desde el otro lado del Hudson sin sus dos torres................y todo lo que ello significaba.

Marisol

Carlos dijo...

Uff, tu novio, qué enterado estaba... Como se nota eso de leer tantos periódicos los domingos :-).
Fue terrible. Cuando luego pasas por Nueva York y a la tragedia la sitúas físicamente, palpas el ambiente, le pones rostros parecidos..., te das cuenta de su alcance. Además, a mí me dio la impresión de que era una ciudad -incluso un país- donde la gente tuvo por vez primera en mucho tiempo una sensación de vulnerabilidad, que por suerte antes no habían tenido que experimentar.

Blanca dijo...

Pues yo debo ser la única persona en el mundo que no estaba viendo la tele en ese momento, estaba trasteando en el ordenador y me llamó mi hermana por teléfono y antes de decirme hola me dijo "Pon la tele" yo le pregunté: ¿que canal? y me contestó "cualquiera" ¿ein?
Me fui para la tele con más curiosidad que otra cosa, y cuando vi lo que vi no se ni siquiera si reaccioné, parecía todo tan irreal, tan "de película"...
Creo que tardé bastante tiempo en darme cuenta de lo que pasó ese día, pero como buena nota discordante que también soy, por más que me esfuerzo en sentir asco, o rabia o pena o yo que se, lo primero que me viene a la cabeza al recordar aquel día es "joder que patada en los mismos al orgullo americano".
Ya, ya se que no es muy humanitario, y me da mucha lástima la gente que murió aquel día, pero me importa un carajo que fueran americanos o chinos, para mi el terrorismo no es más cruel porque se lleve por delante un "símbolo" del poderío yanki, me causa la misma sensación de impotencia oir que han matado al tendero de la esquina por motivos políticos.
Además, y con el negro humor que me caracteriza, el tendero no sacaría tajada de su muerte, pero ya estamos viendo, como dices tu, lo bien que les va ha venido a los americanos esa barbaridad como excusa para ponerse al mismo nivel de crueldad, por no hablar de las películas que sacarán sobre el tema.
Total, si lo hicieron con Viendam (que mira que nos lo han metido por las orejas, y eso que perdieron) ¿por qué no lo van a hacer con esto?.
El terrorismo es una mierda, pero no lo es más si lo sufre "el pais más ¿intocable? del mundo.
Un beso, se feliz.

Gladis dijo...

Yo en Sotres, el pueblo más alto de Asturias, dando cuenta de la fabada más estupenda que he comido en mi vida. Habíamos hecho por la mañana una ruta no recuerdo bien si por Poncebos o Pandébanos... con la intención de acercarnos un poco a la falda del Naranjo de Bulnes. Los recuerdos se diluyen en el tiempo, es inevitable. Solo sé que el camarero subió y nos dijo: -se ha estampado con la torre.
Asturiano escueto.
A ver, señores: la fabada era espectacular. Nos preguntamos de coña si la altura afectaría las funciones cognitivas de los paisanos.
Cuando volvió a subir y nos dijo que la segunda torre también había sido estampada... pensamos que quizá pasaba algo realmente importante.
Cuando llegué abajo me dio tiempo a ver cómo caían.
Flipada. Me quedé estrictamente flipada. Subí y lo conté, pero todavía recuerdo que los comensales de una mesa contigua a la nuestra no se enteraron de nada. Tiempo tendrían.
Creo que en algún momento, posteriormente, sentí un miedo indefinido. Era miedo, pero quedaba lejos. El 11 de marzo de 24 lo sentí tristemente cerca.
Ni patada al orgullo americano ni leches. Terrorismo puro y duro. Indefendible.

marisol dijo...

He tenido que leer varias veces el comentario e Blanca para ver que no estaba soñando................sigo flipada desde entonces.....................

SILVIA dijo...

Estaba en casa lista para comer, no me gusta escuchar las noticias mientras como, en realidad no me gusta escuchar las noticias casi nunca, pero ese día por complacer a mi marido accedí y las pusimos. Al ver chocar el avión contra una de las torres pensé que había sido un accidente, sin prestar demasiada atención me fui a trabajar, cuando llegué al curro mis compañeros estaban comentando lo sucedido y me enteré del drama. ¡Qué horror! Yo escuchaba los comentarios de unos y de otros, pero yo no podía pronunciar ni una sola palabra. Seis años después y tras otro atentado tan cruel, tan tremendo, como el del 11-M sigo sin tener palabras.Besitos. Sil

Blanca dijo...

Marisol, cielo, no se por qué estás tan "flipada" con mi comentario, que es lo que te ha hecho pensar que "estabas soñando" que dijera que el terrorismo es una mierda? o que no me parezca más cruel que maten a personas americanas dentro de dos colosos de hormigón y les jodan el paisaje que que maten a españoles currelas dentro de un tren cascasdo?
No puedo sentir más pena porque Nueva York se haya quedado sin sus bonitas torres, lo único importante es la violencia que representa, no la cantidad de cristales rotos ni el espectáculo de los aviones estrellándose.
¿O es que si hubieran puesto una bomba en una meseta solitaria sin destrozar ningún "monumento" y hubieran muerto 3000 campesinos con sus ovejas sería menos cruel?.
El matar por matar no entiende de nacionalidades, ni estatus ni paisajismo, es la misma mierda, y sigo diciendo, por mucho que tu "alucines" que me da igual que hayan matado americanos que polacos, que hayan destrozado las torres gemelas que el patio de mi casa, todo es lo mismo, una mala noticia, no por más espectacular es más cruel.
Un besito Marisol,se feliz.

Mariajo dijo...

yo me acuerdo perfectamente ese día, vi la primera torre ardiendo en el telediario de Tve. Y cuando 10 minutos después el siguiente avión chocó con la segunda torre fue de lo más impresionante que se ha visto nunca en directo, y no era pelicula de ficción. Me acuerdo de la cara de estupefacción de los presentadores del telediario.
Me fui a trabajar por la tarde y en mi edificio seguimos las noticias del derrumbe de las torres gemelas con agobio y preocupación. Nadie sabia quién era ese "Bin Laden".
Fue muy impactante, ya que los americanos no se esperaban ningún atentado en su propio territorio, creo que se quedaron muy tocados.
Ya han pasado 6 años desde entonces, creo que los actos terroristas se han intensificado en todo el mundo, sólo que ahora los "malos" son musulmanes y no los rusos como hace unas décadas con la guerra fría entre EEUU y la URSS.
Saludos, Carlos, soy Mariajo

leticia dijo...

Coincido contigo, Carlos, el mundo no es ni más seguro ni más justo, se ha vuelto, si cabe, más insensible: el martes , al abrir la agenda a primera hora, recordé que era ¡ya! el sexto aniversario del atentado. Preferí no decir nada, tenía curiosidad por saber si algún compañero del banco lo mencionaría a lo largo del día... Pero no. Quizás todos pensamos lo mismo y quisimos poner a prubea la fecha...

El 11-S yo acababa de entrar en Uría. Me enteré de la noticia en un taxi, camino de un restaurante donde íbamos a celebrar el cumpleaños de mi padre. POr la tarde tuvimos un cursillo sobre la intranet del despacho, al que -por supuesto- ninguno prestamos la más mínima atención: estuvimos toda la tarde enganchados a internet.

Ya por entonces vivía sin televisión. EL atentado fue un día entre semana, no recuerdo bien, quizás un miércoles. No vi las imágenes televiadas hasta que no fui a casa de mis padres el fin de semana siguiente... Ver el vídeo por primera vez, días después de la tragedia, fue una sensación extrañisima, como un jet lag, como si hubiera vivido fuera del tiempo todos esos días...

Un beso,
leticia

Bemsims dijo...

Hola antes de nada felicidades por el blog, os conoci atraves de proyectomatriz y he creado un foro http://libertad.activoforo.com/ y un blog relaccionado ya que tenia varios http://conspiracionesyquejas.blogspot.com , si quieres o quereis pasaros por el foro pues ya sabeis el unico fin es difundir información.